Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Octubre  
24
  Domingo  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónUn autobús lanzadera une Plaza de España con la Intermodal
Redacción (NJ) (Nov 28, 2007) Aragón
El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, firmó ayer un decreto por el que se obliga a un centenar de taxistas cada día a prestar el servicio de recogida de viajeros en la estación de Delicias. Además, el equipo de gobierno PSOE-PAR puso en marcha a mediodía un autobús lanzadera que une la plaza de España con la intermodal.

Tras un intenso día protagonizado por los cruces de acusaciones, anoche, taxistas y representantes municipales intentaban cerrar un acuerdo de última hora. "Hay buenas vibraciones, pero no podemos decir nada aún", confirmó el primer teniente de alcalde, Fernando Gimeno. Las posturas se habían enconado demasiado durante todo el día como para conseguir un acuerdo a la primera de cambio.

La jornada comenzó con el anuncio del presidente de la Asociación Provincial de Autotaxi, Luis Miguel de Torres, de radicalizar las protestas y de dejar de prestar servicio de forma indefinida en la estación. "Si lo que quiere el ayuntamiento es una cara amable de cara a la Expo, lo único que van a encontrar es una cara de vinagre", advirtió De Torres.

A esa misma hora, Fernando Gimeno, denunciaba la ilegalidad de la huelga y anunciaba estar dispuesto a ir a los tribunales y a abrir expedientes administrativos contra los piquetes. Desde hoy, un centenar de taxistas está obligado por Belloch a trabajar en la estación, repartidos en dos turnos. Empezarán los titulares de las licencias del número 1 al 100. La Policía Local vigilará que se cumple el cupo e incluso podría llegar a denunciar e imponer sanciones. El jefe de Movilidad Urbana, Antonio Ramos, reconocía que no se había vivido una situación similar en los últimos 30 años.

A media tarde, el tono crítico del portavoz de los taxistas se rebajaba un poco y aceptaba los servicios mínimos impuestos. De Torres, incluso dudaba ya de la conveniencia de hacer coincidir la huelga anunciada por los conductores de TUZSA con la de los taxis. "Queremos estar dentro de la legalidad", apuntó.

El portavoz del PAR, Manuel Blasco, pidió que se sosegaran los ánimos por la tarde e insistió en que la propuesta municipal era "más que razonable". De Torres recibió de manos de un Policía Local el decreto de alcaldía sobre servicios mínimos en la intermodal.

Consciente del respaldo de buena parte de la oposición y de la ciudadanía en el rechazo a las medidas de presión de los taxistas, Gimeno reiteró por la mañana que no se aprobarían las nuevas tarifas del 2008 hasta que no se cerrase un acuerdo sobre el número de licencias y la reordenación del servicio. "Va todo en un bloque compacto y no se puede desligar una cosa de otra", apuntó la teniente de alcalde de Servicios Públicos, Carmen Dueso.

También por la mañana, Gimeno tildó de "idiotez" la acusación de una parte del colectivo que considera que ahora se conceden nuevas licencias para contentar a los asalariados por su vinculación el sindicato UGT. "El reglamento marca la prioridad. Yo no sé si son de UGT, de CCOO o de una tribu", replicó Dueso. El autobús lanzadera que une desde ayer la plaza España con la intermodal presta servicio entre las 6.00 de la mañana y las 12.30 de la noche. Tiene una frecuencia de ocho minutos y pasa por paseo Independencia, plaza Aragón, paseo María Agustín, avenida Navarra y estación de trenes y buses.

El ayuntamiento y la junta directiva de los taxistas cerraron un principio de acuerdo la semana pasaba que contemplaba la ampliación de medio centenar de licencias, entre otros puntos. Esta decisión se tumbó por goleada en una asamblea celebrada el pasado jueves. Desde entonces, los profesionales han ido subiendo el tono de sus críticas. El lunes por la tarde, y por sorpresa, decidían dejar de prestar servicio en la estación.


  
BUSCAR EN NJ: