Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Enero  
30
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónZapatero incumple el compromiso de pagar la deuda a Aragón
Redacción (NJ) (Jan 22, 2007) Aragón
Dos reuniones oficiales con muchos compromisos anunciados, pero tras nueve meses, el Ejecutivo aragonés sólo se ha encontrado incumplimientos y desaires del Gobierno central. Lo que reclama Aragón es el pago de más de 400 millones de euros, en cumplimiento del Estatuto de Aragón. El último incumplimiento, al vicepresidente aragonés. José Ángel Biel recibió del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, la promesa de impulsar "antes de 2007" una comisión mixta Gobierno central-DGA para solventar el problema de la deuda. 15 días después de finalizar el plazo nadie sabe nada.

El motivo de la petición de la suma, es que el Estatuto señala que el Gobierno central tendrá que compensar todos los gastos extra que tenga que afrontar la Comunidad Autónoma en el cumplimiento de las leyes estatales. También deberá compensar las arcas de Aragón si promueve una reforma fiscal que reduzca sus ingresos.

El Ejecutivo central ha incurrido en los dos casos y, por ello, estableció en su momento conversaciones con la DGA para solventar el conflicto. El problema, es que el Ministerio de Economía ha trasladado al Gobierno de Aragón que no tiene intención de pagar esa deuda, aunque sí de buscar alguna fórmula para no soliviantar más de lo debido a Aragón.

En su momento llamaron a esa fórmula "compensaciones", que tampoco llegaron. Según fuentes autonómicas, el problema se quedó atascado en la Secretaría de Estado de Hacienda, que está en manos del zaragozano Carlos Ocaña.

En la DGA se consideró un triunfo que el Ministerio de Economía y Hacienda designase a este político aragonés con contactos en el Departamento de Economía de la DGA como interlocutor.

Se ha llegado al punto en el que no hay vuelta atrás, se está solicitando que suba a nivel ministerial la negociación ya que Ocaña sólo ha generado obstáculos que no acaban de entender en áreas de la DGA.

El estancamiento del proceso hizo al Ejecutivo PSOE-PAR plantearse una nueva fórmula, si no había avances entre el consejero de Economía y el secretario de Estado de Hacienda, mejor acudir a un nivel más alto.

Ahí entró el vicepresidente de Aragón, José Ángel Biel, quien se reunió con José Luis Rodríguez Zapatero a mitad de noviembre del pasado año. Tras el encuentro, reconoció el "fracaso de los contactos técnicos" y anunció un impulso político a la negociación.

Ahora, semanas después ni en el Ministerio de Economía ni en el de Administraciones Públicas, tienen mandato de crear el órgano prometido por el presidente del Gobierno.

En la DGA señalan que tampoco pueden hacer más, una vez que el asunto ya está en los tribunales y que la vía aragonesa no ha dado el resultado.

Esta situación es increíble si se comparan con el trato que han recibido otras Comunidades, ya sea Andalucía, con una deuda mucho mayor reconocida y asumida oficialmente por el Gobierno central, o Cataluña.

El mismo interlocutor estatal que no ha favorecido un acuerdo para Aragón ha sido pieza clave para que sí lo tuviese Cataluña ante los últimos Presupuestos Generales del Estado.

El origen de la reclamación de esta deuda está en el momento en el que el PP controlaba el Gobierno central y estaba en el nivel más alto de confrontación con el Ejecutivo aragonés PSOE-PAR.

Fue entonces cuando la DGA impulsó la reclamación. El PSOE la llenó de argumentos jurídicos, mientras el PP no la apoyó. Sin embargo, en 2004 el mapa político cambió y, también, el nivel de rechazo del PP, que se sumó a la reclamación, y de apoyo del PSOE, que dejó de insistir.

Las principales iniciativas para exigir el pago del dinero reclamado se han llevado a las Cortes Generales, en concreto al Senado. El representante del PAR, José María Mur, promovió una votación para obligar al Gobierno a negociar, que fue apoyada por todos los partidos y obligó al presidente Zapatero a pronunciarse.

  
BUSCAR EN NJ: