Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Abril  
20
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

FútbolOsasuna 0 Real Madrid 0
Redacción (NJ) (Jan 13, 2013) Fútbol
Ni vencen ni convencen. Suele pasar si a un equipo le quitas los mejores y el otro conjunto no tiene mucho que ofrecer. En el Madrid faltaban Cristiano, los dos centrales y Ozil, este último porque a Mourinho le dio por ahí. Tampoco estaba Marcelo, con poco ritmo todavía. Se supone que con estos cinco el Madrid sería otro, pero no esta vez. Con el poco juego de elaboración que acostumbra, el equipo de Mou se pareció bastante al de Osasuna, pero con más calidad en sus filas. Sin embargo, el estilo de ambos fue similar: juego directo, mucho pelotazo largo y aglomeración de gente en el medio campo. Un truño de partido que no había por dónde cogerlo.

Mira uno a Osasuna y no lo reconoce. Poco que ver con ese equipo que llegabas a su campo y desde el autobús se oían los gruñidos de ferocidad poco antes de salir al terreno de juego, mucho más después, con dientes y puños prietos en todas las zonas del campo. Ahora no pues ha tiempo que los navarros presentan una versión edulcorada de sí mismos. Se muestran cándidos, sin agresividad, con poca garra y escasa fe en lo que hacen.

Tampoco el Madrid está bien. No tiene convicción en este torneo. Da la impresión, o al menos lo pareció, que juegan los partidos por jugarlos, como un compromiso sellado, un trago que se ha de pasar como un polvorón en pleno verano, sin ilusión ni ganas de ir más allá, de dar un paso adelante para borrar ese rostro de decepción y desencanto que va paseando por la Liga.

Así que el partido se quedó en casi nada, en detallitos de Modric, en los desmarques de Higuaín o Callejón y en la calidad de Cejudo, un pelotero estupendo, con mucha clase y talento. En el Madrid se echaba en falta, y mucho, esa garra que exhibe Cristiano cuando está en el campo, ese ardor que calienta y contagia a sus compañeros. Sin él y sin Ozil, el Madrid apenas hilvanó jugadas y abusó del pelotazo largo a los desmarques de sus puntas, pero siempre le faltó control del choque, dominio del juego y elaboración de algo que se pareciese al fútbol de verdad.

Pocas ocasiones

Así que no hubo nada, o casi nada. Mucho centrocampismo, mucho bostezo y rostros dormidos con mandíbulas desencajadas. El Madrid tuvo un par de ocasiones, perdidas por poco, y Osasuna tuvo otras dos, con disparos del de siempre, Cejudo, que fue de lo poco destacado, no solo de Osasuna, sino del partido en sí, un encuentro lánguido y decadente, casi desolador, de un sopor interminable.

Solo mejoró, y poco, el equipo navarro en la continuación. El Madrid no. El Madrid, sin intensidad ni fragor en la batalla, se queda en casi nada porque tiene poco fútbol, y menos si tiene fuera a los mejores.

El equipo de Mourinho acabó el partido en inferioridad por la expulsión de Kaká

Osasuna salió dando un paso adelante, pero tampoco le sirvió para imponerse ni siquiera mínimamente. El encuentro siguió bajo mínimos mientras Mou buscaba soluciones en el banquillo pero el equipo, con un físico endeble, no pudo dar el paso adelante que el partido requería.

Para colmo de males, Kaká, que salió con el despiste habitual que le invade desde hace tiempo, cometió una ingenuidad insólita que le costó la expulsión a los pocos minutos de salir. El Madrid, desencantado y vulgar, se quedaba con diez mientras que Osasuna veía la luz y se creía con opciones de poder ganar un partido en el que nunca había creído.

El equipo de Mou se fue descomponiendo poco a poco, con alguna que otra ocasión gracias al empeño y lucha de Callejón, que nunca se rinde, pero lo cierto es que el que empujó más fue Osasuna. Con todo, con el partido completamente roto, sin medio campo y sin juego hilado, cualquier cosa pudo pasar, si bien el Madrid nunca tuvo fe para poder vencer. Lo malo no fue el vulgar empate, sino la triste sensación que dieron los blancos.

Ficha del partido

Osasuna: Andrés Fernández, Marc Bertrán, Rubén, Arribas, Damiá. Lolo, Oier Sanjurjo. Cejudo (Llorente m. 85), Armenteros, Nino y Kike Sola.

Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Varane, Albiol, Coentrao. Xabi Alonso, Khedira. Modric (Ozil, m 67), Di María (Benzemá, m. 57), Callejón e Higuaín (Kaká, m. 57).

Árbitro: Clos Gómez (colegio aragonés). Mostró tarjeta amarilla a los locales Rubén (m.11), Oier (m. 44), Armenteros (m. 56), Kike Sola (m. 76) y Lolo (m. 90), y a los visitantes Kaká (m. 59), Xabi Alonso (m. 68) y Ozil (m. 90).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada decimonovena de la liga BBVA, disputado en el estadio Reyno de Navarra ante 16.366 espectadores. El equipo de fútbol 8 del colegio Ezcaba de Ansoáin, campeón del torneo inter escolar de Navidad, fue homenajeado antes de empezar el partido.

  
BUSCAR EN NJ: