Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
8
  Miércoles  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

CineMaldiciones y bendiciones de los Goya
Redacción (NJ) (Feb 06, 2015) Cine
Probablemente, pocas cosas satisfarán más el ego de un artista de cine que escuchar su nombre dos veces en una ceremonia de los Goya. Este año, la actrizBárbara Lennie podrá disfrutar de esa sensación tan satisfactoria. Nominada ya en 2005 por "Obaba", Lennie opta este año a dos estatuillas, como actriz protagonista por "Magical Girl" y en la categoría de actriz de reparto por "El Niño".

Pero esta duplicidad de candidaturas ¿favorece o perjudica en la carrera por ganar el Goya? Los pesimistas sostienen que los votos se reparten, que los miembros de la Academia prefieren la variedad y que los electores consideran que el artista ya tiene suficiente premio con los dos galardones, con lo que resulta más apropiado que un tercero se lleve a casa el "cabezón". Los optimistas, sin embargo, creen que la doble nominación revaloriza aún más al candidato y le lanza en la pelea frente a sus contrincantes.

La historia de los Goya da argumentos para todos. Antes que Barbara Lennie, cuatro actrices han estado nominadas dos veces en la misma edición. Verónica Forqué fue la primera, allá por 1987, y lo suyo fue un triunfo rotundo. Ganó los dos Goyas a los que optaba, como actriz protagonista por "La vida alegre" y como actriz de reparto por "Moros y cristianos". Siete años después, la carambola fue aún más complicada. Dos actrices de la película "Días contados" se repartieron cuatro candidaturas: Ruth Gabriel, como protagonista y revelación; y Candela Peña, como secundaria y revelación también. No consiguieron ninguno de los cuatro. El último caso fue el de Paz Vega, que en 2001 aspiró al premio como protagonista por "Solo mía" y al de reparto por "Lucía y el sexo". Logró este segundo.

En el campo masculino, Fernando Fernán Gómez se llevó en 1986 los Goya a mejor director por "El viaje a ninguna parte" y a mejor actor principal por "Mambrú se fue a la guerra". Tres años después, tuvo incluso más nominaciones, tres: a mejor director por "El mar y el tiempo" y a mejor actor principal por esta película y por "Esquilache". Pero esta vez no se consiguió ningún galardón. En 1993 fue Juan Echanove el que aspiró a doblar. Estaba nominado como actor principal por "Madregilda" y como actor de reparto por "Mi hermano del alma". Logró el primero de ellos.

En los últimos años, otro intérprete se ha especializado en que su nombre se escuche dos veces durante la ceremonia. En el 2012, Antonio de la Torre estuvo nominado como principal por "Grupo 7" y como secundario por "Invasor". En el 2013, repitió como principal por "Canibal" y como secundario por "La gran familia española". No se llevó ninguno de los cuatro. Eso sí, De la Torre ya tenía un Goya como actor principal, en 2006 por "Azuloscurocasinegro".

En las ceremonias de los Goya, el morbo se dispara cuando dos actores o actrices de una película aspiran al mismo premio. Este año vivirán ese momento Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, candidatos como actores principales por "La isla mínima". Más allá de las buenas palabras y de las sonrisas fingidas, el primer rival es siempre el compañero de equipo, como sucede en la Fórmula 1. Esta lucha "fratricida", de la que no en pocas ocasiones se aprovecha un "tapado", se ha producido hasta en 25 ocasiones.

Entre los hombres, la primera fue en 1987. Aspiraban al Goya como actor de reparto Agustín González y Pedro Ruiz por "Moros y cristianos". Pero el premio fue para Juan Echanove por "Divinas palabras".

En 1989 la lucha se amplió a tres actores de una misma película: Juan Echanove, Juan Luis Galiardo y Manuel Huete aspiraban al Goya a mejor secundario por "El vuelo de la paloma". Se quedaron compuestos y sin premio: se lo llevó el gran Adolfo Marsillach por "Esquilache".

En el 91, para actor de reparto aspiraban Juan Diego y Javier Gurruchaga por "El rey pasmado". Esta vez sí, venció uno de los dos: Juan Diego, que repitió en 1992 en un duelo entre compañeros, con Fernando Fernán Gómez por "Belle Epoque", aunque entonces ganó Fernán Gómez. Cuatro años después, en 1996, Jordi Mollà y Nancho Novo estaban nominados por sus papeles de reparto en "La Celestina". Les derrotó Luis Cuenca con "La buena vida".

En el 97 también peleó Jordi Mollà contra un compañero, y tampoco se llevó el premio. Antonio Resines, con quien compartía cámara en "La buena estrella", logró el Goya. En el 2000, Juan Diego e Iñaki Miramón optaban al premio de reparto por "Youre the one". Les ganó Emilio Gutiérrez Caba con ?La comunidad?.

"Celda 211"· dio la oportunidad de lograr el galardón como secundarios a Carlos Bardem y Antonio Resines en el 2009. Pero se lo llevó Raúl Arévalo por "Gordos". Y finalmente, en el 2013, Roberto Álamo y Antonio de la Torre aspiraban a este premio por "La gran familia española". El ganador fue Álamo.

  
BUSCAR EN NJ: