Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Febrero  
7
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

ReportajesDescubriendo a Marcelino Iglesias
Héctor Mendal (Nov 06, 2010) Reportajes
El todavía presidente del Gobierno de Aragón y ahora secretario de organización del PSOE es una persona afable, amante de la buena literatura, que pastoreó en el Pirineo aragonés antes de dedicarse a la política, en la que se inició en las filas del Partido Comunista de Aragón. Noticias Jóvenes le ayuda a descubrir cómo es este socialista moderado, tolerante y sufridor de las desavenencias de vivir en el medio rural que, ahora, ha saltado a la arena política nacional.

Marcelino Iglesias Ricou nació en Bonansa (Huesca), el 16 de abril de 1951. Desde 1999 preside el Gobierno de Aragón y, desde octubre de 2010, ostenta el cargo de secretario de Organización del PSOE . Casado y padre de dos hijas, perteneció al Partido Comunista antes de afiliarse al PSOE al comienzo de los 80. Inició su actividad política como alcalde de Bonanza, su pueblo natal.

Antes de iniciar su labor política, llevó a cabo labores de pastor y ganadero en el Pirineo oscense y obtuvo el título de monitor de esquí, una de sus actividades deportivas favoritas. Durante su niñez estuvo muy ligado al medio natural, puesto que su padre tenía una vaquería, creciendo rodeado del paisaje de los Pirineos. Iglesias se considera un hijo de Bonansa. “Allí está mi casa, soy pirenaico”, reconoce sin tapujos.

Aragonesista convencido del valle de la Ribagorza, su lugar de nacimiento le permitió hablar catalán desde su más tierna infancia, a la vez que profundizar en el conocimiento del aragonés como lengua pero, a pesar de ello, considera que la gran mayoría de sus convecinos son introvertidos, con raíces fuertes y muy resistentes. Tenaces, en una palabra. Iglesias recuerda con nostalgia y cierto poso de amargura cómo tuvo que luchar para salir adelante en un pueblo perdido del Pirineo oscense: “En mi infancia se tardaba todo un día en bajar desde el pueblo hasta Huesca; más de lo que se tarda en ir a Nueva York”.

Una dura niñez

Hijo de agricultores y pastores, su niñez fue dura. La primera imagen que le viene a la cabeza de ella es él mismo, todavía una ‘personita’, caminando entre la nieve hacia la escuela con un tronco entre los brazos para encender la estufa del aula. Y, también, la regla metálica que utilizaba entonces su maestro para ‘corregir’ los errores del alumnado.

Sin embargo, para el ahora secretario de organización del PSOE, todavía fue más duro el internado en Huesca, la única salida posible para proseguir con sus estudios: sólo podía ver a su familia una vez al trimestre. Víctima de la soledad, Iglesias se sentía “en un mundo hostil”, por lo que su mayor desafío era “adaptarse a ese mundo extraño”.

Estas experiencias le permitieron ganar músculo para la carrera política que vino después. Al entrar en el servicio militar contactó con diversas personas que le hicieron reflexionar sobre cuestiones de índole ideológica, afiliándose por aquel entonces al Partido Comunista de Aragón, como tantos otros que luego despuntaron en la política aragonesa.

De familia humilde, Iglesias no tuvo la oportunidad de cursar estudios universitarios. Eso no le impidió cultivarse, acumular horas de lectura y descubrir, por ejemplo, al escritor aragonés Ramón J. Sender, “uno de los mejores narradores del Siglo XX”. El hoy presidente de Aragón ganó sus primeros sueldos en la montaña del Valle de Arán (Lérida), donde trabajó como instructor de esquí entre 1974 y 1981.

Su carrera política

En 1983 se estrenó como miembro de la Diputación de Huesca. En aquel año comenzó su andadura política como alcalde de Bonansa y cuatro años más tarde resultó elegido presidente de la Diputación Provincial de Huesca. Hasta 1995 estuvo al frente del gobierno municipal y provincial y, desde estas instituciones se convirtió en uno de los principales impulsores del turismo rural, con especial atención a la zona del Alto Aragón.

Defensor convencido del desarrollo sostenible y del establecimiento de programas para complementar la actividad agraria con la protección del medio ambiente, Iglesias siempre trabajó para fomentar la inversión en los espacios naturales con el afán de favorecer el asentamiento de la población rural en sus territorios. Miembro de la Asociación de Amigos de Sobrarbe y Ribagorza y de la Unión de Agricultores de Aragón y presidente de la Asociación de Agricultores de Ribagorza, publicó varios estudios sobre agricultura y turismo.

En las elecciones autonómicas celebradas en mayo de 1991, obtuvo un escaño de diputado en las listas del PSOE, renovando su acta de diputado regional cuatro años después, tras los comicios de 1995. En esa IV legislatura se convirtió en presidente del grupo parlamentario socialista en las Cortes de Aragón.

En el verano de 1998, el Partido Socialista Aragonés celebró elecciones primarias para la designación de su candidato a la presidencia del Gobierno autonómico y el 8 de julio Marcelino Iglesias se convirtió en el aspirante socialista a presidir la Diputación General de Aragón tras las elecciones de 1999.

En los comicios autonómicos, celebrados en junio de aquel año, el Partido Popular obtuvo la mayoría simple con 28 escaños, mientras el PSA-PSOE fue la segunda fuerza política más votada y consiguió 23 actas de diputado, cuatro más que en las anteriores elecciones a Cortes. Marcelino Iglesias firmó un pacto de gobierno con el Partido Aragonés (PAR) y consiguió el apoyo de los diez escaños de la formación entonces liderada por José María Mur para respaldar su candidatura. Marcelino Iglesias fue elegido nuevo presidente de la Diputación General aragonesa con el apoyo del PSOE, PAR e Izquierda Unida (IU). Tomó posesión de su cargo el 2 de agosto para iniciar la V legislatura del gobierno autonómico.

Desde entonces ha dirigido con mucha moderación y mesura los designios de Aragón, convirtiéndose en principal adalid de la lucha contra el Trasvase del Ebro. Vencedor de las tres últimas elecciones a la Presidencia del Gobierno de Aragón, el 28 de septiembre de 2008 sorprendió a todos –incluidos los miembros de su propio partido- anunciando que no se presentaba a la reelección : "Las próximas elecciones no me voy a presentar y en ese sentido ahora tenemos un tiempo en el que hemos de preparar todo ese nuevo momento y es mucho más lógico empezar a abordarlo desde ahora que no dar una sorpresa en el último momento en el partido".

Desde el 20 de octubre de 2010 es el nuevo secretario de organización del PSOE, cargo al que ha llegado gracias al apoyo directo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para conformar junto a José Blanco, Alfredo Pérez Rubalcaba y Manuel Chaves el nuevo núcleo duro del partido.

  
BUSCAR EN NJ: