Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Junio  
15
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalEl Palau de la música catalana celebra su centenario
Redaccion(NJ) (Feb 10, 2008) Nacional

Cada vez que el Palau abre sus puertas, se escuchan distintas melodías, pero no es una caja de música. Sus muros exhiben enormes y luminosas vidrieras multicolores, pero no es una catedral. Tampoco es un museo, a pesar de albergar bellas esculturas. Entrar al Palau de la Música Catalana es terrible: para la vista, que realmente no sabe dónde detenerse debido a la profusión de detalles ornamentales, y por lo abrumador de su historia, que acaba de alcanzar los cien años.

El Palau nació del interés del Orfeó Català por tener una sala propia de conciertos. Esta agrupación coral, formada en 1891, colocó la primera piedra del edificio el día de San Jorge de 1905. Tres años después, era inaugurada la exuberante fantasía arquitectónica modernista diseñada por Lluís Doménech y sufragada con la participación de numerosos "socios protectores", entre ellos músicos como Granados y Albéniz. Era el 8 de febrero de 1908. En su decoración había -y hay- un grupo escultórico realizado por el aragonés Pablo Gargallo, artista de Maella que elaboró en piedra las dos escenas que embellecen la separación entre el escenario y el patio de butacas.

El Palau no solo ha llegado a su centenario perfectamente restaurado, sino también se ha ampliado (ha pasado de 5.000 metros cuadrados a 15.000) y modernizado. En los años 70, el edificio languidecía. Millet, como presidente del Orfeó Català, impulsó la creación de un consorcio con varias instituciones (Ayuntamiento de Barcelona, Generalitat y Diputación, que luego fue sustituida por el Ministerio de Cultura) que facilitase la obtención de fondos para el arreglo del inmueble y, después, se ocupase de su gestión.

Más de 359 conciertos se ofrecieron en 2007, de los cuales 180 habían sido promovidos por la Fundación (con más de 200 empresas patrocinadoras, a las que se ha sumado Ibercaja respaldando un concierto de Sokolov para el 19 de febrero), y el resto por otras entidades que alquilan el recinto. La amplia programación es realmente ecléctica, con ciclos de todo tipo y artistas de alto nivel. Además, el Palau alquila sus salas para la celebración de actos de empresa y particulares, además de obtener también ingresos de las visitas guiadas matinales.

Pero aún hay más proyectos. Además de presentarse este año como candidato al premio Príncipe de Asturias, en 2009 el Palau profesionalizará su coro de cámara, que hasta ahora era amateur, como el Orfeó Català y los coros infantiles y femenino. Además de salir de gira, el grupo realizará grabaciones discográficas. La primera será "una en honor de todas las autonomías españolas, como un acto de hermandad", para la que su director, Jordi Casas, ya está seleccionando canciones.

  
BUSCAR EN NJ: