Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Julio  
16
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalComienza la cuenta atrás en las negociaciones sobre el Canal de Panamá
Redacción (NJ) (Jan 16, 2014) Nacional
Las negociaciones entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el consorcio liderado por Sacyr, Grupo Unidos por el Canal (GUPC), afronta su recta final y ninguna de las partes, de momento, parece dispuesta a dar su brazo a torcer. El presidente de la compañía española, Manuel Manrique, se trasladó el pasado martes a la capital del país centroamericano para abordar las necesidades de liquidez de la vía interoceánica.

Sin embargo, tanto en Panamá como en España prácticamente se da por seguro que el acuerdo tendrá que esperar hasta última hora. Consciente del daño que podría ocasionar en las empresas de GUPC que se produjera el cese de las obras de construcción del tercer carril de esclusas, la ACP está dispuesta a apurar el periodo concedido por el consorcio, como informó el pasado 30 de diciembre, y jugar con el factor tiempo como forma de presión.

El propio administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano, señaló que la decisión «definitiva» se conocerán a comienzos de la próxima semana. Es decir, casi en tiempo de descuento. El consorcio designó el próximo lunes como fecha límite para solventar los problemas de flujo de caja del proyecto, que carga a su vez con unos sobrecostes, según la GUPC, de cerca de 1.200 millones de euros. Estos se derivan de la aparición de una falla de2,5 kilómetros de longitud que se descubrió en una de las esclusas, que afectó a la disposición de materiales necesarios para la mezcla de cemento, y el retraso en la aprobación por parte de la ACP de la nueva fórmula, que se demoró 7 meses.

Fuentes de la ACP no confirmaron (a la hora del cierre de la edición impresa del periódico) que ni ayer ni hoy hubiera una reunión prevista con el representante español, aunque desde Sacyr se restó importancia a este hecho: un portavoz de la compañía señaló que los contactos resultan permanentes y que la negociación se mantiene «viva».

Mientras tanto, el organismo del país centroamericano reitera su amenaza de ejecutar los avales y fianzas (una solicitud que debería antes autorizar Zurich) que suscribieron los contratistas. La prensa local, de la que se hace eco Ep, apunta que el próximo 21 de enero, un día después de que venza el plazo para llegar a un acuerdo, la ACP se reunirá con la aseguradora suiza.

De hecho, durante los últimos días Quijano ha hecho hincapié en su intención de asumir las obras y asegura, incluso, que tiene capacidad financiera para hacer frente a los 1.500 millones de dólares (1.102 millones de euros) que, según sus cálculos, costaría la culminación de las obras, avanzadas ya hasta el 70%. Esta cifra resulta significativa: es casi idéntica a los 1.600 millones de dólares que solicita el consorcio en concepto de sobrecostes.

Banco de desarrollo

Por su parte, la española ha apostado por demostrar su compromiso con el proyecto. El presidente de Sacyr recalcó el pasado lunes en una comparecencia pública que no contempla «otro escenario» que el acuerdo. Una visión que es compartida con instituciones internacionales, como el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), cuyo presidente Enrique García, destacó en una entrevista a Efe que confía en que la ACP y el GUPC lleguen a «una solución feliz» para solventar «este impasse, que ha tomado un carácter público un poco por encima de lo deseable».

Recordó, que en cualquier caso, se trata de un «proyecto emblemático» que, independietemente del resultado de las negociaciones, «no se va a parar». García reconoció que la declaración de sobrecostes no es una práctica infrecuente en los grandes contratos de construcción, ya que en las licitaciones «a veces no se contemplan algunos imprevistos o algunas razones que pueden significar variantes en costos».

Sacyr y los socios del consorcio (Impregilo, Jan de Nul y Constructora Urbana), mientras tanto, deshojan la margarita y ultiman una propuesta definitiva, que sea capaz de lograr el visto bueno de un organismo con el que las relaciones no han sido nunca del todo fluidas. Sea cual sea la decisión de consorcio y autoridades panameñas, en lo que no hay duda es que los próximos días resultarán cruciales en el futuro de estas compañías y en el del histórico Canal, que este año, envuelto en la polémica y en la incertidumbre sobre su futuro, celebra su centenario.

  
BUSCAR EN NJ: