Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
30
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalObama se enfrenta con Greenpeace
Redacción (NJ) (Dec 17, 2009) Internacional
Greenpeace está denunciando la estrategia de EEUU de hacer fracasar la cumbre de Copenhague. Según comunica el grupo ecologista en una nota de prensa, el país más rico del mundo y responsable de las mayores emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de la historia está provocando un serio retraso y una caída en espiral en las negociaciones de Naciones Unidas sobre el clima.

En la jornada del martes, EEUU retrasó el proceso de negociación durante más de 10 horas con su insistencia para introducir importantes cambios en el texto de actuaciones de cooperación a largo plazo, cuando ya se habían alcanzado algunos progresos, asegura Greenpeace.

Según Greenpeace, el núcleo del problema es la insistencia de EEUU hacia el resto de gobiernos para que el límite de emisiones no tome como referencia las indicaciones científicas. En la negociación del clima se manejan varias horquillas de reducción de gases y todas toman como base las indicaciones de los modelos de predicción del clima.

Según Greenpeace, lo que está haciendo EEUU es negarse a aceptar ese modo de pensar. Sencillamente apuesta por poner sobre la mesa un objetivo de reducción de emisiones y convertirlo en el resultado global de las negociaciones, pero sin ligarlo a la idea de que así se evitaría ésta o aquella frontera climática señalada por la ciencia.

Según los ecologistas, que tienen anclado su famoso buque Arctic Sunrise en el puerto de Copenhague, justo enfrente de donde se aloja la delegación española, EEUU también ha estado intentando en los últimos días endurecer los compromisos de los países en desarrollo mientras que sus propios objetivos, con los que tratan de salir del paso, son muy débiles.

Si Obama no pone nuevos objetivos de reducción de emisiones y nueva financiación a largo plazo sobre la mesa esta semana, será recordado como el líder que provocó el fracaso de Copenhague y que garantizó el caos climático.

  
BUSCAR EN NJ: