Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Mayo  
21
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

BalonmanoEl CAI Aragón quiere empezar con buen pie en la Copa EHF
Juan Sierra (NJ) (Nov 17, 2007) Balonmano
Se acabó la espera. Siete meses después de que el Magdeburgo aplastara por la fuerza el sueño del CAI Aragón, la competición concede una segunda oportunidad para que el orgullo naranja ponga rumbo a la gloria en una nueva edición de la Copa EHF. Europa es una cuenta pendiente para el equipo zaragozano. El CAI Aragón regresa a la competición europea en el Pabellón Príncipe Felipe ante el Golden Kozina esloveno (18.30).

La temporada pasada el cuadro aragonés partió de exploración por el viejo continente y conquistó cuantos lugares salieron a su paso hasta que el ejército de Bogdan Wenta desplegó todas sus armas al norte de Alemania. Esta tarde (18.30 horas, Aragón Televisión) se cruza en su camino el RK Gold Club Kozina esloveno, un lobo con piel de lobo, uno de los cocos del bombo. Toca volver a empezar desde cero.

Europa también tiene una cuenta pendiente con el CAI Aragón. La brillante andadura en la edición precedente mereció un final más dulce. El trago del Bordelandhalle supo a decepción, a oportunidad perdida, a portazo en las narices. Los jugadores naranjas tuvieron que conformarse con observar el trofeo, contemplar la gloria ajena y sufrir el peso de la derrota cayendo a plomo sobre sus hombros pese a disputar una final más que digna, pese a callar a los 8.000 enardecidos alemanes durante muchos minutos, pese a amenazar con argumentos de peso la fiesta local. Se mezclaron lágrimas y abrazos después de la bocina, una sensación de vacío irrecuperable y el consuelo insuficiente del orgullo. Sentimientos que el paso del tiempo ha convertido en un poso de rabia y motivación para volver a intentarlo.

Si existe algún tipo de justicia que recompense de forma proporcinal las acciones de cada uno, que equilibre las fuerzas negativas y positivas, el CAI Balonmano Aragón debe inaugurar sus vitrinas más pronto que tarde. El torneo europeo se presenta como el más propicio para ello, pero el camino hacia el éxito está minado con sorteos directos y nuevos ogros alemanes dispuestos a extender su hegemonía en el balonmano continental.

El eterno retorno sitúa al CAI en la misma tesitura que hace un año, en la tercera ronda de la Copa EHF, pero demasiadas cosas han cambiado desde entonces. Nada es lo mismo. La competición no es ninguna aventura, el CAI Aragón no va a jugar a la ruleta ni cruzará los dedos confiando en que la suerte le sonría. El título es el objetivo. Y eso lo sabe el CAI y toda Europa. Alcanzar la final en el primer intento, quedarse a solo tres goles del trofeo, resolver eliminatorias complicadas fuera de casa, remontar una semifinal ante un pabellón entregado, congregar a 11.000 entusiastas seguidores en el último partido son detalles enormes que no pasaron inadvertidos al otro lado de los Pirineos y que convierten a los hombres de Kosovac en el enemigo a batir, en uno de los principales favoritos, en un candidato al éxito.

El RK Kozina no es el Riga. Pero el CAI Aragón tampoco es el de hace doce meses. Este equipo ya se sabe grande, no se esconde en la inexperiencia, no renuncia al cartel de favorito. Jugadores y técnicos anuncian que su intención no es otra que vencer en los dos partidos y el hecho que que el rival posea un nivel considerable ha tensionado al equipo para afrontar el encuentro de esta tarde absolutamente convencido de que no hay recompensa sin sacrificio. Eliminar al Kozina exige un esfuerzo continuado, un trabajo de 120 minutos. Hoy se juega la primera parte, en la que conviene acumular una jugosa renta que habrá que saber administrar el próximo sábado en Eslovenia.

Kosovac dispone de todos sus hombres, a excepción del asturiano Antonio Cartón, que continúa el trabajo de recuperación de su tobillo izquierdo, por lo que se verá obligado a dejar a uno de sus jugadores fuera de la convocatoria de esta tarde. Mientras, Vojko Lazar, preparador del Kozina, tendrá dos bajas. Ni el macedonio Radoslav Stojanovic ni el serbio Milan Ivanovic han podido jugar en la presente temporada. Todo está a punto para que el CAI Aragón salde su cuenta pendiente.


  
BUSCAR EN NJ: