Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Junio  
18
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

ReportajesEl caldo de cultivo de las vocaciones sacerdotales en EE.UU.
Aceprensa (May 06, 2010) Reportajes
Un informe sobre los candidatos a ser ordenados en Estados Unidos en 2010 muestra que las vocaciones surgen principalmente del ambiente vivido en la familia, en colegios católicos, en las parroquias y, en general, a través de estímulos en la comunidad católica.

El estudio The Class of 2010: Survey of Ordinands to the Priesthood, publicado por la Conferencia Episcopal y realizado por el Centro de Investigación Aplicada al Apostolado, de la Universidad Georgetown, se basa en las respuestas de 339 seminaristas que serán ordenados este año. Estos representan el 77% de los 440 potenciales ordenandos, según los datos facilitados por diócesis e institutos religiosos. De los 339 que respondieron a la encuesta, 291 pertenecían al clero secular y 48 a órdenes religiosas.

La edad media de los ordenandos es 33 años, y más de la mitad (56%) se encuentran entre los 25 y los 34 años.

La familia parece ser uno de los factores más decisivos. La mayoría de los ordenandos son católicos de nacimiento, aunque uno de cada 10 se hizo católico más tarde. Cuatro de cada cinco (83%) pertenecen a una familia cuyos dos padres son católicos. Pero las familias donde es más probable que surja una vocación religiosa son las familias numerosas: más de la mitad de los ordenandos (55%) tienen más de dos hermanos, y la cuarta parte (24%) tienen cinco o más. Uno de cada seis (16%) dicen que uno de sus padres o los dos son de carrera militar.

Antes de entrar en el seminario, tres de cada cinco (60%) terminaron sus estudios universitarios, y el 20% hicieron un postgrado. Uno de cada tres (34%) entró en el seminario mientras estaba en la Universidad.

El carácter católico de los centros de enseñanza que frecuentaron es también un factor importante. El 49% estudiaron en una escuela primaria católica, frente al 42% del conjunto de la población católica de EE.UU. También es más probable que hayan estudiado en una escuela secundaria católica y que hayan cursado sus estudios universitarios en un college católico (39%, comparado con un 7% entre los católicos en su conjunto).

Más de nueve de cada diez dicen haber tenido un trabajo a tiempo completo antes de entrar en el seminario, la mayoría en el campo educativo.

Por origen étnico, el 70% son blancos. Comparados con el conjunto de la población católica, los seminaristas de origen asiático (10%) están sobrerrepresentados, mientras que los latinos (13%) suponen una proporción inferior a la que les corresponde en el conjunto de los fieles católicos.

Un dato significativo es que casi un tercio (31%) de los ordenandos nacieron en el extranjero, sobre todo en México, Colombia, Filipinas, Polonia y Vietnam, es decir, países de mucha población católica. Como media, estos han vivido en EE.UU. durante 11 años. El informe recuerda que en los últimos diez años entre el 20% y el 30% de los ordenados cada año en las diócesis de EE.UU. son de origen extranjero.

Muchos de los ordenandos participaban activamente en la vida parroquial antes de ir al seminario. Más de la mitad pertenecía a algún grupo juvenil o de voluntariado, boy scout, pro vida... Entre la mitad y las tres cuartas partes han servido como acólitos, lectores, catequistas o en otras tareas parroquiales.

En cuanto a su vida de piedad antes de entrar en el seminario, dos de cada tres (67%) rezaban el rosario, y más de la mitad participaban en la adoración eucarística (65%), en retiros (58%), en grupos de oración o de estudio de la Biblia (53%).

Los 18 años es la edad en que la mayoría se plantearon por primera vez la vocación al sacerdocio. En ocho de cada diez casos se lo sugirió un sacerdote. Entre el 40% y el 50% dicen que les animaron algunos amigos, parroquianos o sus padres. Pero no todo fueron estímulos. La mitad fueron desanimados por algún amigo o familiar.

Así como los estímulos procedentes de una persona ayudan a plantearse la vocación, las campañas publicitarias (anuncios vocacionales en medios de comunicación) parecen ser muy poco determinantes. En cambio, dos de cada cinco participaron en algún fin de semana de “Come and See” (“Ven y verás”) antes de entrar en el seminario.

La Conferencia Episcopal lanzará una nueva web dedicada a la promoción de las vocaciones, a partir del 25 de abril. Contiene recursos para ayudar a hombres y mujeres a discernir su vocación.

  
BUSCAR EN NJ: