Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
29
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Educación y FamiliaQue los niños hagan cinco comidas al día es esencial para que aprendan a comer bien
Redacción (NJ) (Sep 20, 2013) Educación y Familia
Con la vuelta al cole, el mes de septiembre es el momento perfecto para restablecer horarios y rutinas también en la mesa. Uno de cada cuatro niños en España tiene exceso de peso y, para combatirlo, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) propone erradicar malos hábitos alimenticios e introducir una alimentación lo más nutritiva, saludable, rica y divertida posible.

La clave para conseguirlo es intentar volver de forma paulatina a la rutina y a los horarios fijos, y respetar las 5 comidas diarias, es decir, el desayuno, el almuerzo a media mañana, la comida, la merienda y la cena. Algo que, no obstante, puede resultar difícil dependiendo de la distorsión que en los hábitos alimentarios haya supuesto el periodo vacacional.

“La vuelta a la rutina de horarios y comidas puede ser un trauma para muchas familias, pero también es un reto ante el que la familia no puede claudicar”, aconseja el coordinador del Grupo de Obesidad de esta sociedad científica, Albert Lecube, para quien cuidar de la alimentación de los niños en edad escolar debe ser “una de las principales responsabilidades de cualquier país”, y considera que esta tarea ha de estar “compartida por los centros escolares y la propia familia”, sin olvidar también el papel que deben ejercer las autoridades.

Sin embargo, la familia es el entorno más influyente para los menores y el que acabará creando conocimientos propios y consolidando los aprendidos en el ámbito escolar. Además, “el niño tiene que ser un partícipe activo en su alimentación, desarrollando un criterio propio adecuado en cada situación”, según Lecube.

Alimentación variada y equilibrada

El desayuno es “uno de los puntales alimentarios del día”, que a juicio de Lecube debería aportar entre el 20 y el 30 por ciento de la ingesta calórica diaria total. En él deben introducirse lácteos, cereales y frutas, que conjuntamente nos aportarán una buena cantidad de proteínas, hidratos de carbono, minerales, agua, vitaminas y fibras y evitar, al máximo, el consumo de bollería industrial por ser una fuente de grasa muy perjudicial para la salud.

En la hora del recreo se debe proporcionar al niño un pequeño tentempié formado por una pieza de fruta, un lácteo, un quesito o un bocadillo. “Este almuerzo permitirá al niño mantener su rendimiento físico e intelectual y llegar en perfectas condiciones a la hora de la comida”, explica el doctor. La comida y la cena son también dos momentos esenciales en la alimentación del niño, que hay que intentar complementar, por lo que es recomendable disponer del menú escolar cuando el niño coma en el colegio.

“Ambas ingestas deben ser equilibradas y variadas en preparaciones y texturas, incluyendo legumbres, frutas, verduras y hortalizas, pescado y carne, priorizando la carne blanca frente a la carne roja. La cena debería ser más ligera que la comida”, concluye.

Por último, según el experto, “la merienda, con un 15 por ciento del aporte energético diario, es un momento ideal para completar el aporte de frutas, cereales y lácteos que no ha podido administrarse durante el resto del día”.

  
BUSCAR EN NJ: