Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Septiembre  
24
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónDescienden los impactos sobre el Ebro por el aumento de la depuración
Agencia EFE (Jun 20, 2010) Aragón
Los impactos y presiones sobre la cuenca del Ebro se han reducido gracias al aumento de la depuración, un mayor control en las autorizaciones de vertidos y la recuperación medioambiental de los ríos, aunque existe una importante presencia de contaminación difusa.

Así lo indica la Confederación Hidrográfica del Ebro en su último informe sobre la repercusión de la actividad humana en el estado de las aguas, con datos compilados en 2008.

El estudio, denominado "Actualización del análisis de presiones en la demarcación del Ebro y propuesta de medidas para las masas en riesgo", es el tercero realizado por la CHE para cumplir con los objetivos de la Directiva Marco del Agua y tener una imagen del estado general de la Cuenca.

Según informó ayer la CHE, a pesar de que el estudio muestra una tendencia positiva para la Cuenca, existen algunas presiones que afectan a varias masas de agua y para las que se incluyen posibles medidas preventivas y correctoras.

La principal es la presencia de contaminación difusa en puntos de concentración agraria y también la escasez de caudales en algunos tramos.

El estudio establece un orden de impacto de las masas de agua en el que figuran las que presentan mayores incumplimientos de las directivas de calidad y vertidos y, por tanto, las más susceptibles de no alcanzar el buen estado en 2015.

La mayoría aúnan problemas de vertidos puntuales urbanos e industriales y de contaminación difusa y la CHE plantea como solución, respectivamente, la necesidad de conexión a estaciones depuradoras (muchas de ellas ya en construcción o a punto de entrar en servicio) y la modernización de regadíos y aplicación de códigos de buenas prácticas agrícolas.

Algunos de los puntos que se destacan son el río Val, desde su nacimiento hasta su entrada al embalse, por la presencia de vertidos urbanos; el río Huerva, desde Mezalocha hasta su desembocadura, por vertidos urbanos y contaminación difusa; y el río Zadorra, desde el Zayas hasta Nanclares, por la presión de vertidos urbanos e industriales que se esperan reducir con la mejora de la EDAR de Crispijana.

También el río Isuela, desde el puente de Nueno y los azudes de La Hoya, hasta el río Flumen, por la contaminación difusa y los vertidos puntuales urbanos, y la Clamor Amarga desde su nacimiento hasta la desembocadura en el Cinca, por los mismos motivos.

Estas son las masas con mayores presiones, aunque la CHE destaca que en algunos casos esta situación podría variar en el siguiente informe, sobre todo en lo que se refiere a contaminación puntual urbana e industrial, gracias a la ampliación de las estaciones depuradoras.

El estudio incluye un inventario de las presiones que existen en la Cuenca, entre ellas los vertidos (se han registrado un total de 2.754 autorizaciones de vertido, de ellas 1.783 de urbanos (65%) y 960 industriales (35%), y de éstos, 89 industrias están sometidas a autorización ambiental integrada) y vertederos (se han registrado 125).

En cuanto a las fuentes difusas, se han analizado todos los usos del suelo en la Cuenca, desde el agrícola al minero y ganadero, incluyendo las cabezas de ganado en todo el territorio, y el censo de gasolineras, donde se destaca que 38 están a menos de un kilómetro de una masa de agua.

También se han tenido en cuenta las extracciones (se han contabilizado 3.089 concesiones de aguas superficiales), las regulaciones por incorporación, que incluye las de caudales de desvíos hidroeléctricos (un total de 378 centrales) y por trasvases (en la Cuenca del Ebro no se produce incorporación de caudales por trasvases, pero sí hay extracciones para otras cuencas).

El informe recoge también las alteraciones morfológicas significativas: 259 presas (infraestructuras de más de 10 metros de altura), 2.350 azudes en toda la cuenca, 168 canalizaciones, 30 coberturas y 1.022 protecciones en el río.

Finalmente, la CHE destaca en su análisis la presencia de especies alóctonas, con 53 masas en la Cuenca con presencia de mejillón cebra.

  
BUSCAR EN NJ: