Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
29
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónLas cajas aragonesas suspenden la ejecución de desahucios de vivienda habitual
Fuente Aragón Digita (Nov 13, 2012) Aragón
Caja3 e Ibercaja, asociadas a la Confederación Española de Caja de Ahorros, han decidido suspender la ejecución de desahucios de vivienda habitual de colectivos especialmente vulnerables. Una decisión que mantendrán hasta la entrada en vigor de la reforma normativa anunciada por las autoridades.

La cajas aragonesas han suspendido la ejecución de desahucios de vivienda habitual de colectivos especialmente vulnerables hasta la entrada en vigor de la reforma normativa anunciada por las autoridades.

Caja3 e Ibercaja están integradas en la Confederación Española de Caja de Ahorros (CECA) que se ha sumado al anuncio que este lunes ha hecho la Asociación Española de Banca (AEB) de paralizarlos, por “razones humanitarias y en el marco de su política de responsabilidad social”, durante los dos próximos años en aquellos casos en que concurran “circunstancias de extrema necesidad”.

El comunicado emitido por la CECA esgrime que la suspensión se suma “a los esfuerzos que, de manera independiente y desde el comienzo de la crisis, han desplegado las entidades para evitar los desahucios”. Y añade que las entidades han estudiado “caso por caso” para ofrecer a los clientes hipotecarios la medida “más oportuna”, como refinanciaciones, periodos de carencia, daciones en pago con carácter voluntario o la adquisición de vivienda para su posterior alquiler al deudor, entre otras.

Fuentes de Ibercaja manifiestan que con esta decisión reivindican “su compromiso con los clientes y, en especial, con aquellos que sufren especialmente los efectos de la crisis”, y destacan que la entidad aplica fórmulas a la medida de las dificultades de cada afectado.

No obstante, su morosidad es del 5,09% (la mitad del sector, 10,79%) y en el caso de la vivienda apenas supone el 1,63%, por lo que los desahucios de primera vivienda “son hechos residuales y, si la familia así lo necesita, no se ejecuta el lanzamiento”.

En este sentido, apuntan que en la mayoría de los casos se amplía la vigencia de la hipoteca para disminuir la cuota y que también hay otras opciones como ofrecer un periodo de carencia en la amortización de capital, llegar a acuerdos para que se abonen pagos parciales, de acuerdo con la capacidad del deudor o, una vez adjudicado el bien, se puede llegar al alquiler social con opción de compra futura, computando el alquiler.

Por eso, indican que desde 2008 se ha refinanciado o reestructurado la deuda de cientos de clientes, dando así respuesta a las necesidades de miles de familias.

También desde Caja3 aseguran que siempre que se plantea un problema de este tipo se estudia y analiza “uno a uno” para paliar su situación y que puedan mantener su vivienda.

La CECA apunta, además, que están ofreciendo a los reguladores toda su colaboración para el diseño y ejecución de una nueva normativa que evite la exclusión financiera y social de aquellos colectivos que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad a consecuencia de los procedimientos de ejecución hipotecaria.

Mientras que las cajas mantendrán la suspensión hasta que entre en vigor la nueva normativa, la patronal bancaria paralizará las ejecuciones hipotecarias durante dos años en "aquellos casos en que concurran circunstancias de extrema necesidad".

En un comunicado, la AEB señala que se ha adoptado este compromiso "por razones humanitarias y en el marco de su política de responsabilidad social" y destaca que ha sido objeto de un debate "intenso y profundo" de los bancos asociados "a fin de contribuir a paliar la situación de desamparo de muchas personas por causa de la crisis económica".

Por su parte, la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc), en la que se engloba Bantierra, no ha fijado aún su postura sobre las bases de modificación de la normativa hipotecaria que está negociando el grupo de trabajo conjunto del Partido Popular y el Partido Socialista.

Sin embargo, Bantierra asegura que su política en materia de adjudicaciones o desahucios se orienta siempre hacia un acuerdo con el deudor, "ofreciendo una gran flexibilidad en las fórmulas para ponerse al corriente de la deuda hipotecaria, antes de llegar a un contencioso judicial".

Asimismo, está adherida al código de buenas prácticas, en los que se prevé la “dación en pago” para determinados supuestos de personas o familias en situación de vulnerabilidad, y también a la iniciativa de mediación, promovida por Ayuntamiento de Zaragoza, Ecodes, Gobierno de Aragón y Colegio de Abogados.

Fuentes de la cooperativa de crédito aragonesa remarcan que poseen un protocolo interno de actuaciones que contempla un análisis individual pormenorizado sobre la capacidad del deudor, la adaptación de plazos (cuotas) para minorar el esfuerzo económico y medidas de moratoria en amortización; y recuerdan que el último recurso es el de la adjudicación, aunque incluso después de éste y, “en función de la situación particular del caso, se ofrece la continuidad en la vivienda negociando un alquiler accesible a sus ingresos”.

María del Carmen Ugarriza Hernández

  
BUSCAR EN NJ: