Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Febrero  
6
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

MotorFernando Alonso y el síndrome del segundo impacto
Redacción (NJ) (Mar 04, 2015) Motor
Según hemos sabido por la prensa, parece que Fernando Alonso ha sufrido una conmoción cerebral. Se trata de una pérdida de conciencia sin daño estructural y debida a un traumatismo cerebral no penetrante. La conmoción suele producir un estado transitorio de enlentecimiento y de pérdida de memoria, y, según sean la duración de esta pérdida de memoria y de la pérdida de conciencia, se clasifican en grados (1, 2, 3, de menor a mayor gravedad). En general se engloban dentro de los traumatismos craneoencefálicos leves y no producen secuelas en la mayoría de los casos.

Han sido muy estudiadas por su frecuencia en los deportes de contacto, especialmente en el fútbol americano, y existen guías que indican cuándo un atleta puede regresar a su actividad. En estas guías la recomendación para una conmoción grado 2 sería poder volver a jugar al cabo de una semana siempre que los síntomas hayan desaparecido y el TAC sea normal; en el caso de una conmoción grado 3 el jugador podría volver al campo en unas 2 semanas si estuviese completamente recuperado y los estudios de imagen son normales.

El motivo de retrasar la incorporación del atleta al deporte es evitar el llamado «síndrome del segundo impacto». Si bien es infrecuente que se produzca, consiste en la aparición de síntomas de gravedad después de sufrir un segundo traumatismo craneal mientras aún no ha habido una completa recuperación del primero. El máximo riesgo de sufrir un síndrome de estas características está en los primeros tres a cinco días tras el trauma inicial. Esto se debe un aumento de la vulnerabilidad del cerebro a las lesiones después de haber recibido un primer traumatismo, haciendo que aumente el riesgo de edema cerebral, lesión neurológica permanente e incluso muerte si se somete al cerebro a un nuevo impacto. Si bien hay casos documentados de este síndrome, hay que señalar que son raros, son más frecuentes en adolescentes, y su diagnóstico es controvertido; pero en todas las guías de manejo de conmoción cerebral en deportistas se utiliza como argumento para dilatar la vuelta a la actividad habitual.

En el caso de Fernando Alonso, es de suponer que sus médicos han extremado la precaución con el fin de evitar al máximo los riesgos de este síndrome de segundo impacto, pero lo más probable es que muy pronto pueda volver a competir al 100%.

  
BUSCAR EN NJ: