Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Octubre  
16
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

OpiniónLa guerra del fútbol
José Carlos Royo (NJ (Mar 01, 2007) Opinión
Si de algo quiere presumir el deporte español es de la gran calidad de su fútbol. Que no de aficionados o directivos. Si siempre se ha visto una afición más violenta en hooligans o en tiffosi, ya estamos cerca de ser como ellos. Lo de Sevilla fue escandaloso y avergonzante. Más que un partido, una guerra.

Comenzó la batalla con calma, y parecía que se verían pocos envites, pero nunca se sabe donde puede estallar el combate. Los frentes animosos ya por las palabras de sus comandantes se elevaban en vítores y gritos, el ansia de sangre se veía en el aire.

Y si los ejércitos peleaban con honor en el campo de batalla, las levas ciudadanas gritaban por un poco de sangre. Varios envilecidos personajes mostraban sus armas, y molestaban a sus heroicos luchadores lanzando infames objetos dañinos para el noble espectáculo. Hasta que uno logro su objetivó, el general enemigo caía.

Si alguien cree que esto es una exageración, tiene razón, lo es. Pero al ritmo que vamos, cuando vaya al fútbol tendré que llevarme una armadura. Y los campos tendrán que estar rodeados por cúpulas de cristal, y aun así no estoy seguro si los jugadores y entrenadores estarían seguros.

Si todo esto se olía era por que los presidentes ya estaban dándose guerra antes, y con todo mi pesar, tengo que decir que no sólo estos presidentes lo hacen; es una actitud muy de nuestro fútbol darse caña.

Pero cada día aumenta el número de agresiones, en la grada, de la grada a los jugadores, a los entrenadores, a los autocares de los equipos, en Zaragoza el del Barça no salió como entró. Esto ya no es solo pasión, es barbarie, ansia de sangre. Ganar o matar al enemigo, no es un deporte, lo están convirtiendo en una guerra.

  
BUSCAR EN NJ: