Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Abril  
20
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

FútbolEl insaciable apetito de Messi no le basta al Barcelona
Redacción (NJ) (Mar 31, 2013) Fútbol
La suficiencia azulgrana en la liga había hecho que el partido ante el Celta quedara relegado a un segunda plano. La fatiga acumulada tras los partidos internacionales y la proximidad del duelo europeo ante el PSG aconsejaban las rotaciones y Roura —aún al mando a pesar del regreso de Vilanova a Barcelona— no se saltó esta vez la lógica.

El técnico dejó fuera del once a Iniesta, Xavi, Pedro, Busquets y Villa, alguno de los cuales ni siquiera había viajado hasta Vigo, donde sí lo hizo por primera vez desde hace mucho tiempo Eric Abidal.

Al francés le tocó empezar el partido en el banquillo, desde donde asistió al dominio de su equipo durante casi todo el partido. La necesidad del Celta hacía prever un partido de ida y vuelta, pero Abel, al contrario que Roura, sí que evitó la lógica y planteó el choque a la contra. Así esperó el Celta el paso de los minutos, agazapado atrás a la espera de una oportunidad que llegó pasada la media hora. Fue tras un fallo de Bartra, que Oubiña aprovechó para dejar solo a Orellana en el área, donde el semifallo del chileno se convirtió en una asistencia para que Nacho Insa adelantara a los gallegos. Premio excesivo para un equipo ramplón y sin ambición, que lo pagó poco después.

Las botas de Messi se encargaron de fabricar el empate con un pase en profundidad a Tello que el canterano convirtió en gol con una definición perfecta, ajustando el balón al palo largo con una suavidad al alcance de pocos futbolistas. Si el choque terminó empatado al descanso fue porque Mateu Lahoz, en una tarde desafortunada, se había comido un claro penalti de Demidov a Messi, cuya voracidad goleadora iba a tener premio tras el paso por los vestuarios.

Empate de Oubiña

La tónica fue la misma en la segunda parte, aunque con un Celta más timorato si cabe. El toque del Barcelona fue ganando terreno poco a poco hasta encontrar la recompensa a veinte minutos del final. Los protagonistas, los mismos del primer tanto pero con los papeles cambiados. Este vez el asistente fue Tello —magnífico durante todo el encuentro— y Messi era el que acariciaba el balón hasta las redes. Era el gol número 42 en la liga del argentino, que ha marcado en todoslos partidos desde que se quedara en blanco ante el Celta hace 19 jornadas.

El tanto espoleó al conjunto gallego, al que no le quedó más remedio que irse arriba. Su osadía se tradujo en el empate de Oubiña, que con un excelente cabezazo en el segundo palo evitó el triunfo azulgrana y premió, de paso, la racanería celtiña durante todo el partido.

  
BUSCAR EN NJ: