Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
7
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónJosé Luis Saz: "Insisto en que se mantendrán los servicios públicos de calidad"
Redacción (NJ) (Nov 12, 2012) Aragón
Saz abre mañana el turno del Gobierno para defender en las Cortes el proyecto de presupuestos del 2013.

-¿Cómo ha vivido esta semana en la que le han llovido las críticas por el proyecto de presupuestos que ha presentado?

-Esperaba esta reacción. Son unos presupuestos con una disminución del techo de gasto importante y esa es una piedra fundamental para entenderlos. Lo siguiente que hay que entender es que el Gobierno no elige los ingresos. Vienen 170 millones menos del Estado (50 para Agricultura, 50 para Sanidad, 43 para Economía, 20 para Obras Públicas y 14 para Industria). La oposición plantea la trampa de que rebajamos, y no es cierto. Gestionamos lo que tenemos y nuestra responsabilidad es gestionarlo bien.

--¿Con estos presupuestos restrictivos puede garantizar las prestaciones sociales?

--Lo he dicho y lo voy a seguir diciendo: son unos presupuestos sociales. El 65% se destina a Educación y Sanidad. Son casi 3.000 millones. Si por necesidad dedicamos dos de cada tres euros a necesidades sociales, cómo se puede decir que no son sociales. A cualquier gestor, y a mí también, le habría gustado tener mil millones más para estos pilares. A cualquiera le gusta tener más ingresos de los que tiene.

-Pero las carencias y las necesidades aumentan y los presupuestos bajan, aunque el 65% sea para gasto social.

--Los términos cuantitativos son menores, pero gran parte del recorte se debe a medidas que ya se han tomado, y que tienen que ver con ahorros de gasto corriente, racionalización en contratos y otras medidas de este tipo. Tenemos que aprender que hay 478 millones menos y el ahorro ya se incluye ahí.

--Pero se perderán servicios básicos

--El compromiso del Gobierno es claro: mantener la calidad en los servicios que se prestan. Y sin duda se seguirán prestando con máxima calidad. Aragón se ve mejor fuera de aquí que dentro. Cuando salgo fuera, todo el mundo me pregunta cómo somos capaces de hacer todo lo que estamos haciendo, porque nos ven bien. Creo que ese es el defecto de siempre de los aragoneses, que nos vemos peor de lo que somos, y eso va en perjuicio nuestro. Y no estoy hablando solo de que nos vea bien gente afín a mi partido.

--¿No están muy obsesionados con reducir el déficit? ¿No perjudica necesidades básicas?

--Trabajamos para cumplirlo. Hay muchos agoreros que decían que no cumpliríamos y lo hemos hecho. Es bueno cumplirlo y no es una decisión política. Cuando en Francia, Hollande decide hacer una consolidación fiscal, no cambia de ideología. Sigue siendo socialista, pero tiene que hacerlo. Por cierto, de forma más potente de la que ha hecho Rajoy. Está cumpliendo con su obligación. Las administraciones, fundamentalmente las españolas, han llegado a unos límites de sobreendeudamiento. Lo que más me duele y enfada de estas cuentas es que hay presupuestados 250 millones para pagar intereses a la banca. Más que lo que tendrán muchas consejerías. Eso hace daño a la administración.

--Muchos economistas, incluso dirigentes como Obama, dicen que con austeridad no se sale de la crisis, que hay que gastar.

--Parece que sea bueno endeudarse. Para qué. Si comprobamos comunidades con gravísimas dificultades y fuertemente endeudadas, como Cataluña, no prestan ningún servicio mejor que Aragón. Está demostrado que a más endeudamiento no hay mejores servicios a los ciudadanos. Los gestores anteriores, en los últimos 12 o 14 años, tenían que haber gestionado mejor la bonanza para que ahora, en crisis, empleáramos los ahorros para las necesidades. En cambio, en época de vacas gordas hemos salido super endeudados.

--¿Volverán algún día esas vacas gordas?

--Si cuando hay bonanza creemos que no va a acabar, sucede lo mismo con la crisis. Cierto es que esta tiene una gran complicación precisamente por el endeudamiento. A pesar de eso, hay poca inversión pero la suficiente para hacer colegios nuevos, el hospital de Teruel, el centro de especialidades Inocencio Jiménez de Zaragoza... Menos de lo que querríamos, pero se aporta el grano. Lo que quiero que entiendan los aragoneses es que el Gobierno está con ellos y gestiona los ingresos que tiene, que querría que fueran más. Pero su responsabilidad es saber gestionar bien los ingresos que tiene.

--¿No se exigen demasiados sacrificios a los ciudadanos y otros con responsabilidades mayores y más culpables de la crisis no la están pagando?

--Ciertamente, los ciudadanos estamos haciendo y padecemos unos efectos muy perniciosos de la crisis, cuando no somos responsables directos de esta crisis y sí pagamos decisiones que se adoptan. Me duele y me molesta, pero como gestor digo que debemos ser capaces de fortalecer las administraciones públicas. Están muy enfermas y tenemos que sanarlas. Eso estamos haciendo. En estos años, España ha acumulado una deuda de 300.000 millones (60 veces el presupuesto de Aragón) y Aragón, 2.500 en tres años. Precisamente, para no depender de la banca, tenemos que arreglar esta situación y ajustar el déficit. A partir del 2014, con estos esfuerzos, ya no dependeremos de ella y las administraciones podrán prestar servicios mucho mejor.

--Insisto en que muchos tienen el argumento contrario, que la austeridad no ayuda a salir de la crisis.

--Y puedo estar de acuerdo. Pero si en la época de bonanza no se gestiona bien y no se ahorra, en crisis no se puede hacer otra cosa distinta a la que estamos haciendo. Si una empresa se endeuda en gasto corriente tiene que recurrir al crédito. Igual que una administración. Y cuando esta no puede asumir la deuda viva que tiene, ya nadie le presta. Es un círculo peligrosísimo y está pasando en toda Europa.

--¿Cómo pueden decir que hay un compromiso en políticas de empleo y bajar departamentos como Economía y Empleo un 20% aunque su consejero diga que en realidad solo baja un 2%? Hay presupuestados 500 millones para fomentar el crecimiento de empleo. ¿Suficiente?

--El impacto en la reducción de ingresos finalistas que vienen del Estado le afectan a Economía y Empleo de 44 millones. Eso no es culpa del Gobierno de Aragón, es que no puede contar con ello. Hemos contrarrestado eso con un plan especial de 484 millones. Hay una serie de líneas para emprendedores, autoempleo... E intentaremos estimular la creación de empleo.

--¿Y se podrá?

--Las políticas de empleo son competencia del Gobierno de la nación. Tenemos poco margen, pero vamos a contribuir para crearlo y mitigar la gran tragedia que es el paro.

--¿Habrá recortes adicionales en el 2013, fuera del presupuesto, como ha sucedido este año?

--Si hubo recortes adicionales fue consecuencia única y exclusivamente de una mala previsión del último gobierno socialista. Presupuestó mal y les dijo a las comunidades que ingresarían una cantidad que luego fue bastante menor. Así que rápidamente tuvimos que, una vez advertidos por el Gobierno de Rajoy, hacer ajustes.

--Dicen que el actual Gobierno de España también ha presupuestado de forma optimista

--Vamos a entender que ha presupuestado bien. Yo así lo creo. Si fue capaz de prever que el otro estaba mal realizado, pienso que ahora ha sabido hacerlo adecuadamente.

--¿Cómo puede explicar a un aragonés que bajan todos los departamentos pero dotan de 20 millones extra a las comarcas para competencias que no tiene?

--Es muy fácil. Se incrementa para territorializar determinados gastos sociales que se atribuían a algunas consejerías. Ayudas para comedor, para libros de texto, prestaciones sociales diversas... Se trata de extender esas necesidades a la comarca descargando en parte a departamentos como Sanidad, Servicios Sociales o Educación.

--Que pueden hacerlo y para eso están

--Creo que es una buena idea.

--¿Ha tenido una negociación muy dura con el PAR?

--No. Ha sido negociación, no imposición. Ha habido intercambios de opiniones y ha sido fácil entendernos. Son dos partidos diferentes pero el encuentro ha sido rápido.

--¿Son realistas las previsiones en ingresos? Apenas descienden respecto a este año.

--Casi el 86% de nuestros ingresos proceden del sistema de financiación autonómica y de ingresos finalistas. Solo el resto son ingresos propios. Entiendo que lo hemos calculado bien.

--¿Incluyendo los ingresos por el IVA, cuando parece que va a seguir cayendo el consumo?

--Sí. Hay correcciones y hay partidas que suben. Otras bajan. Perdemos 57 millones de financiación autonómica, pero los recuperamos por otro lado.

--Y presupuestan impuestos que dicen que no aplicarán, como el céntimo sanitario.

--Está presupuestado únicamente por si tenemos que atender necesidades financieras siempre que sean para cubrir gasto social. Pero no lo vamos a imponer ni irá en la Ley de Medidas Fiscales. Solo está por si hiciera falta. Si no estuviese en el presupuesto y lo incorporásemos con posterioridad y se sobrepasara el techo de gasto financiero, solo podría emplearse lo recaudado en pagar amortización de deuda y no a políticas sociales. Y eso ni nos lo planteamos.

--Con lo cual, es bastante probable que lo apliquen.

--En absoluto. Es solo una medida preventiva.

--Alguna tasa o impuesto nuevo.

--No. La ley de Medidas Fiscales será similar a la de este año.

--Es su primer presupuesto. ¿Preveía que el diseño sería tan duro?

--Me ha resultado dificilísimo diseñarlo. Pero por la sencilla razón de que la escasez es dificilísimo repartirla. Si hubiera podido, habría repartido la abundancia. Pero no está, y por lo tanto no se puede hacer demagogia con esto ni acusar de recortes. Se gestiona lo que se tiene.

--Prevé conflictividad entre los funcionarios?

--No tiene por qué haberla. Defiendo a capa y espada a los funcionarios y estaré siempre con ellos. Repudio la campaña que hay contra el funcionario, que parece que tiene que pedir perdón por serlo. Ni mucho menos. Se arremete contra ellos de forma injustísima.

  
BUSCAR EN NJ: