Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Enero  
29
  Domingo  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

TenisDjokovic desmonta a Federer
Redacción (NJ) (Jul 13, 2015) Tenis
Wimbledon se acostumbra al nuevo héroe, coronado Novak Djokovic en una final que adivina un cambio de orden. Hay un favoritismo evidente en Londres, entregada la gente del All England Tennis Club a Roger Federer por todo lo que ha hecho, pero la tarde del domingo sirve para encumbrar al serbio, campeón por tercera vez en este pasto en una película de idas y venidas. Con un 7-6 (1), 6-7 (10), 6-4 y 6-3, demuestra que en el tenis actual hay un número uno y está muy por encima del resto. Djokovic, incluso para Federer, vive en otro nivel.

La previa invita a pensar en una sobremesa histórica porque se desafían dos tenistas enormes. El mejor del ahora contra la leyenda, capítulo 40 de esta rivalidad magnífica que ahora está igualada con 20 victorias por barba. La de Wimbledon es especial y Djokovic repite el triunfo de 2014, idéntico escenario e idéntico oponente. Grita hasta el cielo y suma su noveno grande, que consuela, en cierto modo, el chasco de Roland Garros.

Gana el balcánico en una batalla con muchas alternativas y altibajos. Cae alguna gota antes del inicio e incluso la organización se plantea cubrir la central, una circunstancia que finalmente se descarta y que hubiera beneficiado, presumiblemente, a Federer. La gente amanece con cierta pereza y el espectáculo de verdad empieza en la segunda manga, con un tie break memorable y para recordar.

Antes, Djokovic se había impuesto en la primera después de revertir una situación incómoda. Federer, que empieza mejor y busca puntos rápidos, se pone 4-2 y saque, pero pierde al instante la renta sin que el balcánico hiciera nada del otro mundo. Es un competidor insaciable que atormenta al genio helvético, difuminado en el tie break del primer parcial tras desperdiciar antes un par de bolas de set.

A partir de ahí, sube el nivel y por fin despierta la catedral, que se entrega en cuerpo y alma a su héroe. Federer es un tenista que emociona y da gusto verle, un luchador único camino de los 34. Pelea como si le fuera le vida en ello y acepta que sus opciones pasan únicamente por igual el partido. Tiene una misión.

Y lo hace, lo consigue en un tie break sublime para ver una y otra vez. Llega a ir 6-3 abajo e incluso salva en total siete pelotas de set, pero confirma que tiene aún muchísima clase y orgullo en el raquetero. Se enciende y martiriza a Djokovic, al que se le nubla la vista cuando le toca rematar. Ahora sí, la final es como se esperaba.

Con todo, se añade más picante con la lluvia, que cobra protagonismo en el tercer parcial y obliga a suspender el choque con 3-2 y servicio para Djokovic. Federer suplica porque se cubra la central, pero el cielo concede un respiro y cuando se reanuda el encuentro se sigue jugando al aire libre sin que nada altere el guión. Djokovic ya ha puesto su mirada en el trofeo.

Gana el tercer set y rompe en el quinto juego del cuarto de manera definitiva. Se descarta una remontada porque el número uno está disparado, un tenista con patines que llega a cualquier bola en la posición más inverosímil. Además, es uno de esos días en los que su mirada le delata, centrado en lo que toca y encantado con el escenario. Wimbledon es suyo.

Triunfa por tercera vez en el All England Tennis Club con unas estadísticas casi inmaculadas. Levanta todas las bolas y fuerza los errores de un Federer que se queda sin chispa, triste desenlace para alguien que buscaba la exclusividad. El aplauso, sin embargo, ensalza a un tenista irrepetible que lo seguirá intentando en su jardín, conquistado siete veces antes. Desde la distancia, intuye una amenaza: Djokovic va camino de ser legendario.

  
BUSCAR EN NJ: