Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Enero  
30
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

ReportajesAtracción de alta calidad
Redacción (NJ) (Nov 30, 2013) Reportajes
El territorio aragonés aglutina multitud de paisajes que pueden descubrirse a través de sus senderos. Desde hace unos días, un manual enseña a sus titulares a conseguir la mayor calidad de éstos. El objetivo: que los visitantes estén seguros y perciban lo más bello de la Comunidad y lo transmitan a sus conocidos. Una publicidad impagable.

Entre muchos de los atractivos de la Comunidad aragonesa se encuentran sus senderos turísticos. La naturaleza boyante y de gran diversidad en todo el territorio aragonés hace que miles de visitantes acudan a conocerla de primera mano y que se atrevan a hacerlo de la manera más ecológica que existe, andando, a caballo o en bicicleta.

En los últimos años, multitud de proyectos han dado luz a senderos de gran heterogeneidad, sobre todo en la señalización de éstos, lo que ha llevado a confundir a los visitantes e impedir sinergias que pudieran generarse a través de una coordinación global de la actividad.

Por ello, el Departamento de Turismo acaba de publicar el Manual de Senderos Turísticos de Aragón, en el que se señalan los elementos básicos que deben cumplir estas infraestructuras, ya que su mantenimiento ha dejado mucho que desear en estos años. Con éste, se proporcionará una seguridad y una claridad informativa a los senderistas que hará que no sólo sea el paisaje aragonés lo que lleve a estas personas a acudir a Aragón.

Entre 2013 y 2014, el Gobierno de Aragón ha destinado más de 600.000 euros para adecuar los senderos de interés turístico a la señalización y balización adecuada. Los tres primeros serán unos 700 kilómetros de tres senderos de gran recorrido, uno en cada provincia, para que las organizaciones tengan una referencia.

Cuando todos los senderos estén adecuados a la nueva normativa, el boca a boca sobre la calidad que logren éstos favorecerá una publicidad impagable en estos momentos de crisis. Y no sólo eso, ya que la coordinación global dará herramientas al Departamento que le ofrezcan la posibilidad de regular el uso de los senderos y dirigir la presión turística sobre el territorio.

La unificación vendrá de la mano de un único logo, una imagen corporativa que identificará perfectamente a estos caminos, vías pecuarias, pistas forestales o trazados ferroviarios en desuso. Se colocarán en todas las señales, que tendrán una vida mínima de cuatro años y serán acondicionadas para que no pierdan su función con los daños de la meteorología o el vandalismo.

Estas señales tendrán tres funciones que son las de marcar direcciones (al inicio, final, principales cruces e intersecciones y puntos estratégicos), el seguimiento con pintura y balizas, así como paneles que informen e interpreten.

Las primeras, las direccionales, deberán ser de fácil lectura e interpretación con el destino, la distancia en kilómetros, el tiempo medio en horas y minutos, dirección con flecha, tipo de sendero y su numeración para evitar confusiones en los cruces de varios itinerarios. Asimismo, se colocarán distintivos específicos del lugar por donde discurre, ya sea un espacio natural protegido, un parque cultural, o formen parte del Camino de Santiago, Camino del Cid, Ruta Mariana o redes comarcales. Otra de las claves se centra en incluir el tipo de usuarios preferentes de la vía con pictogramas (senderistas, ciclistas o jinetes).

En cuanto al código cromático, para favorecer la localización de las señales en condiciones adversas, se ha elegido una combinación de colores de alta visibilidad: la franja inferior estará compuesta por un fondo amarillo y con texto en negro. Sin embargo, la franja superior presentará, de forma general, un amarillo más apagado, aunque se contempla la posibilidad de adoptar el color corporativo del tipo de sendero si lo tuviese.

Se permite la impresión en vinilo fundido (de corte) para exteriores, serigrafía de tintas planas e impresión digital en vinilo polimérico adhesivo con tintas de base solvente especiales para exterior. Se protegerán además con vinilo para exterior, protegido contra el vandalismo, de laminado liso con protección UV y barniz acrílico de 2 componentes (base + catalizador) con protector UV especial para exterior e intemperie.

Los senderos que tienen ya una imagen corporativa de ámbito supra-autonómico también tendrán que adaptarse a los contenidos que obliga desde ahora la normativa aragonesa.

Las señales de seguimiento no ofrecerán ninguna duda al senderista y evitarán su desorientación o extravío. Confirmarán el camino a seguir con las marcas de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada GR (blanco-rojo), PR (blanco-amarillo) y SL (blanco-verde), que son conocidas por todos los habituales de este mundo y usadas en gran parte de Europa. Si están paralelas marcan la continuidad del sendero, mientras que si están en ángulo suponen un cambio de dirección y si están en aspa se refieren a una dirección equivocada.

Se realizan con pinturas acrílicas al agua para exterior sobre piedras, troncos, postes de tendido eléctrico o telefónico, cerramientos, entre otros, pidiendo autorización si se requiere. Eso para la horizontal, para la vertical se usarán las balizas. Son pivotes de madera tratados con el método Bethel (protección mínima de clase de riesgo IV) de 40 centímetros de altura y ocho de diámetro o lado, que se fijarán con hormigón.

Se colocarán obligatoriamente, cuando falte señalización de mayor rango, en los cruces, cambios de dirección y conexiones con pistas o viales de distinto formato. Además habrá una señal de seguimiento en los primeros cinco metros y otra de confirmación antes de los cincuenta metros. También se colocarán otras dos señales de dirección incorrecta en cada vial al margen del sendero. Además, en ambas orillas de un río o barranco, si hubiera que vadear.

Adquieren una importancia capital en parajes de alta montaña, donde su buena colocación constituye un factor de seguridad para el caminante, sobre todo en condiciones de luz o climatología adversa (nieblas, nevadas, ventiscas, etc).

En lo que se refiere a los paneles, estos serán los que den mayor calidad a los senderos. Informarán de las características y condiciones de la ruta; servicios, accesos, alternativas, normativa, recomendaciones, necesidades para el desarrollo de la actividad, consejos, etc. Y ofrecerán información específica de interés cultural, natural, paisajístico, etc., cuya función es resaltar aquellos lugares y valores más sobresalientes del sendero o territorio recorrido.

Los paneles tendrán incluido el recorrido, un plano-ortofoto del mismo, a una escala tal que permita identificar claramente el camino con relación a los principales accidentes geográficos, poblaciones, vías de comunicación, otros senderos, etc. También, distancias y desniveles, mediante un perfil topográfico longitudinal parcelado en subtramos.

Asimismo, darán consejos y recomendaciones especialmente en caso de riesgos o condiciones especiales como pueden ser alta montaña o espacios naturales protegidos. Entre las novedades más destacadas se introducen los puntos donde se pueden captar las imágenes más bellas del sendero y la identificación del promotor, con formas de contacto, teléfono, mail, web, etc.

Se deja libertad en cuanto a diseño y maquetación. Sin embargo, estarán adaptados para todo tipo de público, para ello se aconseja utilizar tipografías y combinaciones cromáticas recomendadas en los manuales de accesibilidad que garanticen fácil lectura e interpretación.

En recorridos de varias etapas se colocará al menos uno al inicio de cada etapa. Los paneles interpretativos se colocarán junto a los elementos que se quieran resaltar en el sendero.

Los senderos que ya existen tienen un periodo de seis años para adaptarse, pero deberán presentar un proyecto para que sea autorizado por Turismo y Medio Ambiente. Eso sí, tendrá que reunir desde el principio unos requisitos mínimos en la señalización como el destino y la distancia o tiempo medio, los logos de senderos, la identificación de la ruta con numeración y tipología, el recorrido con plano, explicación breve del método para desplazarse y las condiciones especiales y advertencias. Incluso dejar la puerta abierta a nuevas tecnologías como códigos QR u otros.

  
BUSCAR EN NJ: