Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Julio  
12
  Viernes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

MúsicaDesparpajo, expresividad y mucho talento son Rozael
Noelia Romero (Nov 12, 2013) Música
María y Samuel Algo tímida salia al escenario, acompañada de Samuel Vidal a la guitarra. María Rozael, hacia saltar las chispas con su primera interpretación en la que ya anunciaba una noche espectacular. No les hizo falta nada más que seis cuerdas, unos bonitos arpegios y una voz con una expresividad fuera de lo común. Así, nos atrapaban, la noche del pasado Jueves en el teatro de Las Esquinas. Un teatro a rebosar con un público entregado desde minuto cero. La cantautora nacida en Albacete, interpretó cada una de las canciones de su primer disco "Con derecho a...". En forma de la historia de su vida, también nos mostró temas como "80 veces", el cual le dio el éxito para colocarse en el lugar que ahora mismo se encuentra.

Su forma de cantar, de contar cada una de las historias vividas y presenciadas en su pasado, es lo que la hace especial, lo que la hace diferente. Esa forma de cantar llorando que en alguna ocasión nos hizo retroceder en el tiempo para llevarnos hasta la más grande, La Chamana.

"Cal y arena", "Comiéndote a besos" y "Soñar contigo", fueron más canciones en las que se dejaba la piel, el sentimiento y en alguna ocasión, el sentido del humor.

Para la última canción, nos aguardaba una sorpresa. María lleva desde los siete años tocando la bandurria y no quería irse sin acompañar con este instrumento a su compañero.

Así pues, se despedían de Zaragoza bajo un ritual que siempre les hace volver cuando lo hacen. La cantante se apartaba el miscrofono, Samuel, muteaba el sonido de la guitarra para que sonase sin amplificación y ambos se acercaban el uno al otro para tocar totalmente "desenchufados". El silencio del público que ponía toda la atención en escuchar lo que estaba pasando el en elcenario, dejaba percibir, una vez más, la complicidad entre María y Samuel.

Un público que no dudó en ponerse en pie devolverles toda la fuerza que se habían dejado en el escenario durante una actuación de algo más de una hora y media.

  
BUSCAR EN NJ: