Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Junio  
15
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalSiria: Una guerra atroz y sin cuartel, si quedaba alguna duda
Redacción (NJ) (Jan 22, 2014) Internacional
El comentario más acertado sobre el informe de asesinatos y torturas en las cárceles de Al Assad -una vez pasado el primer impulso de estupor y de repugnancia- lo ha pronunciado quizá el presidente del Consejo de la UE, el belga Van Rompuy. “Si el informe y las fotografías de los 11.000 asesinatos son ciertas, estamos ante un certificado de las atrocidades de esta guerra”, un conflicto que, como todos los civiles, suele despertar un instinto de venganza y barbarie en los pueblos que no tienen otras contiendas.

El momento elegido para la publicación del informe, la víspera de las negociaciones de paz en Ginebra, no es precisamente un certificado de garantía sobre su veracidad total. Es evidente que, tanto la fuente o fuentes que han filtrado los documentos como quienes lo han publicitado, buscan influir en las conversaciones en favor del bando rebelde. La luz sobre la presunta "política de checa” del régimen de Assad –exprimir con la tortura hasta obtener toda la información posible de los presos y después ejecutarlos- no podrá hacerse del todo hasta que concluya el conflicto y pueda llevarse a cabo una investigación imparcial, ajena a los dos bandos.

Sí parece demostrado, sea cual sea la dimensión de la denuncia, que el régimen del clan de los Assad, que ha gobernado de modo tiránico y policiaco el país durante décadas, carece de cualquier concepto de escrúpulo o de piedad a la hora de reprimir la rebelión. Los dos millones de refugiados, el uso de armas químicas contra población civil, y ahora la crueldad hacia los prisioneros, son buena prueba de ello. Es difícil imaginar que el proceso de negociación en Ginebra pueda concluir con la salida de Assad del poder; aunque dada la impotencia internacional para intervenir de modo militar en la guerra civil, todo esfuerzo vale la pena.

  
BUSCAR EN NJ: