Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Abril  
20
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

MúsicaDirectores de orquesta, los “divos” menos divulgados
Redacción (NJ) (Jan 25, 2010) Música
Los grandes maestros compaginan la altura del podio con la oscuridad del foso, aunque también les distinguen los privilegios de la burbuja en que se han instalado. Están sobrevalorados pecuniariamente porque no justifican sus tarifas en la taquilla y porque necesitan de los patrocinadores, pero les custodia y los preserva una suerte de tabú. Rara vez trasciende el salario que perciben o se conocen públicamente sus honorarios.

¿Por qué? Una razón consiste en el pudor que implica disociar el dinero del arte, aunque el hermetismo informativo más bien proviene del miedo a perder el estatus y del secreto institucional: la música clásica y la ópera forman parte de la cultura subvencionada.

Semejante evidencia tendría que redundar en la transparencia de las cuentas y en el pudor económico. No ocurre así. Los dinerales que perciben los maestros, los grandes solistas y las estrellas de la ópera se custodian como misterio. Un misterio embarazoso que se prolonga a pesar de la crisis y que beneficia la tesorería de las primerísimas batutas. Todas ellas tendrían que agradecerle a Herbert von Karajan haber sublimado la figura del director de orquesta. Nadie ha ocupado su sitio, pero sus colegas y epígonos se han aprovechado de la altura a la que el maestro austriaco situó el podio.

"Little Lorin" se han convertido en el "Big Maazel". Por razones artísticas y por cotización. Bien lo sabe la Generalitat Valenciana, de cuyas arcas provienen unos emolumentos descomunales. De otra manera, Lorin Maazel no habría aceptado ocupar una plaza marginal, por mucho que la orquesta de la ópera valenciana sea, de largo, la mejor de España. Su primer trienio le costó al Palau de las Arts 4,5 millones de euros. Asegura la gerente valenciana, Helga Schmidt, que ha renovado ahora en condiciones menos cuantiosas, pero Maazel lidera la clasificación de los directores mejor pagados del planeta. Rara vez dirige un concierto por debajo de los 50.000 euros y casi siempre merodea los 80.000.

Detrás de Maazel destaca el pelotón de los galácticos. Euro arriba euro abajo, Riccardo Muti, Zubin Mehta, Daniel Barenboim, Seiji Ozawa y Claudio Abbado no suben al podio por menos de 50.000. Sin olvidar que muchos de ellos ejercen el pluriempleo. Quiere decirse que compaginan la titularidad de una orquesta y de una ópera con las giras internacionales, las invitaciones y las grabaciones de discos. Sirva como prueba el ejemplo de James Levine. Es el titular del Met y de la Boston Symphony, así es que la suma de ambos cargos le suponen casi tres millones de euros. Que han de añadirse al caché ocasional por ópera y por concierto.

Frühbeck de Burgos y López Cobos lideran la clasificación española. El primero cobra un promedio de 20.000 euros, mientras que el segundo termina ahora un contrato suculento en el Teatro Real. No tanto por el sueldo anual de director -150.000 euros- como por los 18.000 que percibe cada vez que dirige una función en el foso.

  
BUSCAR EN NJ: