Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Noviembre  
29
  Martes  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Educación y FamiliaLa realización personal I
Miguel Ángel Albás (Oct 01, 2009) Educación y Familia
Hoy está de moda hablar de la realización personal. Pero, lo difícil es ponerse de acuerdo en lo que significa -en verdad- eso de realizarse como persona. Me temo, que a veces, no se quiera buscar la propia realización, sino más bien, una excusa para justificar: por qué uno deja de hacer algo o, por qué uno ha decidido hacer aquello, que afirma, le ayudará a realizarse.

Muchas palabras de moda tienen el extraño poder de ocultar las ideas en lugar de expresarlas. Al utilizarlas, uno tiene la impresión de decir la verdad, o por lo menos de no mentir, sin necesidad de definirse. Es posible que no haya verdadera comunicación, pero tampoco hay rechazo. Y esto es lo que, al parecer, importa: evitar a toda costa el rechazo, máxime cuando la comunicación se entiende, únicamente, como intercambio de subjetividades en clara expresión de “tolerancia”. (Tolerancia con las personas: eso es bueno, pero... a costa de ignorar la verdad, es muy malo para esas mismas personas, a las que -entonces- se manipula).

Cuando, por el contrario, uno quiere ser fiel a la verdad y, a la vez, respetuoso con la dignidad personal propia y ajena, necesita decir en qué sentido entiende una palabra o una expresión de moda, en el caso de que se decida a utilizarla. Sólo así, podremos estar seguros de haber ofrecido la información veraz y no una mentira que parece verdad. Lo dicho tiene aplicación a la expresión utilizada en el título de este artículo. Realizarse, ¿respecto a qué?

Hay una cierta preocupación por realizarse, manifestada en frases como las siguientes: “necesito encontrar un trabajo que me realice”, “como estudiante yo no puedo realizarme”, etc. Pero, ¿entienden la realización como: “la modificación perfectiva del ser humano, conforme a sus fines”? Es posible.

Pero, se ha sustituido la palabra “perfección” por “realización” y se ha añadido “auto” con lo que es el propio hombre quien se fija a sí mismo su propio proyecto de existencia; esto es, se “auto realiza”, se realiza a sí mismo”. Y así, no se tiene en cuenta, que el hombre tiene un fin, un proyecto de existencia, muchas veces -por desconocido- ajeno a su propia y puntual ocurrencia. De forma que si el objetivo que le “realiza” le resulta demasiado arduo y cansado, lo más fácil, es cambiar de opinión y buscar otra cosa más sencilla que le “auto realice”.

Rota la idea de finalidad, independientemente de que nos aparezca más o menos difícil su consecución, no se ve qué sentido puede tener el trabajo intelectual, (el estudio, por ejemplo), en cuanto que es una acción que cuesta un determinado esfuerzo. Nada tendrá sentido, por lo menos en cuanto es desagradable o fatigoso.

En algunos ambientes, en parte, sí. …La realización es obtener unos fines. Pero sigue siendo una realización encerrada en la persona”. Este encerrarse en sí mismo (o realizarse a través de la proyección en el otro) supondrá confundir, sin duda, yo y persona. Es decir, no entender bien qué es persona.

Empecemos por comparar realización y mejora personal. Realización y mejora personal vienen a ser expresiones sinónimas. Pero, realización o mejora ¿respecto a qué?

“Somos libres, o sea, no estamos hechos del todo; pero, somos, o sea, no todo está por hacer” (Millán Puelles). Esto quiere decir que partimos de un ser dado, cuya primera tarea de protagonismo consiste en la aceptación de sí mismo. Al haber recibido el ser, es de sentido común que se tratará de un ser finalizado. Hemos recibido, a la vez, el ser y el fin personal. Hemos sido creados como seres libres, es decir, capaces de acercarnos libremente a nuestro fin personal. Seres precarios, necesitados de todo tipo de ayuda, pero protagonistas en nuestro terminar de ser. Esto es, con todas las limitaciones propias del ser humano.

La realización personal es un proceso educativo referido a la persona singular que cada hombre es. La mejora puede referirse inmediatamente a las capacidades humanas, pero ha de referirse mediatamente a la persona. La realización es personal. Pero ¿qué se entiende por persona, en cada caso?

La famosa frase de Píndaro: “llega a ser tú mismo” ha sido interpretada de diversos modos, en diferentes épocas a causa de su ambigüedad. Del mismo modo, pueden resultar ambiguas expresiones del tipo: “realizar todo el valor de la persona” o “aprender a ser una persona”, que utilizan algunos autores para definir la educación. Es importante, en definitiva, saber qué es persona y, cómo puede la persona (ser de naturaleza racional) llegar a ser persona, aprender a serlo. Pero, de eso trataremos en el siguiente artículo.

  
BUSCAR EN NJ: