Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Enero  
30
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Zaragoza2013: un año crucial para Belloch
Fuente Periodico Ara (Jan 07, 2013) Zaragoza
El distanciamiento con CHA e IU con el que ha arrancado este año convierte a este ejercicio en crucial para el futuro de la legislatura, del laboratorio de izquierdas en el que pretendía convertirse Zaragoza y para un alcalde, Juan Alberto Belloch, que deberá afrontar decisiones clave como el presupuesto.

Y coincide con la culminación de su proyecto estrella, el tranvía, y las dificultades que la crisis y los recortes acaban trasladando a las calles. ¿Saldrá indemne?

1. Unas cuentas para un año difícil sin los 'socios' amarrados

El presupuesto municipal está prorrogado y no se dan las condiciones más idóneas para sacarlo adelante con celeridad. El distanciamiento con sus principales apoyos, CHA e IU, parece claro y mientras pasan los días sin que se vislumbre un acuerdo, el futuro de muchas entidades sociales sigue pendiente de unas ayudas que necesitan para subsistir. Las diferencias son palpables y el hecho de que, como mínimo, la aprobación se posponga hasta marzo, elevará la tensión de forma progresiva. Mientras, el PP le tiende una mano mientras con la otra le sacude. Y la debilidad de Belloch y su Gobierno se agrandará si no consigue tener rápido unas cuentas para funcionar con normalidad.

2. La hora de la verdad para el tranvía y su futuro hacia Delicias

El 2013 es el año en el que el tranvía deberá demostrar si las estimaciones y bondades que este Gobierno de Belloch ha pregonado desde que se puso la primera piedra son ciertos. Llegará a Parque Goya antes del 23 de abril, según dijo el propio alcalde, una fecha oficial que podría adelantarse a marzo si el ritmo de trabajo se mantiene, y entonces tendrá ante sí el reto de demostrar si ese horizonte de los 30 millones de usuarios al año es factible. Ya no valen perspectivas a futuro, toca demostrar. Con los resultados que acompañen al eje norte-sur llegarán las opciones para comenzar el eje este-oeste desde Delicias. Es la opción más convincente para los gestores y los bancos que deben ayudar a financiar unas obras que el ayuntamiento por sí solo no puede asumir. Mantener el empleo que ha movido y mueve este proyecto es un importante objetivo, que topa con otros intereses, políticos e institucionales a veces (desde la DGA), de contemporizar el gasto.

3. Hacer coyuntural un riesgo de exclusión que es creciente

El Plan contra la Exclusión Social fue un golpe de efecto al pasado debate sobre el estado de la ciudad que ahora debe saltar del papel a las calles. Las mismas que cada día sufren los recortes de la Administración, la decadencia de una iniciativa privada que aún no ve el camino hacia la resurrección definitiva y una situación caótica a la que las familias se han visto abocadas víctimas de la fiebre del oro de la burbuja inmobiliaria. El alcalde prometió salir al rescate de los zaragozanos que lo están pasando mal, con un plan extraordinario llamado a atender una situación «coyuntural, no estructural». O debería serlo. Pero aunque se piense para una duración de un año, su reto ahora, durante este 2013, debe ser combatir, con esta y otras medidas, para que se agrave la situación. Tendrá que pensar además en otro plan de emergencia para el 2014 con la misma dotación (10 millones de euros).

4. La oportunidad de abaratar las grandes contratas municipales

Varias de las contratas más importantes del Ayuntamiento de Zaragoza podrían abaratar costes para las arcas públicas. Eso o exprimir todas las posibilidades de rentabilizar el mismo alto precio que se paga por ellas desde hace años. La crisis a disposición de la Administración, poniéndolo en el mercado para que la iniciativa privada sea la que se despelleje en la puja. La más importante será la del autobús, que debe adjudicarse en primavera, pero hay otras, como los contratos con las empresas de publicidad o el de las zonas verdes. Y, mientras, Belloch no dudará en intentar dar con el socio privado que le permita una inyección de liquidez a corto plazo gracias al saneamiento y a la sociedad Ecociudad, que se creó expresamente para eso.

5. Las competencias impropias y la futura Ley de Bases

La futura Ley de Bases puede ser la solución definitiva a la asfixia económica que sufren los ayuntamientos o un golpe decisivo a la prestación de servicios que son más eficaces en manos de las entidades locales, por su proximidad al ciudadano. Dos caras de la misma moneda sobre la que Belloch no se ha mojado en exceso. Se ha limitado a criticar que el resto de las Administraciones no le ayuden a costear las competencias que a Zaragoza le son impropias y a dar la cara en casos de gravedad. No depende del alcalde ni del ayuntamiento, pero él deberá asumir o que pase el tiempo sin que se haga nada o que le retiren determinadas competencias. En ambos casos, los zaragozanos acudirán antes a él.

D. L. G.

  
BUSCAR EN NJ: