Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
6
  Lunes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalMerkel sufre nueva derrota electoral en Berlín
Redacción (NJ) (Sep 19, 2011) Internacional
El partido socialdemócrata (28,6%, SPD) mantiene por tercera elección la alcaldía de Berlín, pese a acusar el desgaste y sostenido por su icónico alcalde más que por sus éxitos. Podrían gobernar con los Verdes (17,5%) o formar gobierno con la Unión Democristiana (23,3%, CDU), lo que afectaría probablemente un cambio en la coalición federal de la canciller Angela Merkel.

Los votantes han jubilado a la coalición de SPD-Izquierda después de 8 años en que la capital ha logrado estar más de moda fuera que dentro: donde no ha conseguido remontar el mayor desempleo y es la capital de la asistencia social y la pobreza infantil, con uno de cada cinco vecinos viviendo de la ayuda del estado.

La Izquierda, el vagamente reformado partido de los ex comunistas del Este, es la cuarta fuerza con un 11%, perdiendo 1,8 puntos; la quinta la constituye la irrupción con fuerza del partido de los Piratas, con un 9%; y fuera queda el FDP liberal, que ha visto hundirse su creciente populismo euroescéptico hasta un 2% de sufragios y se prometen un largo purgatorio, según su secretario general Christian Lindner.

Angela Merkel encaja pues su sexto patinazo del llamado "super año electoral", a un año de la reelección en 2012, pues aunque la CDU ha mejorado sus resultados en dos puntos (los mismos que pierde el SPD) los observadores vienen prediciendo la "nacionalización" creciente del significado electoral de los "länder" federados alemanes. A parte de una victoria en Sajonia-Anhalt, la CDU ha perdido las potentes Hamburgo y Baden-Württemberg, y no ha podido remontar en Schleswig-Holstein.

Pero especialmente las elecciones en la capital, constituían una prueba para la peleada coalición conservadora-liberal de Merkel en la federación. El FDP de Philip Rössler y el ministro de Exteriores Westerwelle se ha inclinado por un nuevo populismo nacional, aprovechando la crisis del euro y los avales a las economías endeudadas, que amenaza con acabar no sólo con la coalición sino con la propia tradición europeísta y solidaria alemana.

El fracaso es más doloroso por cuanto la hoja de balance del SPD en la capital, después de diez años, no es honerosa: La capital alemana ha despegado finalmente: el índice inmobiliario así lo confirma el economista y ex presidente de Sajonia Georg Milbradt y lo refleja la avalancha de aterrrizados. Y, sin embargo, sus profesores y alumnos se manifiestan tras de que, la educación en Berlín, haya quedado en la última posición de la federación, por más que invierte más en sus colegios que Baviera y Baden-Württemberg, las dos primeras de la clase.

Aunque de moda en el mundo, para los expertos la recuperada capital alemana apenas oculta que es una metrópoli disfuncional. Y eso le ha reprochado la canciller a su famoso Wowereit. El socialdemócrata presumía en su cartel de "entender Berlín"; pero del responsable de la capital de la emergente Alemania "se espera no sólo que entienda sino que haga algo por sus muchos problemas".

Los Verdes, por su parte, llevan un año imparable, en lo que ha operado el tradicional miedo nuclear alemán y el desastre atómico en Fukushima. Su veterana candidata Renate Künast ha hecho numerosos errores, como su persistencia en un tráfico a 30 por hora en una capital sin problemas de coches; pero su 17,5% viene avalado por su captura del primer gobierno regional, en Stuttgart, y su entrada final en todos los parlamentos regionales, acercándose finalmente a su sueño de ser un partido popular y no de grupo.

Programáticamente unen más puntos al SPD con la CDU y ambas fuerzas se consideran mutuamente interlocutores serios. Un 60% de la CDU berlinesa está dispuesta a una coalición con Wowereit, algo que desea sólo un 16% del SPD berlinés, demostrando en la capital un mayor izquierdismo que en otros lugares.

La opción preferida del SPD, no obstante, y a falta de un tacticismo en plano federal si se rompe la coalición de Merkel con los liberales, serían los Verdes que han subido casi 5 puntos hasta un 18%. Pero los Verdes han puesto condiciones y se oponen a dos grandes proyectos económicos, el cierre de la autopista de circunvalación y la ampliación del aeropuerto. Sin embargo, para los politólogos todo apunta hacia que Wowereit querría, a la CDU, más para extorsionar a los Verdes a fin de que entren en coalición, a un tapándose la nariz con la autopista y el aeropuerto.

  
BUSCAR EN NJ: