Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Mayo  
21
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

ZaragozaEscasa ocupación del recinto Expo empresarial
Redacción (NJ) (Oct 23, 2011) Zaragoza
La crisis ha frenado la inversión privada, las oficinas se han abierto al alquiler y mientras, las obras de los edificios continúan, a la espera de que se trasladen algunas de las dependencias administrativas. La recuperación avanza, pero la ocupación es lenta. Tres años después, solo un 25% del parque empresarial ha cobrado vida.

El escenario que presenta el recinto Expo, con más de 170.000 metros cuadrados, es muy diferente al que se había pensado hace tres años. El proceso de recuperación del espacio avanza, pero lo cierto es que la ocupación está siendo, cuanto menos, perezosa. Tan solo un cuarto del parque empresarial de Ranillas ha cobrado vida desde que se clausuró la muestra internacional. Los años de bonanza que precedieron a la Expo hicieron pensar que, tras la celebración del evento internacional, que cambiaría la cara de Ranillas y la ciudad en general, se podría recuperar con facilidad el recinto para convertirlo en un gran parque empresarial.

Sin embargo, ni el Estado, ni el Gobierno de Aragón ni el Ayuntamiento de Zaragoza tuvieron en cuenta un factor fundamental que condicionaría después cualquier proyecto. La crisis frenó las altas expectativas de inversión privada en el espacio Expo. La puerta se abrió, entonces, al alquiler de oficinas, y su recuperación depende ahora también del traslado de las dependencias de la Administración, una posibilidad que toma más cuerpo tras el anuncio de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, de trasladar sedes administrativas al recinto de Ranillas para reducir los siete millones del Gobierno gasta en alquileres. La Comunidad quiere realizar este traslado en unos meses, cuando las obras estén finalizadas y los distintos edificios puedan ser ocupados.

Han sobrevivido inquilinos, como el Acuario, y se han instalado ya otros nuevos, la Oficina Municipal del Agua o el nuevo restaurante Impass, que ha introducido el servicio comercial y de restauración en la zona. La asignatura pendiente siguen siendo los edificios emblemáticos como la Torre del Agua o el Pabellón Puente, entre otros, a la espera de decidir sus contenidos y empezar a caminar.

El recinto empresarial Dinamiza, con alrededor de 78.000 metros cuadrados, cuenta con espacios públicos que se abrieron en enero de este año. Consta de nueve edificios. Se están comercializando dos y de ellos se ha ocupado cerca del 25%. Unos en régimen de alquiler y otros en régimen de alquiler con opción a compra: Aquagest, el Grupo Raga, Ideconsa, Sacyr, Idia y Ferrovial. Pero además, hay otras oficinas que ya se han vendido. Eso sí, todavía no están ocupadas. ¿Sus futuros inquilinos? La Dirección General de Tráfico, Tesorería General de la Seguridad Social, el Grupo Jorge, Banco Popular y Radio Televisión Española.

Sorprendentemente, lo que no ha frenado la situación económica es el avance de las obras en los distintos edificios, que en estos momentos emplean de forma directa e indirecta a alrededor de 300 personas.

Esta primera parte del Zentro Expo da paso a una segunda, que es la de la Ciudad de la Justicia, que llevará hasta el entorno a unas 9.000 personas vinculadas a la actividad judicial, según las previsiones. Se instalará en el edificio en el que ocuparon durante la Expo las Comunidades Autónomas. Los trabajos avanzan a buen ritmo, según los plazos previstos y se espera que terminen a finales del año 2012. Será entonces cuando los Juzgados de Zaragoza cambien de ubicación y se instalen en un espacio de 52.000 metros cuadrados, en dos edificios de cuatro plantas.

La tercera pata de todo el recinto Expo la constituye Fluvia, cuyas obras comenzarán en breve. Ocupa los edificios Ebro 2 y Ebro 3 y es un centro de ocio y de servicios que ocupará más de 24.000 metros cuadrados. Se trata de un espacio que reunirá salas de cine, un gimnasio, tiendas y más de 15 restaurantes que estarán en marcha a finales de 2012.

Los edificios Ebro 4 y Ebro 5 no se comercializan por el momento, ya que permanecen en reserva, por si acaso surgieran necesidades en un futuro.

Hay que dar un empujón a los edificios emblemáticos que no cuentan con un proyecto claro y definido. Con esta premisa, se constituyó en junio la Asociación Legado Expo de Zaragoza, que nació “porque había cuestiones que no terminaban de arrancar y queríamos reclamar que no se abandonasen”, explica Miguel Ipas, portavoz de la organización.

Ipas es consciente de que la ocupación “es más lenta de lo que se había previsto inicialmente, aunque avanza poco a poco”. Es por eso que la Asociación pretende dinamizar y recuperar la zona, para lo que han iniciado visitas guiadas para los asociados y han puesto en marcha un centro de información para dar constancia a los zaragozanos y visitantes de lo que se puede ver en el entorno de la Expo.

“Mucha gente tiene otra idea de la zona y de hecho, algunos dicen que es una de las zonas más visitadas por turistas”, reconoce. Por eso han creado un espacio en el que centralizar la información, que se ubica en el Acuario, y en el que se explica cómo está la situación actual. El objetivo no es otro que consolidar un centro de visitantes del entorno Expo.

El Pabellón de Aragón podría tener relación con la Ciudad de la Justicia. Pero en esa zona hay cuatro edificios más, representativos de lo que fue la Expo 2008. El primero de ellos, el Pabellón de España, cuyas instalaciones albergarán el Instituto de Cambio Climático.

El segundo, el Pabellón Puente, que se convertirá en un museo de nuevas tecnologías. Es propiedad de la sociedad Expo Zaragoza Empresarial pero se ha cedido a Ibercaja para que lo gestione durante los próximos 20 años, asumiendo su mantenimiento. Así, las obras de sus contenidos podrían comenzar en los primeros meses de 2012.

De la Torre del Agua se hará cargo Caja Inmaculada, que sigue desarrollando su proyecto de contenidos, relacionado con un museo de la Ciencia. Lo mismo que en el caso anterior, es la sociedad la que es propietaria del edificio.

Mientras, la actividad del Palacio de Congresos, gestionado por Feria de Zaragoza, sigue siendo progresiva. Este edificio, de 22.000 metros cuadrados, es símbolo de modernidad y ha contribuido a consolidar la celebración de congresos en la capital aragonesa.

Se han grabado más de 50 spots publicitarios en el entorno de Zentro Expo y continúan firmándose acuerdos relevantes con productoras incluso a nivel internacional.

El edificio del Acuario se inauguró después de que por él pasaran cerca de 2,2 millones de visitantes durante la Expo. El espacio abrió “rodeado de obras, en un recinto sin terminar”, recuerda su director comercial, Arturo Almuzara. “Nos hemos sentido solos, eso es evidente, aunque muy apoyados por el colectivo de informadores turísticos”, reconoce Almuzara, que no pierde la esperanza de que el recinto se convierta, con el apoyo de las Administraciones y de aquí a un tiempo, en uno de los centros de Zaragoza.

El verano ha supuesto para el Acuario una caída de visitantes y ha sido un 20% menor que las cifras del año pasado. Así, en 2010 se llegó a los 65.000 visitantes y para 2011 tienen una previsión de 75.000 visitantes.

Según Almuzara, el "territorio" Expo debería ser una oferta de actividades. El cierre del telecabina, por ejemplo, ha supuesto que vinieran a la zona mil personas menos que el año pasado", confiesa.

Desde el Acuario han ido apostando por las acciones comerciales para fomentar la llegada de visitantes. Acuerdos y convenios con grupos escolares y otros colectivos para que el acceso sea más barato. “También hemos hecho promociones con puntos de venta, pero eso no quita para que el visitante pueda ir cayendo”, ha matizado. Si algo está claro para Almuzara es que “la revitalización del entorno es necesaria” y que es necesario que se "mejoren los accesos".

Además del Acuario, en septiembre abrió sus puertas el primer bar de la Expo. Un local de 250 metros cuadrados con posibilidades de futuro. También se comparte espacio con la Oficina Municipal del Agua, que atiende las peticiones de información de los ciudadanos en relación al servicio de abastecimiento de agua.

Una oferta que se complementa con el aparcamiento subterráneo de la Expo, que cuenta con alrededor de 1.200 plazas, y está operativo desde hace más de tres meses. Hay plazas fijas y de rotación y la contratista que lo gestiona depende de Disminuidos Físicos de Aragón (DFA).

La ocupación de este espacio todavía es simbólica, salvo que se celebre en la zona un evento muy concreto.

  
BUSCAR EN NJ: