Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
8
  Miércoles  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

CineCríticas de los estrenos de cine de esta semana
Redacción (NJ) (Jan 03, 2015) Cine
Calificación y breve comentario por Jerónimo José Martín.

Walesa, la esperanza de un pueblo

(Walesa. Czlowiek z nadziei / Walesa: Man of Hope)

*** (6,5)

Director: Andrzej Wajda. Intérpretes: Robert Wieckiewicz, Agnieszka Grochowska, Iwona Bielska, Zbigniew Zamachowski, Maria Rosaria Omaggio, Ewa Kolasinska, Miroslaw Baka, Michal Czernecki. Guion: Janusz Glowacki. Drama. 128 min. Jóvenes.

El casi octogenario cineasta polaco Andrzej Wajda (‘Danton’, ‘Katyn’) narra con vigor la revolución pacífica que inició Lech Walesa en 1970, cuando era un modesto electricista de los astilleros de Gdansk, felizmente casado y padre de seis hijos. Se centra sobre todo en la fundación del Sindicato Solidaridad y en su lucha contra la dictadura comunista que gobernaba Polonia desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Un pulso cruento, que culminó con la concesión a Walesa del Premio Nobel de la Paz en 1983, la caída definitiva del régimen en 1989, la victoria de Walesa en las elecciones de 1990 y su consiguiente nombramiento como Presidente de Polonia, cargo que ejerció hasta 1995.

Para facilitar la recepción del filme por el gran público, Wajda adopta una puesta en escena convencional y un tanto televisiva, en la que sólo arriesga, con éxito, durante los pasajes en los que intercala la ficción con valiosos fragmentos de documentales reales. En todo caso, esa cierta ligereza estilística se compensa con la solidez del guion de Janusz Glowacki, articulado a través de la famosa entrevista que Walesa concedió a la periodista italiana Oriana Fallaci. De este modo, se muestra la aventura sindical y política de Walesa, pero también su profundo catolicismo y su amor por la familia, puesto a prueba por su creciente popularidad. En este sentido, además de la rotunda interpretación de Robert Wieckiewicz como Walesa, destaca la matizada caracterización de su esposa Danuta, a cargo de Agnieszka Grochowska, fundamental en los momentos más emotivos y auténticos de la película, donde se compensa acertadamente el tono hagiográfico dominante.

The Imitation Game (Descifrando Enigma)

*** (7)

Director: Morten Tyldum. Intérpretes: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Matthew Goode, Mark Strong, Allen Leech, Charles Dance, Rory Kinnear. Guion: Graham Moore, basado en el libro de Andrew Hodges. Drama. 114 min. Jóvenes-adultos.

Intenso biopic del matemático y criptógrafo londinense Alan Turing a partir del libro de su colega y paisano Andrew Hodges, conocido activista del movimiento de liberación gay desde los años 70. Precursor de la informática actual, Turing es famoso por haber descifrado, para el Servicio Secreto Británico, los códigos secretos nazis contenidos en la sofisticada máquina Enigma, lo cual decantó la Segunda Guerra Mundial a favor de los aliados. Lejos de ser admirado como un héroe, en 1952 Turing fue juzgado por su homosexualidad.

El noruego Morten Tyldum (‘Ángeles caídos’, ‘Headhunters’) dirige muy bien a sus actores —sobre todo a un impresionante Benedict Cumberbatch— y despliega una clásica y fluida puesta en escena —muy detallista en cuanto a fotografía, ambientación y vestuario—, a través de la que genera una tensa atmósfera de intriga, sólo rota en el discursivo desenlace, propagandístico de la ideología de género. De todas formas, el guion del debutante Graham Moore se centra en la lucha contrarreloj de Turing y sus colaboradores para descifrar los secretos de la máquina Enigma, y en las dificultades del genial pero arrogante matemático para abrirse a los demás y trabajar en equipo. Un grupo humano heterogéneo, que propicia una sugestiva galería de personajes secundarios, todos ellos muy bien caracterizados. Además, Moore oxigena hábilmente el drama con eficaces golpes de humor, e inserta muy bien los recuerdos de Turing sobre su traumática estancia en el internado de Sherborne, en Dorset, y los pasajes sobre su penoso proceso judicial en 1952 por “indecencia y perversión sexual”.

Tras ganar diversos premios de la crítica, el filme opta a cinco Globos de Oro 2014: mejor película dramática, actor dramático (Benedict Cumberbatch), actriz de reparto (Keira Knightley), guion y banda sonora original (Alexandre Desplat). De modo que es una de las principales favoritas de cara a los Oscar.

Leviatán

(Leviafan / Leviathan)

**** (7,5)

Director: Andrei Zvyagintsev. Intérpretes: Vladimir Vdovichenkov, Elena Lyadova, Aleksey Serebryakov, Anna Ukolova, Roman Madyanov, Lesya Kudryashova. Guion: Oleg Negin y Andrey Zvyagintsev. Drama. 141 min. Adultos.

Kolya es el modesto mecánico de un pueblo a orillas del mar de Barents, al norte de Rusia. Allí tiene un taller adosado a su casa, donde vive con su joven esposa y su traumatizado hijo preadolescente, fruto de una relación anterior. El mafioso alcalde del pueblo está decidido a apropiarse como sea de la casa y el taller de Kolya. Primero intenta comprarlos, pero Kolia no está dispuesto a vender.

Premio al mejor guion en el Festival de Cannes 2014 y ahora nominada al Globo de Oro 2014 a la mejor película de habla no inglesa, esta nueva tragedia del ruso Andrei Zvyagintsev (‘El regreso’, ‘Elena’) ofrece una durísima disección de la degradación moral y social de la Rusia postcomunista de Vladimir Putin, en la que hasta ciertos popes de la Iglesia ortodoxa se hacen cómplices de la corrupción dominante. Apoyándose en la sensacional fotografía de Mikhail Krichman y en los escuetísimos apuntes musicales de Andrei Dergachyov, Zvyagintsev perfila con vigor a todos los personajes, impide que las extremadas interpretaciones degeneren hasta el histrionismo, y extrae sugerentes simbolismos de los agrestes paisajes donde transcurre la acción.

En fin, una especie de cóctel del Dostoyevski de ‘Crimen y castigo’, del Coppola de la saga de ‘El padrino’ y del Tarkovski de ‘Sacrificio’, en el que las conciencias de los personajes principales están trágicamente oscurecidas por la ausencia real de ese Dios que los mira a los ojos desde los numerosos iconos de iglesias y casas.

El séptimo hijo

(Seventh Son)

*** (6)

Director: Sergei Bodrov. Intérpretes: Jeff Bridges, Julianne Moore, Ben Barnes, Alicia Vikander, Kit Harington, Djimon Hounsou, Olivia Williams, Antje Traue. Guion: Charles Leavitt y Steven Knight, basado en la novela ‘El aprendiz del espectro’, de Joseph Delaney. Fantasía. 102 min. Jóvenes.

En una época de hechiceros, leyendas y magia, el temido Maestro Gregory —un caballero andante cazador de criaturas monstruosas— encarcela en un pozo perdido a la poderosa bruja Madre Malkin. Pero ésta consigue escapar y, tras convocar a todos sus maléficos seguidores, prepara una terrible venganza. Mientras tanto, el Maestro Gregory enseña a luchar contra la magia negra a su joven aprendiz Tom Ward, un granjero séptimo hijo de un séptimo hijo, que padece extrañas visiones.

El veterano cineasta ruso Sergei Bodrov (‘El prisionero de las montañas’, ‘Corriendo libre’, ‘Mongol’) y un notable reparto internacional —muy bien liderado por Jeff Bridges y Julianne Moore— se lo pasan pipa en esta entretenida fantasía heroica, basada en la novela ‘El aprendiz del espectro’, primer volumen de las populares ‘Crónicas de la Piedra de Ward’, iniciadas en 2004 por el inglés Joseph Delaney. Su cóctel mitológico-romántico no depara demasiadas sorpresas, pero facilita espectaculares secuencias de luchas y batallas, resueltas con impactantes efectos visuales en 3D estereoscópico y suavizadas con sencillos golpes de humor. Su tono es casi familiar y positivo en su elogio de las virtudes básicas, el mestizaje interracial y la búsqueda de soluciones pacíficas a los conflictos. De todas formas, el realismo de varios monstruos y la violencia de algunas escenas asustarán a los más pequeños. Elogio especial merece la vibrante partitura del prolífico compositor estadounidense Marco Beltrami.

El jugador

(The Gambler)

*** (6)

Director: Rupert Wyatt. Intérpretes: Mark Wahlberg, Brie Larson, Jessica Lange, Michel K. Williams, John Goodman, George Kennedy. Guion: William Monahan, basado en el guion de James Toback para la película ‘The Gambler’ (1974). Thriller. 111 min. Adultos.

Un profesor universitario de literatura, adicto al juego, le debe a la mafia 40.000 dólares. Para ayudarle a salir a flote, su madre decide darle algún dinero, que él trata de multiplicar rápidamente en Las Vegas. Pero la suerte no le acompaña, y huye hacia delante pidiendo ayuda a otros mafiosos. El inglés Rupert Wyatt (‘The Escapist’, ‘El origen del planeta de los simios’) se pone al servicio de Mark Wahlberg en este notable remake del filme ‘The Gambler’, dirigido en 1974 por Karel Reisz, con James Caan de protagonista. Su tono áspero, hiperviolento y a menudo soez se compensa en parte con una atmosférica puesta en escena, muy de cine negro, y con una interesante reflexión sobre las adicciones, la educación y la redención, desarrollada con cierta hondura dramática y ética, que da alas a las interpretaciones de Wahlberg y del sensacional plantel de actores secundarios.

Frío en julio

(Cold in July)

** (4,5)

Director: Jim Mickle. Intérpretes: Michael C. Hall, Sam Shepard, Don Johnson, Vinessa Shaw, Nick Damici, Wyatt Russell, Brogan Hall, Lanny Flaherty. Guion: Jim Mickle y Nick Damici, basado en la novela de Joe R. Lansdale. Thriller. 109 min. Adultos.

Texas, años 80 del siglo pasado. Un hombre irrumpe en una casa, y el padre de familia no duda en dispararle. Convertido en héroe local, se verá arrastrado por una trama de violencia y corrupción, en el que parece estar implicada la policía. Durante la mitad del metraje de esta adaptación del best-seller internacional del texano Joe R. Landsdale, su compatriota Jim Mickle (‘Vampiros del hampa’, ‘Somos lo que somos’) desarrolla una intriga convencional, pero intensa, con cierta profundidad moral y presentada con una sugestiva factura expresionista, al estilo del cine negro clásico. Sin embargo, en la segunda mitad, la trama degenera hacia el peor pulp fiction setentero, de directores como John Carpenter, Walter Hill o William Lusting, cayendo finalmente en un indigesto potaje de violencia, sexo y humor macabro, sin perspectiva ética ni hondura dramática, y con una morbosidad a veces inaguantable.

Cómo acabar sin tu jefe 2

(Horrible Bosses 2)

* (3)

Director: Sean Anders. Intérpretes: Jason Bateman, Jason Sudeikis, Charlie Day, Jamie Foxx, Christoph Waltz, Jennifer Aniston, Kevin Spacey, Chris Pine. Guion: John Francis Daley y Jonathan M. Goldstein, basado en los personajes creados por Michael Markowitz. Comedia disparatada. 108 min. Adultos.

Tras liberarse de sus tiránicos jefes, los amigotes Nick, Dale y Kurt montan su propio negocio con el objetivo claro de forrarse rápidamente. Pero un avispado inversor les estafa. Entonces deciden secuestrar al pijo hijo del turbio magnate, pedir un rescate millonario y recuperar el control de su empresa. Si ya ‘Cómo acabar con tu jefe’ resultaba irritante por sus constantes groserías sexuales y escatológicas, esta continuación —dirigida también por el estadounidense Seth Gordon (‘Como en casa en ningún sitio’)— multiplica por mucho las zafiedades y guarradas, sin orden, sin concierto, sin gracia y sin una verdadera dirección de las numerosas estrellas que componen el reparto, desmelenadas en todo momento, sobre todo Jennifer Aniston. Un petardo.

Se nos fue de las manos

(Babysitting)

* (3)

Director: Philippe Lacheau y Nicolas Benamou. Intérpretes: Philippe Lacheau, Alice David, Vincent Desagnat, Tarek Boudali, Julien Arruti, Grégoire Ludig. Guion: Julien Arruti y Tarek Boudali. Comedia disparatada. 85 min. Adultos.

Al fallarle la niñera para un fin de semana, un rico empresario confía su hijo preadolescente a un joven empleado de su empresa, al que considera un tipo serio. A la mañana siguiente, la policía lo llama para decirle que al empleado y el chaval han desaparecido, y que su mansión está hecha unos zorros. Otra insufrible comedia petarda y grosera, esta vez de los franceses Nicolas Benamou (‘De l’huile sur le feu’) y Philippe Lacheau, este último debutante como director y también protagonista del filme. Además de este pluriempleo, el único mérito de los directores consiste en rodar gran parte de la acción cámara en mano y en plano subjetivo, y en esbozar una cierta reflexión positiva sobre la responsabilidad que conlleva la paternidad y sobre las consecuencias nocivas en los hijos de la desidia de sus padres. En cualquier caso, esas interesantes coordenadas formales y de fondo se diluyen en una agotadora sucesión de obscenidades y estupideces, en la línea de las peores comedietas made in USA sobre desmelenes universitarios.

Messi

*** (6)

Director: Álex de la Iglesia. Intervienen: Lionel Messi, Johan Cruyff, Diego Armando Maradona, César Luis Menotti, Alejandro Sabella, Andrés Iniesta, Gerard Piqué, Javier Mascherano, José Manuel Pinto, Jorge Valdano, Hugo Tocalli, Claudio Vivas, Cintia Arellano, Diego Vallejos, Diego Schwarzstein, Walter Barrera, Santiago Segurola, Ezequiel Moores, Juan Pablo Varsky, Daniel Arcucci, Marcelo Sottile, Jorge López, Jordi Baste, Oscar Martínez, Guillem Ballague, Alex Burgues, Marc Balaguer, Valentín Rodríguez, Juan Ignacio Martínez. Guion: Jorge Valdano. Documental. 93 min. Todos.

El bilbaíno Álex de la Iglesia (‘El día de la bestia’, ‘La comunidad’) dirige con buen pulso este hagiográfico documental sobre el excelente futbolista argentino y azulgrana Leo Messi. En él, rememora los momentos más importantes de su vida y carrera a través valiosas imágenes de archivo, sugerentes dramatizaciones y frescas conversaciones informales de familiares, amigos, profesores, entrenadores, compañeros y biógrafos de Messi, así como de varios periodistas especializados.

El guion del ex jugador y entrenador argentino Jorge Valdano acierta al subrayar la capacidad de superación del futbolista rosarino, que luchó desde niño contra un grave problema con la hormona del crecimiento, sólo encauzado cuando el F.C. Barcelona lo fichó en 2000, con sólo 13 años, asumiendo desde entonces los gastos de su tratamiento. Sin embargo, esos méritos evidentes se ven enturbiados por las escasas declaraciones del propio Messi y por el tono excesivamente elogioso del conjunto, que pasa de puntillas sobre las causas judiciales pendientes del jugador con la justicia española y deja el retrato de Messi casi sin sombras y con muy pocas referencias sobre sus motivaciones más íntimas y personales.

  
BUSCAR EN NJ: