Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Julio  
16
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalLa crisis convierte a la familia en el principal refugio de los españoles
Redacción (NJ) (Mar 15, 2012) Nacional
Los más de cuatro años de crisis que arrastra la economía española han llevado el desempleo a cotas históricas –casi 5,3 millones de parados– y han generado gran incertidumbre entre los que tienen un puesto de trabajo pero temen perderlo. Ante tan difícil panorama, y bien por necesidad o por miedo, los españoles han optado por apretarse el cinturón.

La crisis presenta su cara más amarga en las personas que han perdido su trabajo o el grueso de jóvenes en búsqueda de su primer empleo. Un drama que se convierte en un asunto familiar. Nada menos que cuatro de cada diez hogares en España cuentan con al menos un miembro en paro. Si bien uno de cada tres todavía puede soportar la situación económica, el 63% de los que aseguran que cuentan con un familiar sin trabajo está en una situación crítica o muy crítica. Circunstancia todavía más acuciante para los menores de 45 años (48%) respecto a los que superan esta edad (33%).

Con una coyuntura tan difícil, la familia se convierte en un sustento importante. El 44% de los entrevistados asegura que recibe ayuda de sus familias para paliar los efectos de la crisis. Este panorama se potencia cuando la situación económica es más delicada y nuevamente los más jóvenes son más sensibles a esta necesidad de ayuda.

Los consultados por la encuesta aseguran que miran con lupa el gasto de los recibos de luz, agua, teléfono o gas. Gastos inevitables que, sin duda, se pueden reducir. Siete de cada diez españoles ajustan sus recibos al máximo, proporción que alcanza a tres de cada cuatro consultados cuando su situación es más crítica. Cada familia sabe dónde recortar y lo hace en el gasto más directo o controlable.

En segundo orden de relevancia, el 62% de los entrevistados confiesa que han prescindido de los viajes y otras actividades de ocio de las que solían disfrutar en tiempos mejores. A pesar de las dificultades, el sector turístico sigue siendo fructífero, hay algo más de un tercio de la población (35%) que no renuncia a salir con cierta frecuencia. Se trata de los que cuentan con una mejor situación económica, al menos suficientemente equilibrada. Vuelven a ser los menores de 45 años los que no tienen más remedio que olvidarse de este tipo de desahogo en el tiempo libre.

La costumbre de acudir a un bar o un restaurante resulta común en España. Sin embargo, se trata de gastos que también son controlables y prescindibles.

El 57% asiste con menos frecuencia a estos establecimientos. Desde hace décadas se ha ido mejorando la situación económica de padres a hijos. Los que hoy cuentan con menos edad parece claro que ya no van a mejorar el nivel de vida de sus progenitores; sus mayores cada vez podrán dejarles menos bienes y ellos tendrán más dificultades en adquirirlos. El siguiente cambio generacional va a suponer una vuelta atrás a un nivel de vida que, hasta ahora y desde hace tiempo, ha ido incrementándose poco a poco pero ya se hace inevitable la pérdida.

Otro efecto inevitable de la crisis es tirar de ahorros. Claro que para esto hay que tenerlos y no es tan frecuente que sea así. No obstante, casi la mitad de la población (48%) se ve en la necesidad de gastar sus reservas, el colchón construido hasta ahora. Una proporción similar (casi la mitad de los consultados) renuncia a usar el coche a diario para utilizar el transporte público. En este caso no es determinante la edad, afecta a todos.

Es relevante que la conciencia de crisis se manifiesta en efectos claros y definidos: los españoles toman medidas por su propia iniciativa sin que ningún organismo marque ningún baremo u objetivo a seguir.

  
BUSCAR EN NJ: