Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Octubre  
16
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

OpiniónTras la reforma sanitaria, ¿ahora qué?
Redacción (NJ) (Mar 26, 2010) Opinión
El impulso de la reforma sanitaria había absorbido hasta tal punto las energías y el tiempo del presidente Obama, que tras su victoria legislativa del pasado domingo, sus asesores se encuentran estos días rediseñando la agenda presidencial con la vista puesta ya en las decisivas elecciones legislativas de noviembre.

Durante los próximos meses, Obama continuará dedicando tiempo a la reforma sanitaria, pues tiene previsto recorrer el país explicando su contenido, y desmintiendo algunas falsedades incluidas en los ataques republicanos. Por ejemplo, Obama ha viajado este jueves a Iowa, su estado talismán, para celebrar un mitin dedicado a esta finalidad.

Sin embargo, la sanidad ya no le requerirá una nueva inversión de capital político. De ahí que los asesores políticos de Obama estén debatiendo qué pasos debe seguir el presidente. Sus opciones son dos: aprovechar el empujón recibido gracias a su victoria en la sanidad, e intentar impulsar las otras grandes reformas que prometió durante su campaña electoral, como la inmigratoria o la energética; o bien buscar reformas menos controvertidas, como la del sistema educativo, dejando los proyectos más ambiciosos y controvertidos para el 2011.

Existen buenos argumentos para ambas opciones. Por un lado, incluso si las elecciones de noviembre van bien para los demócratas, lo más probable es que pierdan varios escaños, tanto en la Cámara de Representantes, como en el Senado. Por lo tanto, tendría sentido impulsar ahora alguna de sus promesas emblemáticas.

Además, teniendo en cuenta que las bases republicanas están agitadas, y en noviembre se movilizarán, sería lógico que los demócratas intentaran hacer lo propio con sus bases proporcionándoles motivos para acudir entusiasmados a las urnas. Quizás el ejemplo más claro es el de la reforma inmigratoria, ya que muchos líderes hispanos han amenazado con una alta abstención si no hay movimientos antes de las elecciones.

Pero, por otro lado, impulsar estas medidas ambiciosas expone a Obama a sufrir un fracaso que podría neutralizar el éxito obtenido con la reforma sanitaria. Para aprobar estas reformas ambiciosas, Obama necesitará el apoyo de la mayoría demócrata, y de algún republicano. El problema para el presidente es que varios demócratas centristas, cuyo votos son claves, consideran que ya han tomado un riesgo suficientemente grande apoyando la reforma sanitaria y, probablemente, no harían lo mismo con las otras reformas.

Mientras este debate se desarrolla a puerta cerrada, tanto la Casa Blanca como los líderes demócratas del Congreso han coincidido en el próximo paso a dar: tirar hacia delante la reforma de los mercados financieros, que pretende introducir los mayores cambios en el sector desde la Gran Depresión para evitar una nueva crisis como la actual.

"Cuando volvamos del receso [de Pascua], el asunto número uno para el Congreso será esta ley en el Senado", ha declarado Barney Frank, presidente del Comité de Finanzas de la Cámara Baja. Una propuesta de ley de reforma de los mercados fue ya aprobada por la Cámara de Representantes en diciembre, y se espera que el Senado haga lo propio tras el receso.

  
BUSCAR EN NJ: