Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
4
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónSe siguen vertiendo residuos en los ríos Gállego y Ebro
Redacción (NJ) (Feb 08, 2008) Aragón

Cinco barrios rurales todavía vierten directamente sus aguas residuales a los ríos Ebro y Gállego. Peñaflor, Movera, Juslibol, Casetas y Garrapinillos aún no están conectados a ninguna depuradora. Los desechos de más de 17.000 personas van a parar aún a los cauces sin ningún tratamiento. El Ayuntamiento se defiende y asegura que esta proporción es muy poca si se tiene en cuenta que un 98% de las aguas residuales se depura.

Esta "irregularidad" es especialmente paradójica en un año en el que Zaragoza se da a conocer al mundo por el agua y el desarrollo sostenible. Por ejemplo, Movera, una población de casi 3.000 habitantes, tira todos sus residuos por una conducción escondida entre la maleza. De hecho, esta situación se está produciendo desde hace más de 30 años. Solo el intenso olor hace sospechar de las aguas fecales, aunque gran parte de ellas se filtran por el camino desde el propio barrio hasta llegar al río.

Tampoco Garrapinillos y Casetas, dos de los barrios rurales con más población de la ciudad, tratan sus vertidos antes de tirarlos directamente al Ebro. Estos núcleos están pendientes de la nueva depuradora que el Gobierno de Aragón va a construir en Utebo. Por su parte, Juslibol recoge sus aguas en una depuradora que hace años que no funciona y, posteriormente, las arroja al río.

Mientras, Peñaflor vierte al Gállego. Un cauce que al tener menos volumen de agua puede sufrir todavía más las consecuencias de estos residuos. De hecho, los vecinos aseguran que en determinados momentos del año se forman "películas" de desechos que no dejan pasar el oxígeno y dañan la flora y fauna de la zona.

El concejal del Ciclo del Agua del Consistorio, Luis Alberto Laguna, explicó que la capital aragonesa destaca precisamente por ser una de las pocas ciudades españolas que depuran casi el cien por cien de sus aguas. Si se concede esta ayuda, la Unión Europea daría a Zaragoza 32 millones de euros y el Ayuntamiento aportaría 8. Con ellos, Laguna aseguró que se quiere encontrar una solución para Movera. Así, con estas mejoras y con la nueva depuradora de Utebo, que atendería a Casetas y Garrapinillos, todos los barrios rurales estarían depurando sus aguas.


  
BUSCAR EN NJ: