Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
30
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Internacional'Acuerdo de mínimos' en Copenhague con la oposición de cinco países
Redacción (NJ) (Dec 21, 2009) Internacional
La presidencia de la conferencia anunció que había "tomado nota del acuerdo de Copenhague del 18 de diciembre de 2009", que incluirá en su encabezamiento una lista de los países contrarios al texto.

La ONU recurrió a esta fórmula para hacer operativo el acuerdo, que fue duramente criticado como ilegítimo por países como Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia y Sudán.

Para que pudiera convertirse en un acuerdo de Naciones Unidas, debía ser adoptado por unanimidad por los 192 países presentes en la conferencia.

El texto estaba siendo negociado desde el jueves y fue cerrado el viernes por el presidente de EEUU, Barack Obama, en una reunión con varios jefes de Estado y finalmente con China, India y Sudáfrica bajo mediación de Brasil.

Se trata de un acuerdo de mínimos tras el fracaso de 12 días de negociaciones en Copenhague para lograr un texto ambicioso que suceda en 2012 al Protocolo de Kioto, el único tratado que obliga a 37 naciones industrializadas y la UE a recortar sus emisiones de dióxido de carbono.

El acuerdo, de carácter no vinculante, está muy lejos de las expectativas generadas en torno a la mayor reunión sobre cambio climático de la historia, y no fija objetivos de reducción de gases.

La Cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático de Copenhague ha dejado más incógnitas que respuestas para el próximo año, en México, sobre las medidas a tomar por los países ricos y en desarrollo para combatir el calentamiento global.

La ausencia de un tratado jurídicamente vinculante ha decepcionado a quienes han sido excluidos de las negociaciones, como el grupo G77 de los no alineados. Pero la frustración también ha sido generalizada entre las ONG presentes en Copenhague, al igual que amplios segmentos de la sociedad civil que ya tenían bajas expectativas puestas en esta cita.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, tuvo que admitir que el texto consensuado aquí no cumple con las esperanzas puestas en la conferencia y que hubiera preferido un pacto jurídicamente vinculante, pero que "un acuerdo es mejor que ningún acuerdo".

  
BUSCAR EN NJ: