Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Junio  
15
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalLos retos del PRI: sanidad universal y subida del IVA
Redacción (NJ) (Jul 04, 2012) Internacional
Peña Nieto ha prometido sanidad universal a los mexicanos. Un proyecto que implica duplicar el IVA y retirar el subsidio a la gasolina.

El relevo en la presidencia en el mayor país de habla hispana del planeta traerá aparejados cambios económicos. Tras doce años, dos mandatos íntegros, del conservador PAN, el PRI, de tendencia socialdemócrata, vuelve a la presidencia. El ya presidente electo, Enrique Peña Nieto, apuesta por una línea continuista con sus antecesores. “Tenemos que impulsar una economía de libre mercado pero con sentido social”, afirmó poco después de conocer los resultados electorales.

Esta economía de libre mercado es la que ha colocado a México a la cabeza de Hispanoamérica en cuanto a estabilidad financiera y ha permitido crecimientos del PIB que, en algún trimestre han superado el 7%. México ha demostrado un desempeño económico envidiable en la última década y ha conseguido sortear con éxito la crisis financiera internacional, que sólo se hizo notar durante el año 2009 tras las turbulencias bursátiles que siguieron a la quiebra de Lehman Brothers.

El candidato del PRI trae como promesa estrella de campaña implantar un seguro social con ámbito universal. El principal obstáculo es el inmenso coste que supondría. Según cálculos que han llevado a cabo en diversas universidades llevar a toda la población mexicana un seguro de este tipo costaría unos 900.000 millones de pesos o, lo que es lo mismo, 67.000 millones de dólares.

Aunque la economía nacional esté creciendo a un 4,6%, el proyecto supera con mucho la capacidad financiera de la República. A Peña Nieto no le va a quedar otra opción que subir impuestos, y eso, en México, significa subir el IVA. Para Fausto Hernández Trillo, director de la división de economía del Centro de Investigación y Docencia “la única manera de financiar la propuesta de seguridad social –que incluye salud, pensión de dos salarios mínimos y seguro de desempleo– sería con el IVA”.

El impuesto al valor agregado es actualmente en México del 16%, con un tipo reducido del 11% para una cesta de productos seleccionados. Los requerimientos financieros del proyecto de Peña Nieto implicarían doblar ese tipo y ponerlo en el 33%, lo que convertiría a México en uno de los países con el IVA más alto de todo el mundo.

El gasolinazo

El impuesto sobre la renta no conseguiría que afluyesen tantos fondos a las arcas públicas ya que, en México, la economía informal tiene gran importancia y es imposible de fiscalizar. Para Hernández Trillo la solución pasa, aparte de la subida del IVA, por eliminar los subsidios a la gasolina que actualmente cuesta al gobierno unos 170.000 millones de pesos.

La gasolina en México, país productor de petróleo, es más barata que en Estados Unidos y, naturalmente, que en la Unión Europea. El litro de gasolina cuesta entre 9 y 10 pesos, unos 50 céntimos de euro. Este precio no es tan barato si se toma en cuenta el salario promedio de los mexicanos, que en 2011 fue de 1.800 pesos mensuales (107 euros). Así las cosas, el temido “gasolinazo” puede ser un factor de desgaste para el presidente recién elegido, que tendrá que escoger entre sus promesas de campaña y tranquilidad social.

  
BUSCAR EN NJ: