Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Abril  
14
  Domingo  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónJuntos para toda la eternidad
Redacción (NJ) (Feb 20, 2012) Aragón
Isabel de Segura y Diego de Marcilla yacerán juntos para siempre, para ser los Amantes de Teruel. En el funeral por la muerte del joven, Isabel se acerca para darle el beso que en vida le negó, y allí, junto a su amado ella también muere. Este domingo concluyen Las Bodas y Teruel dejará el siglo XIII para regresar a la época actual.

Isabel de Segura y Diego de Marcilla han muerto de amor por un beso que ella le negó. Ahora yacen juntos para siempre, y así nace la leyenda de los Amantes de Teruel, la más bella y trágica historia de amor. Esta escena, junto con la oda a los Amantes que tiene lugar en la plaza de la Marquesa, es el punto y final de la recreación de Las Bodas de Isabel, una reconstrucción medieval que ha trasladado la capital turolense hasta el siglo XIII.

En esta décimosexta edición, el entierro de Diego ha sido mucho más emotivo y expresivo al introducir en la representación el Correr les Armes, donde los caballeros y guerreros han arrastrado sus espadas y lanzas, e incluso, han rotos sus escudos en señal de dolor por la muerte del joven.

El sonido sordo de los tambores y las trompetas y las armas de los caballeros arrastrándose por el suelo eran el anuncio de que la comitiva fúnebre llegaba a la Catedral de Teruel donde tendría lugar el funeral de Diego de Marcilla, muerto de amor porque Isabel de Segura, ya casada, le negó un beso. A ese mismo lugar ha llegado Isabel de Segura, desesperada, con lágrimas en los ojos y suplicando poder ver el cuerpo inerte de su joven amado. Y allí, ante la mirada de las dos familias, los Segura y los Marcilla, ella le ha dado el beso que negó, y se desploma ya sin vida, sobre el cadáver de Diego.

El señor de Albarracín, Pedro de Azagra, esposo de la joven Isabel, pide que ambos jóvenes yazcan juntos para toda la eternidad unidos, “para poder vivir en la muerte el amor que sentían en vida sentían, porque así lo ha querido Dios”. Y es Pedro de Azagra el que une las manos de los dos jóvenes amantes.

Esta escena donde ambos jóvenes mueren es una de las más emotivas y la que más público congrega. Tanto turolenses como visitantes, se han ido acercando hasta la plaza de la Catedral hora y media antes del inicio de la representación. Muchos de los turistas comentaban que era la primera vez que venían, pero que merecía “la pena repetir”.

La oda a los Amantes y la invitación a todos los presentes en la plaza de la Marquesa a que se besen, concluyen Las Bodas de Isabel de Segura 2012 que han convertido las calles de Teruel en una auténtica villa del siglo XIII por las que han paseado miles de turolenses y visitantes.

  
BUSCAR EN NJ: