Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
28
  Domingo  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalRey Juan Carlos a Chávez: "¿Por qué no te callas?"
Redacción (NJ) (Nov 11, 2007) Internacional
“¿Por qué no te callas?”, amonestó el rey Juan Carlos de España al presidente venezolano Hugo Chávez, quien no dejaba de interrumpir al jefe de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, mientras intervenía en el pleno de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, que concluyó ayer.

El incidente fue provocado por unas declaraciones de Chávez, quien el viernes pasado llamó “fascista” e “inhumano” al ex presidente del Gobierno español José María Aznar.

En la plenaria de ayer, volvió a hacerlo, por lo que Rodríguez Zapatero pidió al venezolano respeto y “no caer en la descalificación”.

Juan Carlos I intentó hacerlo fuera de los micrófonos, pero la expresión “¿por qué no te callas?”, con que amonestó a Chávez, sí se escuchó en público y surgió cuando el mandatario venezolano interrumpía con insistencia a Rodríguez Zapatero mientras este trataba de terminar una intervención en el pleno final de la cumbre.

Como lo hizo en la víspera, ayer Chávez volvió a calificar de “fascista” a Aznar en su discurso de cierre, lo que desató la furia del rey y del presidente del gobierno español.

Enseguida la mandataria chilena, Michelle Bachelet, zanjó la situación solicitando: “Por favor, no hagamos diálogo”, mientras Chávez volvía a llamar a Aznar “fascista”.

Pero el presidente venezolano retomó la palabra por más de media hora –bajo la mirada desaprobadora de la moderadora, la presidenta chilena, ya que la sesión se extendía– en una disertación en la que volvió a recordar el supuesto apoyo de Aznar al golpe de Estado en su contra, en el 2002. “Los fascistas no son humanos. Una serpiente es más humana”, dijo.

Chávez reveló que Aznar le pidió en el 2000 alejarse de Cuba para sumarse al “club”, posiblemente de naciones conservadoras. Y que le consultó a Aznar qué se hacía con Haití y los países centroamericanos –sin precisar la situación– y el español le había respondido “esos se jodieron”. Chávez se disculpó por la palabra fuerte que –comentó– le había dicho Aznar.

La extensa intervención de Chávez fue respondida por Zapatero, quien había tomado la palabra y volvió a pedir respeto, momento en que Chávez interrumpió más veces diciendo: “Dígale lo mismo a él”.

Las interrupciones del mandatario venezolano continuaban y fue en ese momento cuando el rey español, que estaba sentado al lado del presidente de su gobierno, le pidió a Chávez que se callara.

“Presidente Hugo Chávez, creo que hay una esencia y un principio en el diálogo y es respetar para ser respetado, debemos procurar no caer en la descalificación. Se puede discrepar radicalmente de las ideas, denunciar las ideas, los comportamientos sin caer en las descalificaciones”, dijo Zapatero y precisó que se encuentra en las antípodas del pensamiento de Aznar, pero insistió en el respeto a las personas.

Chávez volvió a tomar la palabra cedida por el líder nicaragüense, Daniel Ortega, y señaló: “Voy a responderle con una frase de un infinito hombre de esta tierra al presidente Zapatero con todo mi afecto, que él sabe que se lo tengo. Me refiero a José Gervasio Artigas cuando dijo ‘con la verdad ni ofendo ni temo’. El gobierno de Venezuela se reserva el derecho a responder cualquier agresión, en cualquier lugar, en cualquier espacio y en cualquier tono”, dijo.

Fue en la recta final de la Cumbre Iberoamericana cuando ocurrió ese incidente, que precedió a otro provocado por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien con sus críticas a la empresa eléctrica española Unión Fenosa motivó que el rey abandonara la reunión en señal de protesta por los ataques que se estaban vertiendo contra España.

Zapatero puso a su país como ejemplo de que las naciones pueden superar sus dificultades y advirtió que nunca se podrá avanzar si se buscan justificaciones de que alguien desde fuera impide el progreso.

Además, advirtió que nacionalizar o renacionalizar la producción de determinados bienes y servicios no garantiza nada como teoría o receta ideológica.

  
BUSCAR EN NJ: