Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Abril  
24
  Miércoles  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

OpiniónSi su objetivo es proteger a los trabajadores, así no lo van a conseguir.
Redacción (NJ) (Mar 12, 2012) Opinión
CCOO y UGT han convocado de nuevo a los aragoneses a una manifestación por las calles de las capitales de provincia de la Comunidad Autónoma. Lo han hecho, dicen, para hacer ver al Gobierno de España que la ciudadanía no quiere la nueva reforma laboral.

Sus secretarios generales, Julián Buey (CCOO) y Julián Lóriz (UGT), han llamado a los que se congregaban a que participen en la huelga general que tendrá lugar el próximo 29 de marzo. Han lanzado sus proclamas en contra de los cambios realizados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en materia laboral y le han “acusado” de favorecer a los empresarios en detrimento de los trabajadores.

¿Acaso no son los empresarios los que crean puestos de trabajo? Ambos sindicatos han enarbolado la bandera de los derechos laborales, mientras tanto uno como otro han realizado sus propios expedientes de regulación de empleo.

Además, la multitud de personas que acuden a estas protestas no son precisamente en su mayoría seguidores de las centrales sindicales, sino parados y paradas que no encuentran respuesta, ya que hace falta mucho más que esta reforma laboral para comenzar a crear empleo en España, aunque sea un primer paso.

Los sindicatos no despiertan las simpatías que lograban antes. Sus continuas contradicciones al apoyar unas reformas laborales sí y otras no dependen de quien esté en Moncloa, lo que ha llevado a muchos a renegar de ellos.

El 29 de marzo quieren paralizar la economía del país, ha manifestado el secretario general de UGT Aragón, Julián Lóriz. Esto hará que la imagen de España vuelva a ponerse en cuestión en el ámbito internacional y la confianza en la economía del país decaiga, lo que aumentará las pérdidas de las empresas, que aguantan día a día estoicamente para no tener que despedir trabajadores.

Si su objetivo es proteger a los trabajadores, así no lo van a conseguir.

Editorial Aragón Digital.

  
BUSCAR EN NJ: