Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Febrero  
27
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

TecnologíasNuevos componentes tecnológicos
Redacción (NJ) (Dec 14, 2007) Tecnologías

Entre las iniciativas para sustituir componentes contaminantes en la fabricación de ordenadores Asus está investigando cómo fabricar un portatil con la carcasa realizada en bambú


La basura tecnológica es la otra cara de la moneda del desarrollo de las tecnologías de la información. Los componentes son generalmente muy contaminantes, aunque las compañías comienzan a reaccionar. Ordenadores de bambú o de maíz tratan de reconciliar a la tecnología punta con el medio ambiente, aunque habría que estudiar el tema en profundidad, ya que, por ejemplo, el carburante de maíz se ha convertido en algo polémico por la subida del precio de este alimento, principal sustento de gran parte de la población mexicana, entre otras.

Lejos quedan esos tiempo en los que Steve Jobs y Steve Wozniak construyeron, en 1976, el Apple I, un ordenador con un circuito sencillo y una simple caja de madera. Taiwan Asustek Computer, fabricante de Asus, acaba de presentar un prototipo de portátil, el Asus EcoBook, cuya carcasa está fabricada de bambú laminado disponible en diferentes tonalidades.

Cosechar bambú —una planta abundante, flexible, duradera y de gran crecimiento— no daña el medio ambiente, a diferencia de otros materiales renovables como la madera procedente de los árboles, según Asustek, aunque los pegamentos y barnices para colorear y fortalecer el material en ocasiones contienen tóxicos, informa el corresponsal de Reuters Phillipp Gollner.

Ahora, los ingenieros están comprobando si el bambú es adecuado para portátiles, que tienen que resistir en condiciones extremas y permitir que el calor del microprocesador y del monitor pueda salir.

"Originalmente empezamos con un modelo de diseño en piel", dijo Cher Chornis, directora de marketing y comunicación de Asus Computer, la filial del fabricante en Estados Unidos. "Fue muy popular", dijo. "Después seguimos investigando y experimentando con otro tipo de materiales y decidimos acercarnos a algo mas ecológico".

La basura tecnológica crece sin parar a medida que la tecnología avanza y se sustituyen millones de máquinas en todo el mundo. Los deshechos suelen acabar en vertederos en países como Pakistán, la India o China, así como otras naciones en desarrollo.

A pesar de las inicipientes iniciativas para el reciclaje, muchos de los componentes de los ordenadores son altamente contaminantes. En las 'tripas' de los PC, sobre todo de los más antiguos, aparecen sustancias tóxicas como el berilio, el cadmio o el mercurio. Además, la mayoría de las carcasas contienen retardantes o están fabricadas con el omnipresente PVC.

La ONG Greenpeace mide cada cierto tiempo el comportamiento de las compañías en cuanto a la efectividad de la retirada y reciclaje de sus productos, así como por sus intentos por sustituir sustancias tóxicas para el medio ambiente. El pasado año criticó la política medioambiental de Apple, y este año afirmó que el iPhone contenía componentes tóxicos.

De este examen pocos se libran. El último informe de la organización ecologista da un importante tirón de orejas a compañías como Nintendo, Microsoft y Philips por la aparición de sustancias tóxicas en sus productos, aunque también resalta las buenas prácticas de otras, como Sony Ericsson y Samsung.

Por eso el sector está empeñado en demostrar que hay esperanza en el uso de materiales sostenibles. Desde hace años, existen intentos de sustitución de componentes dañinos, como los discos duros 'verdes' de Samsung, realizados con una aleación de plata, latón y cobre y libres de plomo. Además, se ha probado el uso del maíz en lugar del policarbonato, que no es biodegradable, para fabricar los CD.

La última edición de la feria SIMO se volcó en los productos ecológicos, con multitud de ejemplos. Lenovo hizo gala de su nuevo ordenador portátil, ThinkCentre A61e, realizado con un 90% de materiales reciclados y con placas solares fotovoltaicas que duran 60 meses sin necesidad de enchufarlo a la corriente. También HP contó con un 'stand' en el que muestra sus avances en tecnologías más limpias y materiales biodegradables como una impresora hecha con una aleación plástica procedente del maíz.


  
BUSCAR EN NJ: