Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Junio  
15
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

NacionalEspaña se calienta a un ritmo superior a la media del hemisferio norte
Agencia EFE (Apr 13, 2010) Nacional
La Península Ibérica se calienta a un ritmo mayor que el resto del hemisferio norte, de tal forma que su tasa de calentamiento es un 50 por ciento superior a la media de esa zona del planeta y casi el triple de la media global.

Así lo aseguró ayer Ileana Bladé, de la Universidad de Barcelona, durante la presentación del Informe "Clima en España: pasado, presente y futuro", elaborado por la Red Temática CLIVAR-España, en un acto presidido por la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera.

El informe sintetiza y evalúa la información sobre los aspectos físicos del cambio climático reciente observado en la Península Ibérica e intenta mejorar la comprensión de los cambios climáticos que afectan y han afectado, para poder anticipar mejor los impactos de futuros cambios en el clima a distintas escalas temporales.

Se trata de un informe elaborado de "abajo a arriba" con el trabajo voluntario de científicos dispuestos a crear una base de datos que lo sustente, ha dicho Blas Valero, del Instituto Pirenaico de Ecología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Las proyecciones regionales en la Península Ibérica para finales del siglo XXI muestran un aumento de las temperaturas de hasta seis grados centígrados, un 50 por ciento menos de precipitaciones en promedio y una tendencia hacia condiciones más áridas en la mayor parte del territorio, según ha puesto de relieve Marcos García, de Puertos del Estado.

El estudio pone de relieve que en el periodo glacial, cuando nuestros antepasados pintaban en las Cuevas de Altamira, se produjeron "cambios abruptos" en la variabilidad, mientras que durante la deglaciación (entre 19.000-11.000 años antes del presente) la retirada de los glaciares fue anterior que en zonas alpinas.

También en el Holoceno (periodo que abarca los últimos 11.700 años) se ha producido una gran variabilidad climática, con importantes alteraciones del balance hídrico peninsular y grandes periodos de aridez.

En los últimos 3.000 años, la variabilidad hidrológica ha sido también "muy intensa" y se han producido cambios que "han tenido un gran impacto en las sociedades medievales y modernas", según Valero.

En el periodo instrumental (reciente), se observa que la temperatura en España ha aumentado "indudablemente", a un ritmo de 0,13 grados por década entre 1901 y 2005 y de casi 0,5 grados entre 1975 y 2005.

Si se considera todo el siglo XX, la subida de temperatura ha afectado a todas las estaciones por igual, pero en los últimos treinta años el calentamiento ha sido mucho más pronunciado en primavera y en verano.

La profesora Bladé ha señalado que aunque aumente la temperatura "seguiremos teniendo inviernos que puntualmente pueden ser muy fríos".

En cuanto a las precipitaciones, han disminuido de forma significativa en relación a las décadas de los 60 y 70, especialmente a finales de invierno.

La década que está a punto de concluir ha sido la más seca desde 1950, aunque la fuerte variabilidad y la falta de datos que se remonten a principios de siglo impiden afirmar que la precipitación haya descendido de forma generalizada a mínimos históricos.

El informe hace referencia también a los océanos y pone de relieve que en la costa atlántica el calentamiento de las aguas varía desde 0,15 y 0,30 grados centígrados por década entre 1985 y 2005, mientras que en la cuenca mediterránea se registra también un aumento de la temperatura y de la salinidad.

La secretaria de Estado ha calificado los datos de "estremecedores" en cuanto a las temperaturas y ha señalado que el informe confirma que hay que seguir profundizando en aspectos relacionados con las precipitaciones y los océanos.

Ribera ha destacado el interés del Gobierno por trabajar en un mejor conocimiento del clima y de los efectos que el cambio climático puede tener en nuestro país y ha explicado las próximas líneas estratégicas de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), cuyo presidente, Ricardo García, ha participado también en el acto.

Entre ellas, ha destacado la formulación de una política de datos más abierta, el fortalecimiento de la I+D que puede desarrollar la propia agencia y la profundización en las actividades ligadas a la generación de escenarios climáticos en España.

  
BUSCAR EN NJ: