Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Julio  
20
  Viernes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Campamentos y Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 16 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2018

EconomíaCausas y efectos del desendeudamiento de la economía española
ABC (Feb 03, 2015) Economía
La década del crédito fácil derivó, después del estallido de la crisis, en un drástico régimen de desendeudamiento para el sector privado, mientras el sector público seguía el camino opuesto. En ese contexto, la deuda con la banca acumulada por empresas y hogares del país se ha venido reduciendo año tras año durante los últimos seis ejercicios y al cierre de 2014 se situó en su nivel más bajo desde 2006, según los datos publicados ayer por el Banco de España.

Las estadísticas del supervisor bancario nacional evidencian además que, al mismo tiempo que compañías y hogares están pagando sus viejos créditos, está repuntando la facturación de nuevos préstamos, frente a la sequía crediticia de los últimos años. A continuación se dan las claves para entender las consecuencias de estas cifras conocidas ayer:

— ¿Que baje la deuda privada supone que no fluye el crédito?

No. Las cifras publicadas ayer por el supervisor financiero nacional registran las deudas que mantienen los hogares y las empresas con las entidades financieras. Esa cantidad incluye tanto los créditos antiguos todavía por amortizar como las nuevas operaciones de financiación que les conceden ahora bancos y cajas. Ahora mismo, el sector privado está devolviendo más deuda vieja que recibiendo nuevos préstamos, por lo que el «stock» todavía baja. Ahora bien, las estadísticas del Banco de España demuestran que a la vez que se están pagando los créditos del pasado está repuntando la nueva financiación.

— ¿En qué beneficia a España ese proceso de ajuste?

Cuando familias y empresas se endeudan están financiando compras e inversión en el momento de firmar esos créditos con la banca. Ahora bien, eso supone menos capacidad adquisitiva y de inversión en los años siguientes, porque esos agentes deben dedicar parte de sus recursos a devolver esos préstamos. Antes del estallido de la crisis, el pasivo acumulado por el sector privado español alcanzó el 225% del PIB, lo que obligó a un duro ajuste. Ese desendeudamiento aún se está completando ahora, tanto por el nivel que alzancó la deuda como por la caída de las rentas, que lo ha ralentizado.

— ¿A qué se debe que no crezca el crédito a grandes empresas?

Los nuevos créditos superiores al millón de euros son los que habitualmente se dirigían a grandes empresas, y son los únicos que en el último año no crecieron. El motivo es que las compañías de mayor tamaño están aprovechando la normalización de los mercados de capitales y la vuelta de la confianza en España para financiarse en ellos y reducir su deuda bancaria.

— ¿Por qué la deuda pública, en cambio, sigue creciendo?

España encaró el estallido de la crisis con uno de los ratios de deuda pública más bajos de la Eurozona, en concreto inferior al 40% del PIB. Sin embargo, y a diferencia del sector privado, desde entonces ha venido aumentando su deuda y roza ya el 100% de la economía. Ese incremento es fruto de la necesidad de financiar el déficit público, las ayudas públicas concedidas a la banca, el fondo de liquidez puesto a disposición de las comunidades autonómas y el plan de pago a proveedores y el déficit energético.

  
BUSCAR EN NJ: