Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Abril  
20
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

FútbolUna manita para preparar la Copa 0-5
Redacción (NJ) (Jan 21, 2013) Fútbol
E Valencia salió a por todas, con un esquema desequilibrado, y el Madrid se juntó, todos a una, decididos a hacer lo que saben:jugar al futbol. Así que en ese ir a por todas el Valencia solo encontró el contragolpe mortal del Madrid.

El equipo de Mou puede tener líos interiores, jugar mejor o peor, pelearse entre ellos o estar a cuatrocientos puntos de la cabeza, pero una cosa es segura: su contragolpe es el mejor del mundo, de largo. Se fue el Valencia arriba como si aquello fuese el OK Corral, a pecho descubierto y con revólveres mojados. Su medio del campo no era escalonado ni paralelo, simplemente no había ido. Banega perdido en tierra de nadie por la izquierda, Tino Costa deambulando por el espacio sideral en la derecha y Gago... Gago estuvo fuera de concurso todo el partido. Lesionado durante demasiado tiempo, perdió el sitio, perdió el balón y perdió el centro del campo por completo.

No fue solo desatino del Valencia, sino conjunción, fuerza y compromiso del Madrid. Y un planteamiento perfecto de Mourinho que cuando acierta hay que decirlo, lo mismo que cuando la pifia. Pero esta vez lo clavó. Presionó allá donde más daño hacía: arriba, en tres cuartos, con mucha velocidad y hambruna, y apretando a gente blandita, lenta y pesada. Cada balón era medio gol porque en tres cuartos estaba Ozil que tiene cien ojos y lo ve todo con segundos de antelación. Donde pone el ojazo pone el balón.

Con las tres balas que tenía arriba, que al Valencia, tan ciego de ira que no veía nada, le cayese un saco de goles solo era cuestión de tiempo. Cuando el Pipita abrió el baúl, los de Mou empezaron a echar balones de gol como quien echa aceite a la ensalada.

En diez minutos les enchufaron cuatro a velocidad de vértigo. Perdía el Valencia, gol del Madrid. Erraba el Valencia un pase, gol del Madrid. No erraba el Valencia, gol del Madrid. Mestalla, atónita, desfilaba hacia el bar de Manolo el del Bombo porque es un campo que lleva especialmente mal esto de que el Madrid, justamente el Madrid, le envíe una saca de goles. Y clamaba indignado contra los suyos, que los pobres, no sabían ni por dónde les llegaban los golpes. «Esperemos al miércoles debieron pensar», que allí el batacazo puede ser al revés y mayor. Pero mientras tanto, el 0-5 campaba en el marcador y el Valencia desmayaba, huidas las huestes en desbandada porque no eran solo los cinco tantos en medio partido, sino la cantidad de ocasiones que perdió el Madrid o las que paró Alves, el único que se salvaba de un equipo desamparado y a los pies de los caballos.

Minutos de nada

El Madrid había realizado el mejor partido, o la mejor primera parte de la temporada. Eso sí, a costa de que la segunda parte fuese ya una rémora de minutos perdidos. El equipo de Mou se tumbó a la bartola y los de Valverde, espoleados por la vergüenza (medio Mestalla se había ido ya colérico y enfadado, dando la espalda a los suyos), se fueron a por goles que maquillaran el rostro demacrado y pálido que le había dejado un Madrid pletórico y perfecto.

El Valencia llegó cinco veces en quince minutos, pero tenía fe cero en todo lo que hacía porque la manita le pesaba en las botas como un Hulk sobre una hormiga. Apenas hubo partido ya, porque el equipo de Valverde iba con todo pero para lograr nada. Tiros desviados, lanzados de cualquier manera, como quien tira piedras al agua, solo con la esperanza de que el Madrid no enlazase alguna a la contra y le hiciese un roto ya escandaloso.

Los de Mou, ciertamente, ya estaban en otra cosa casi desde que se fueron al vestuario. Solo evitar golpes, lesiones y si había suerte y el Valencia volvía a equivocarse hacerle la media docena o un siete que ya habría sido excesivo.

Ficha técnica

0 - Valencia: Diego Alves, Ricardo Costa, Rami, Víctor Ruiz, Guardado, Banega, Gago (Barragán, m.46), Tino Costa, Piatti (Bernat, m.77), Soldado (Valdez, m.65) y Jonas.

5 - Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Varane, Albiol, Coentrao, Xabi Alonso (Essien, m.63), Khedira (Callejón, m.74), Ozil (Modric, m.67), Di María, Cristiano Ronaldo e Higuaín.

Goles: 0-1, m.9: Higuaín. 0-2, m.35: Di María. 0-3, m.36: Cristiano Ronaldo. 0-4, m.41: Cristiano Ronaldo. 0-5, m.44: Di María.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (colegio cántabro). Amonestó por el Valencia a Jonas, Gago y Banega y por el Real Madrid a Arbeloa, Coentrao, Di María y Essien.

Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 40.000 espectadores, de los que muchos abandonaron el estadio en el descanso.

  
BUSCAR EN NJ: