Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Diciembre  
9
  Jueves  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalMiles de sirios piden la caída del régimen de Asad
Redacción (NJ) (Apr 23, 2011) Internacional
Las fuerzas de seguridad sirias han disparado gases lacrimógenos para dispersar a los miles de manifestantes que se habían congregado en el distrito de Midan, en el centro de Damasco, para pedir democracia, según informaron testigos.

Asimismo, miles de personas han tomado las calles de Deraa, en el sur (principal escenario de las movilizaciones), para expresar su deseo de "derrocar el régimen" de Bashar al Assad, según fuentes presenciales.

"Las fuerzas de seguridad han disparado gases lacrimógenos desde un paso elevado en Midan", declaró un testigo a Reuters. "Hay alrededor de 2.000 manifestantes y ahora se han reagrupado", añadió. "El pueblo quiere derrocar al régimen", cantaban los manifestantes. Midan se encuentra en el exterior del recinto amurallado de la vieja Damasco.

Los activistas sirios se están manifestando de forma coordinada en distintos puntos del país para reclamar la democracia y la ilegalización del partido único, el Baaz. Las movilizaciones han seguido adelante un día después de que Al Assad firmara el decreto por el que se anula el estado de emergencia, que estaba en vigor desde 1963 y cuyo levantamiento era una de las principales demandas de las protestas.

En su primera declaración conjunta desde que comenzaron las protestas, hace cinco semanas, los Comités Locales de Coordinación --que representan a todas la provincias-- han pedido "libertad y dignidad", dos objetivos que "no pueden alcanzarse sino mediante un cambio pacífico democrático".

Asimismo, han reclamado la liberación de "todos los presos de conciencia", el desmantelamiento de los cuerpos de seguridad y su sustitución por un aparato que "actúe de acuerdo con la ley".

Con la manifestación del viernes, la población pretende averiguar las verdaderas intenciones del presidente, Bashar al Asad, después de que derogara la Ley de Emergencia, vigente en el país desde que el partido de Gobierno, Baath, llegara al poder, hace 48 años.

"Estamos decididos a hacer una protesta pacífica. Nos alegramos de que haya terminado el estado de emergencia, pero no ha sido levantado, ha sido derrocado. Con la ayuda de Dios, nos embarcaremos hacia la libertad", reza uno de los comentarios publicados en una página controlada por opositores en Facebook.

El pasado 18 de marzo comenzaron las protestas en la ciudad de Deraa (sur), aunque a lo largo de estas semanas se han ido extendiendo por todo el país, hasta situar su epicentro en Homs. Al igual que en Túnez y Egipto, los manifestantes demandan una apertura democrática que incluye la caída del régimen.

Hasta el momento, unas 220 personas han muerto a causa de la represión de las protestas. Solo en la última semana han fallecido 21 en Homs a manos de las fuerzas de seguridad, según cifras de las organizaciones humanitarias presentes en Siria.

  
BUSCAR EN NJ: