Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Octubre  
21
  Jueves  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónCosculluela atribuye los fallos en la operación del pelotazo a los técnicos
Redacción (NJ) (Apr 12, 2007) Aragón
El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela (PSOE), compareció ayer en el Juzgado de Instrucción número 1 de la capital del Vero, en calidad de imputado en las diligencias previas abiertas, a raíz de una denuncia del Partido Popular, sobre el caso del pelotazo obtenido por Javier Blecua con unos terrenos del polígono industrial Valle del Cinca cuando era consejero delegado de Aramón. Admitiendo durante la comparecencia que la escritura de compraventa con Blecua tiene errores.

Cosculluela admitió por primera vez que en esa compraventa de fincas existieron fallos por parte del Ayuntamiento, aunque se exoneró de culpa y los atribuyó a los técnicos municipales que tramitaron la operación. El alcalde reconoció que en la escritura de diciembre de 2006, en la que Blecua transmitió al Consistorio la mitad de un solar de 22 hectáreas y le concedió una opción de compra sobre el resto, se adjudicaba equivocadamente la calificación de suelo industrial a una parte de los terrenos que están catalogados como rústicos.

También afirmó en su declaración que el titular catastral de esa parte del solar es el vecino de Barbastro R. F., aunque cuando se rubricó la escritura el notario apuntó que la parte vendedora y la compradora, Blecua y el Ayuntamiento, le notificaron que esa titularidad era un error. Cosculluela declaraba que la documentación para ir al notario fue preparada por "seis o siete funcionarios" y que no recordaba "quién manifestó al notario" que la titularidad catastral de la finca era erronea.

El también presidente de la Diputación de Huesca explicó al magistrado que para adquirir el solar se pidió "información registral y la finca en concreto estaba a nombre de Saicar pero catastralmente a nombre de" R. F.

La finca registral ofrecida por Blecua, la 11.110, en la que incluye cuatro parcelas catastrales, sí figuraba entonces a nombre de Saicar (empresa extinta a quien pertenecían los terrenos urbanos en origen), pero no contiene ninguna referencia catastral que identifique esas cuatro parcelas.

Sin embargo, la referencia catastral de la parcela de R. F., la 264 del polígono 13, sí que figura dentro de la finca registral 371, que también está a nombre de dicho vecino, quien ha pagado los correspondientes recibos del IBI desde 1999, año en que adquirió ese terreno a otros particulares de Barbastro.Según los resultados demostrados por Heraldo de Aragón.

Uno de los problemas es que cuando Javier Blecua compró la finca 11.110 a dos matrimonios de la cabecera del Somontano, no se incluyó ninguna referencia catastral en la escritura, lo que impidió posteriormente, en la venta de Blecua al Ayuntamiento, un cotejo diáfano de la titularidad de los suelos que se transmitían.

Esa ausencia de referencias catastrales en la primera escritura no impidió que el Consistorio se la aceptase a Blecua como título de propiedad, extremo que un informe del propio Ayuntamiento reconoce que es irregular. Interrogado por ese aspecto de la operación, Cosculluela dijo ayer que "son los técnicos del Ayuntamiento los que supervisan esos temas y si el técnico da el visto bueno es que está todo correcto".

Asimismo, admitió no haberse leído "de arriba abajo" la escritura porque "son los propios funcionarios quienes se encargan" de ese menester.

  
BUSCAR EN NJ: