Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
30
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalBenedicto XVI: La Navidad no es un cuento para niños
Redacción (NJ) (Dec 21, 2009) Internacional
“Hoy, como en los tiempos de Jesús, la Navidad no es un cuento para niños, sino la respuesta de Dios al drama de la humanidad en búsqueda de la paz verdadera”.

Así lo afirmó ayer el Papa Benedicto XVI, al introducir el rezo de la oración mariana del Ángelus con los peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro.

Comentando las lecturas de este cuarto domingo de Adviento, y especialmente el pasaje del profeta Miqueas que trata sobre la venida del Mesías, el Papa explicó que la Navidad es “una profecía de paz para cada hombre”.

Esta profecía empeña a los cristianos “a meterse en las cerrazones, en los dramas, a menudo desconocidos y escondidos, y en los conflictos del contexto en el que vive, con los sentimientos de Jesús, para ser en todas partes instrumentos y mensajeros de paz”.

Los cristianos, añadio, deben “ser en todas partes instrumentos y mensajeros de paz, para llevar amor adonde hay odio, perdón donde hay ofensa, alegría donde hay tristeza y verdad donde hay error, según las bellas expresiones de una conocida oración franciscana”.

“Dios será la paz – añadió –. A nosotros nos toda abrir, desatrancar las puertas para acogerlo. Aprendamos de María y José: pongámonos con fe al servicio del designio de Dios. Aunque no lo comprendamos plenamente, confiémonos a su sabiduría y bondad. Busquemos ante todo el Reino de Dios, y la Providencia nos ayudará”.

Especialmente se refirió a la situación de Tierra Santa y de Belén, la ciudad natal de Jesucristo, “una ciudad-símbolo de la paz, el Tierra Santa y en el mundo entero”.

“Por desgracia en nuestros días, ésta no representa una paz lograda y estable, sino una paz fatigosamente buscada y esperada”.

Sin embargo, subrayó el Pontífice, “Dios no se resigna nunca a este estado de cosas, y por ello también este año, en Belén y en el mundo entero, se renovará en la Iglesia el misterio de la Navidad”.

  
BUSCAR EN NJ: