Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Enero  
29
  Domingo  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

MotorMercedes arruina la carrera de Hamilton
Redacción (NJ) (May 25, 2015) Motor
Pocas veces se ha visto en la Fórmula 1 una victoria tan sorprendente y fuera de guión como la de Nico Rosberg en Mónaco. El alemán se llevó de chiripa un gran premio que llevaba grabado el nombre de Hamilton desde el inicio, y que sufrió un cambio dramático a quince vueltas del final. Hasta entonces, el inglés había dominado a placer, disfrutando de las vistas que ofrece Mónaco o, en el peor de los casos, haciendo serios esfuerzos por no dormirse al volante. Contaba con una ventaja sideral sobre Rosberg y Vettel hasta que ocurrió algo inaudito. Verstappen, en plena persecución de Grosjean, estrelló su Toro Rosso contra las protecciones y obligó a salir al Safety Car.

Alguien en el muro de Mercedes decidió que era buena idea meter a Hamilton a realizar una segunda parada y montar ruedas nuevas. En teoría, había margen suficiente para que el líder no perdiera su ventaja. O eso, o contaban con que Rosberg y Vettel hicieran lo mismo. No fue así. Sus perseguidores continuaron en la pista y en un instante Hamilton se encontró tercero, con sus ruedas relucientes, pero sin apenas margen para adelantar a nadie.

Y así fue. Rosberg aprovechó el inmenso regalo para sumar su tercera victoria consecutiva en Mónaco, secundado por Vettel. Hamilton, sin dar crédito aún a lo ocurrido, se bajó del coche mudo, con cara de poquísimos amigos y cansado de pedir explicaciones por la radio sin que nadie supiera que decirle.

A pesar del daño, Hamilton se mantiene líder del campeonato, aunque su ventaja respecto a Rosberg, que lleva dos triunfos en línea, se ha reducido a diez puntos.

La carrera tampoco fue buena para Fernando Alonso, que comienza a acostumbrarse a vivir con la desgracia en McLaren. Este domingo el asturiano ponía fin de la peor manera a un Gran Premio de Mónaco para olvidar. Una nueva avería le obligó a abandonar la carrera cuando rodaba noveno y con serias opciones de sumar sus primeros puntos en el campeonato. Si en la clasificación un problema eléctrico apagaba todos los sistemas y deslizaba el monoplaza del asturiano hasta la escapatoria de Santa Devota, durante la carrera fue el propio piloto el que eligió ese punto para detener el coche al detectar un fallo en la caja de cambios.

Hasta ese momento, vuelta 44, la carrera del asturiano había resultado casi inmaculada. Su ritmo le había permitido ascender desde la decimotercera plaza de la parrilla hasta la novena, minimizando incluso los daños por una «estúpida» sanción de cinco segundos de penalización impuesta por los comisarios al tocarse con el Force India de Nico Hulkenberg en el barullo de la primera vuelta.

Su próximo objetivo, una vez realizada la única parada prevista, se situaba en alcanzar a Button y disputar con su compañero la octava plaza, el inglés con ruedas duras y el español con el neumático superblando y una teórica ventaja. La fiabilidad evitó una bonita pelea. Button, finalmente, logró ese octavo puesto que ofrece un ligero bálsamo a la complicada situación de McLaren. Son los primeros cuatro puntos del año, aunque conseguidos en un circuito de mucha carga y donde el motor importa poco. La próxima carrera, en Canadá, devolverá una imagen más real de la situación actual del equipo inglés.

Quien también sumó fue Carlos Sainz en una remontada de mérito hasta la décima plaza después de salir desde la calle de garajes. El madrileño, solvente en su pilotaje, aprovechó cada resquicio y cada circunstancia que le dejó la carrera para ir ganando posiciones. El accidente de Grosjean y Verstappen, al que incluso tuvo que dejar la posición a pocas vueltas del final, le permitió alcanzar un puntito que le hace ganar crédito ante su compañero de equipo y, sobre todo, ante los jefes de Red Bull.

Roberto Merhi también acabó, por primera vez por delante de Stevens y con una ventaja de más de un minuto.

  
BUSCAR EN NJ: