Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Junio  
15
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalUna fundación afín al PSOE propone la reforma del Senado para acentuar su perfil
Redaccion (NJ) (Jun 04, 2007) Nacional
La Fundación Alternativas, laboratorio de ideas cercano al PSOE, ha elaborado una propuesta de reforma del Senado que busca acentuar su perfil autonómico y de cámara de debate al más alto nivel. La propuesta, que pronto llegará a manos del Gobierno y de los grupos parlamentarios, sugiere dotar a la cámara alta de más competencias, cambiar el sistema de elección de sus miembros y que en su seno se debatan las leyes que afecten a cuestiones morales como el aborto, la eutanasia o las relaciones iglesia-estado.

La iniciativa de reforma, elaborada por los profesores universitarios Alberto Penadés e Ignacio Urquizu-Sancho, propone una serie de medidas para atenuar la "supeditación" del Senado respecto del Congreso de los Diputados. Sobre todo, en asuntos de marcado carácter territorial como las reformas de los estatutos de autonomía, en los que la cámara baja, por ser la que otorga su confianza al Gobierno es, como en casi todo, preeminente. A pesar de su consideración como cámara de representación territorial, la intervención del Senado fue residual en las reformas estatutarias de esta legislatura, en las que limitó su papel a respaldar lo pactado en el Congreso.

Los autores del texto, que la fundación enviará en los próximos días al Gobierno y a los grupos parlamentarios, proponen que el Senado sea la cámara de primera lectura de todas las leyes sobre competencias territoriales, de forma que inicien allí su tramitación. Si la norma en cuestión no recibiese el respaldo de ambas cámaras, se formaría una comisión mixta para resolver el conflicto. Si aún así no hubiese consenso, la decisión final recaería sobre el Congreso, que debería resolver por mayoría absoluta.

La Fundación Alternativas plantea, asimismo, incrementar las materias a considerar "de marcado carácter territorial", y dar más poder a la cámara alta sobre la elaboración de estatutos, las proposiciones de ley de las asambleas autonómicas y cuestiones relativas a "hechos diferenciales". En esta última categoría, los autores de la propuesta incluyen las cuestiones vinculadas a la normativa sobre lenguas cooficiales del Estado, derecho civil o foral especial, insularidad y regímenes económicos y fiscales particulares.

Reforma electoral

El estudio propone cambiar el método de elección de senadores, para adecuarlo al carácter autonómico del Estado. Sugiere que sean elegidos al mismo tiempo que los parlamentos autonómicos, y que las circunscripciones sean las comunidades, en lugar de las provincias. Por cada autonomía habría un senador fijo, y otro por cada 200.000 habitantes. Así se evitarían descompensaciones derivadas de las diferencias de población como, por ejemplo, que Soria tenga 63 veces menos población que Madrid y el mismo número de senadores. Ceuta y Melilla tendrían dos representantes cada una.

Otro gran eje de esta propuesta es su pretensión de hacer del Senado una cámara de deliberación "cualitativamente superior". En concreto, plantea que acoja los debates de las leyes que aborden "cuestiones de tipo moral o que conlleven cuestiones de derechos fundamentales" como el aborto, la eutanasia y las relaciones Iglesia-Estado, así como otras que puedan tener consecuencias sobre muchas generaciones, como las normas de tipo ambiental, la moratoria nuclear o los planes hidrológicos. Esos asuntos podrían abordarse con más sosiego, sin la urgencia política que determinan los ciclos electorales.

Por último, la Fundación Alternativas propone hacer de la cámara alta "un lugar de concertación entre comunidades", donde estén representados los gobiernos regionales y, por ejemplo, los presidentes autonómicos puedan sentarse a debatir los temas que les afecten. Su vicepresidente, Nicolás Sartorius, cree "imposible" poner en marcha una iniciativa de esta envergadura a estas alturas de la legislatura, pero confía en que pueda realizarse "en la próxima". "A medida que las comunidades adquieran competencias, los grandes partidos sentirán la necesidad de tener un sitio donde discutir sobre cuestiones territoriales sin recurrir al bilateralismo entre los gobiernos central y autonómicos", explicó.

  
BUSCAR EN NJ: