Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Mayo  
21
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

ZaragozaEl nuevo estadio aplaza su licitación hasta después de elecciones
Agencia EFE (Feb 18, 2011) Zaragoza
La incertidumbre sobre la posible venta del Real Zaragoza y la llegada de las elecciones obligan a retrasar la licitación y adjudicación de las obras del nuevo estadio como pronto hasta después de elecciones. El Plan de Viabilidad concluye que en un "escenario optimista" crearía 1.500 empleos y generaría doce millones de euros anuales.

La crisis, una falta de financiación manifiesta, las inminentes elecciones y la posible venta del Real Zaragoza son las claves para que las obras del futuro estadio de fútbol, proyectado en la huerta de Miraflores, vuelvan a retrasarse como pronto hasta que decida el nuevo gobierno municipal que surja a partir del 22 de mayo.

En rueda de prensa, durante la presentación de las “conclusiones” del Plan de Viabilidad, el consejero municipal de Deportes, Manuel Blasco, ha apuntado que “lo oportuno” en estos momentos, después de estudiarse a fondo y consultar con otros grupos, “es ir avanzando ahora en un modelo de financiación” y esperar a que la licitación se produzca después de las elecciones “como una medida de prudencia tanto a nivel del Real Zaragoza como a nivel político”.

El Estudio de Viabilidad plantea tres posibles modelos de financiación de la construcción del estadio: un contrato de concesión de obras públicas, un contrato de colaboración público-privada, y el derecho de superficie con posterior contrato de arrendamiento.

Según Blasco, lo más “inminente” en lo que hay que trabajar ahora es “analizar y estudiar detalladamente” las tres opciones. En este sentido, no se descarta una reunión en las próximas semanas para que Ayuntamiento y Gobierno de Aragón decidan “con agilidad” cuál es el modelo escogido para financiar el nuevo estadio de fútbol de Zaragoza.

El consejero de Deportes ha manifestado que su preferencia apunta a la colaboración público-privada porque “es un modelo que abre unos cauces de negociación con todas las empresas y sería beneficioso tanto para la ciudad como la DGA para negociar, porque amplía mucho su capacidad al contrario que con otras fórmulas más cerradas”.

Preguntado sobre si su gestión sobre la construcción del nuevo campo podría considerarse un fracaso, Blasco ha respondido que si la situación se enmarcara en el año 2006 “sí que lo hubiera sido, pero en 2011 no”.

Manuel Blasco ha defendido su gestión explicando que se han dado pasos importantes, se ha buscado una ubicación consensuada, se ha realizado un proyecto mucho mejor que el que había y ahora existe un estudio de viabilidad. “En 2007 se hubiera vendido hasta el sombrero del picador pero en estos tiempos de crisis hay que ser prudentes. No es un fracaso porque lo que hemos hecho se ha hecho bien y hemos llegado hasta donde nos han permitido llegar”, ha subrayado.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha defendido la fórmula de colaboración público-privada que plantea el estudio de viabilidad porque “garantiza la competencia, la transparencia y la eficiencia económica” del proyecto. En declaraciones a los medios de comunicación antes de su visita al centro cívico del barrio Oliver, el primer edil ha explicado que una subcomisión creada al efecto por representantes del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento será quien “tenga que tomar la primera decisión” para que después lo apruebe uno y otro gobierno.

Entre las conclusiones que destaca el Plan de Viabilidad, elaborado por la firma Augeo, el nuevo estadio de fútbol de Zaragoza generará entre 1.000 y 1.500 puestos de trabajo y unos beneficios medios de explotación de cinco millones de euros al año, que podrían llegar hasta los 12 millones en un escenario económico más “optimista” que el actual.

El Estudio de Viabilidad analiza numerosos aspectos de la puesta en marcha del nuevo campo de fútbol en el barrio de San José, como los posibles modelos de financiación del proyecto, la situación actual del mercado, el impacto económico del equipamiento y sus posibilidades, la generación de empleo y de beneficios de explotación... Además, investiga y detalla la experiencia de otras ciudades españolas y europeas que han puesto en marcha, a través de diferentes modelos, un estadio de fútbol en los últimos años.

Así, entre sus conclusiones generales, el estudio resalta que en los últimos diez años se han construido -o están en proceso de construcción- más de cien grandes estadios en Europa, el “importante valor como nuevo icono de la ciudad y de imagen” que supondría el nuevo campo para la ciudad, la “dinamización económica” que aportaría al entorno urbano, o el acceso que tendría Zaragoza a eventos de primer nivel y gran impacto económico gracias al nuevo estadio (por ejemplo, la organización de una final de la “Champions League” de fútbol tendría un impacto directo en la ciudad de alrededor de treinta millones de euros).

El documento también reconoce que las circunstancias actuales del mercado dificultan la implicación de un socio privado que asuma la construcción del estadio, y realiza un análisis de los beneficios de explotación del nuevo campo en tres escenarios económicos distintos (pesimista, neutro y optimista), en los que incluye aspectos como los abonos, entradas, palcos y butacas VIP, bares, zonas comerciales, “naming rights” (la incorporación de una firma o empresa al nombre del Estadio), publicidad y sponsors, celebración de eventos y aparcamientos.

La portavoz municipal del Partido Popular, Dolores Serrat, ha rebautizado el Plan de Viabilidad presentado por el equipo de gobierno como “Plan de Inviabilidad” y como “cuento de la lechera” que constata el “fracaso” político del alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, relacionado con la construcción del nuevo estadio.

El portavoz municipal de Chunta Aragonesista, Juan Martín, considera que el estudio para determinar la financiación del nuevo campo de fútbol demuestra su "inviabilidad económica". En este sentido, ha achacado la responsabilidad al equipo de gobierno y a quienes lo han sustentado, PP e IU, que, a su juicio, deberían retirar su apoyo al proyecto.

El grupo municipal de Izquierda Unida se opondrá a que la construcción del futuro campo de San José se haga con dinero público de cualquiera de las Administraciones. Su portavoz, José Manuel Alonso, ha apuntado que la aportación municipal no debe superar en ningún caso lo que significa la cesión del suelo y ha puesto como ejemplo el nuevo campo de Bilbao.

Dado que es el Ayuntamiento de Zaragoza el que lidera el proyecto del campo de fútbol, si su importe computa como deuda, lo hará en la del Consistorio. Así lo ha asegurado el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Aragón, Alberto Larraz, que, no obstante, está pendiente de recibir el plan de viabilidad.

  
BUSCAR EN NJ: