Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
30
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalFrancia dejará de incluir el distintivo de las regiones en las matrículas
Redacción (NJ) (Oct 05, 2007) Internacional
Las matrículas podrán llevar, a la derecha y sobre una franja de color azul, un distintivo de la región. Los conductores franceses estrenarán en el 2009 nuevas matrículas. Para compensar la desaparición del número del departamento, Sarkozy ha aceptado incluir un distintivo regional, algo que Aznar no quiso en España.

Hace años que ya no se ve un solo coche con faros amarillos. Excepción francesa donde las particularidad hexagonal -herencia de una decisión militar adoptada a finales de la Primera Guerra Mundial para distinguir a los convoyes propios de los alemanes- desapareció legalmente en 1993. Pronto sucederá lo mismo con las matrículas de los vehículos, que a partir del 1 de enero del 2009 perderán también ese color.

Las matrículas francesas -amarillas actualmente en la parte posterior- pasarán a ser blancas. Razones de visibilidad y de sensibilidad ecológica - los restos de plomo en el color amarillo son perjudiciales para el medio ambiente- enterrarán esta otra peculiaridad. Nadie parece molesto en Francia por el nuevo tinte de las matrículas. Pero no sucede lo mismo con el cambio del sistema de numeración instaurado en 1950, que supondrá la pérdida de los dos guarismos del departamento de residencia. Las nuevas placas, que deberán adoptar 36 millones de conductores, estarán compuestas de una aséptica combinación alfanumérica de dos letras, tres números y dos letras.

Para muchos franceses, el número del departamento se ha convertido - a falta de otros símbolos- en una seña de identidad. No son sólo los engreídos parisinos quienes gustan de pasearse por las carreteras con su rutilante 75 en la matrícula. Muchos otros han establecido también una relación casi filial con su número territorial, aunque sea - como el estigmatizado departamento de Sena-Saint-Denis, el 93- para exhibirlo como desafío.

Todos los sistemas de matriculación están condenados a la desaparición, tarde o temprano, por agotamiento. En el caso francés esto debía suceder hacia el 2016-2018. Pero en el 2004 el entonces ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, decidió avanzar el cambio para aprovechar la renovación del obsoleto y poco fiable sistema informático.

Para compensar esta pérdida identitaria, el Gobierno francés ha decidido permitir - de forma facultativa y a demanda del interesado- la incorporación, en la parte derecha de la matrícula y sobre una franja vertical azul, de un distintivo regional y del número del departamento. "Teniendo en cuenta el apego de los automovilistas a su territorio, éstos podrán, si así lo desean, añadir a continuación del número una identificación local", explica el Ministerio del Interior.

Las regiones serán las encargadas de decidir su distintivo. Algunas ya lo han hecho, como Bretaña - que colocará su bandera, la gwen ha du-y Córcega - que adoptará su conocida cabeza de moro-. El sistema es idéntico al que Catalunya pidió infructuosamente el año 2000, cuando se cambiaron las matrículas en España. El presidente José María Aznar lo rechazó entonces con desprecio: "No voy a discutir sobre las chapas de los coches", dijo. Nicolas Sarkozy lo ha hecho de otro modo.

  
BUSCAR EN NJ: