Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Septiembre  
18
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

Entrevistas“La profesión de informático tiene serios problemas sociales”
Héctor Mendal (Jul 11, 2009) Entrevistas
Iván García Subero, presidente de la Asociación de Informáticos de Zaragoza, analiza los problemas del sector y asegura que sus reivindicaciones como colectivo no son escuchadas por la clase política: “Tenemos derecho al ruego y a la pregunta, pero no a la solución ni a la respuesta, regular nuestra situación depende del Estado y parece ser que no están por la labor”, asegura.

¿Cuándo nace la Asociación de Informáticos de Zaragoza ?

La idea surgió a finales de 2007, aunque no fue legalmente constituida hasta Enero de 2008.

¿Por qué se deciden a crearla?

Tras nuestra larga experiencia como informáticos nos dimos cuenta de que habíamos reunido recursos y formación suficientes como para ofrecer un tipo de ocio basado en la informática que podía resultar muy enriquecedor y educativo para los jóvenes.

¿Con qué apoyos contaron desde el principio?

Cuando surgió la por entonces “alocada idea” de proponer el primer curso de diseño y programación de videojuegos llamamos la atención de algunos jóvenes, ya que se trataba de algo nunca visto antes. Difundimos la idea a través de internet y de nuestra web, hasta que un buen día nos llamaron del IES Andalán para realizar un taller de corta duración. Pocos días después volvieron a llamarnos del IES Pedro de Luna para otra actividad, de carácter anual, y sin apenas darnos cuenta en abril de 2008 ya estábamos realizando actividades en varios IES. Nuestra experiencia inicial se la debemos al Proyecto de Integración de Espacios Escolares (PIEE): siempre hemos contado con su apoyo y el de sus educadores y educadoras.

Imagino que el público objetivo de su asociación son los adolescentes...

El rango predominante de edades va desde los 12 a los 18 años, aunque durante este curso 2008-2009 hemos atraído a público más adulto. En la Universidad de Zaragoza, en Ibercaja Obra Social o en el Programa 12 Lunas del Ayuntamiento de Zaragoza hemos tenido público de hasta 30 años, y a través de alguna APA también hemos realizado cursos de introducción a la informática para adultos.

¿Qué actividades llevan a cabo a lo largo de todo el año?

La principal son los cursos y talleres de diseño y programación de videojuegos, pero con la colaboración de otros monitores también realizamos cursos de diseño gráfico y diseño web, y otros más sencillos de internet, correo electrónico y ofimática. También actividades puntuales relacionadas con Ubuntu Linux o la reparación del PC. Ofrecemos un poco de todo.

¿Cree que la informática está dentro del denominado ‘ocio saludable’?

Todo es saludable en su justa medida. Siempre me he considerado un gran amante de los videojuegos, aunque paso mucho más tiempo programándolos que jugándolos. Hay muchas formas de ofrecer ocio informático. El que ofrecemos nosotros sí resulta saludable.

Mucha gente cree que pasar demasiadas horas enfrente de un ordenador puede ser perjudicial para la sociabilidad de los jóvenes. Se les denomina incluso ‘freaks’, despectivamente. Defiéndanse...

Muchas veces bromeamos con ese término y no me parece despectivo en absoluto, aunque resulta un poco ambiguo ya que existen freaks de La Guerra de las Galaxias, de los manga, de los juegos de cartas... Son aficiones que respeto, aunque no las comparto. En el caso del “freak” de la informática al que te refieres, sí es cierto que el exceso de tiempo delante del PC, sobre todo cuando se hace un uso absorbente de él, puede ser perjudicial para la sociabilidad. Esto te lo confiesa alguien que estudia informática, que trabaja en la informática, que usa la informática como medio de ocio y que sustituyó hace tiempo la prensa, la radio y la televisión por sus análogos a través de internet. Pero eso no quita que también disfrute saliendo con amigos siempre que tengo ocasión y que pase muchos festivos y fines de semana totalmente desconectado.

En cuanto a nuestras actividades, uno de los puntos que más nos preocupó cuando comenzamos con todo esto fue la mala fama que ha tenido durante mucho tiempo la informática como medio de ocio perjudicial para la sociabilidad y con el cuál puede accederse a cierto contenido violento u ofensivo. Para fomentar la sociabilidad tenemos la costumbre de crear grupos de trabajo, de hecho el 3 de julio realizamos la primera experiencia colectiva en la que cooperaron 13 de nuestros alumnos, de distintos centros y edades, en un único grupo para diseñar y programar el mismo videojuego en el “Primer encuentro de Programadorxs de Videojuegos de Zaragoza”, dentro del programa 12 Lunas del Ayuntamiento. El público salió encantado, fue una de las experiencias más enriquecedoras que hemos realizado y ya estoy deseando que llegue el año próximo para repetir.

También cabe destacar que durante la realización de torneos en red local que solemos celebrar para final de curso, siempre hacemos uso de videojuegos que no presenten ningún tipo de violencia o contenido ofensivo. Generalmente usamos videojuegos del género estrategia que permitan la creación de equipos, los considero más apropiados y enriquecedores que los típicos juegos basados en “disparar a gente”. Y ya para terminar, otros puntos a favor de la sociabilidad de nuestros talleres son las presentaciones de proyectos que realizamos al finalizar una actividad donde todos aprenden del trabajo de sus compañeros y los foros de debate a los que fomentamos el acceso y en los cuales intercambiamos recursos, ideas y opiniones a través de internet, tanto nosotros como nuestros alumnos, especialmente en periodo vacacional.

Lo que sí es cierto es que, con el ritmo de vida que llevan muchos mortales, la informática facilita mucho la comunicación a través de las redes sociales. ¿Y a ustedes, en qué les facilita la vida la informática?

Me viene a la mente la rapidez con la que nos resulta posible encontrar información y lo sencillo que es compartirla, también lo agradable que resulta tener siempre a mano a tus contactos a través de la mensajería instantánea. Pero en segunda instancia me viene a la mente su versatilidad en el sentido de que hemos creado una asociación en la que trabajamos con toda la ilusión y el entusiasmo, que no es tan fácil de encontrar en el lugar de trabajo. Pudimos haber elegido la medicina o la economía, pero en ese tipo de ciencias o te haces investigador o difícilmente logras explotar tu creatividad. Principalmente por esa última razón es por la que creo que la informática nos ha hecho la vida más agradable, he tenido decenas de trabajos distintos desde que cumplí los 16 años, pero por primera vez confieso que realmente estoy haciendo lo que me gusta.

¿Los informáticos aragoneses tienen un buen nivel?

La profesión de informático, a pesar de lo que se piensa comúnmente, tiene serios problemas sociales que no están en vías de resolverse, al menos a corto plazo. La raíz del problema de la informática, especialmente en estudios superiores, reside en la ausencia de unas atribuciones y competencias de la profesión. Me explico: Un fontanero tiene un convenio laboral regulado al que atenerse, de ahí que vayan a una casa a apretar una tuerca y cobren más de 100 euros por la visita, es lo estipulado. En cambio un informático no puede cobrar eso por una instalación... Siempre habría uno más económico, y al final termina tratándose de eso, de ver quién es capaz de tirar más el precio. Luego está el tema de las atribuciones. Un ingeniero industrial puede firmar un proyecto, puede colegiarse y ejercer como tal. En cambio un titulado superior en informática directamente no tiene tal atribución, puedes hacer una ingeniería y tendrás unos conocimientos muy amplios y grandes capacidades profesionales, pero no te servirán para mejorar tu situación laboral. Hace no mucho leí un interesante reportaje que se titulaba “Ingenieros arrepentidos”. El problema de las competencias y atribuciones profesionales es algo que no ves hasta que intentas acercarte al mundo empresarial y te preguntas para qué ha servido tanta dedicación y esfuerzo. También está muy difundido este blog: http://noestudiesinformatica.blogspot.com, en el que se explica todo con una perspectiva algo catastrófica, pero de forma muy documentada.

¿Cómo se podría mejorar esta situación?

Haría falta conseguir unas atribuciones y competencias profesionales para la profesión de informático. Durante este año ha habido manifestaciones, escritos colectivos al Defensor del Pueblo , incluso se ha hablado de huelga. Pero ya sabemos cómo son estas cosas: tenemos derecho a manifestarnos y a quejarnos, tenemos derecho al ruego y a la pregunta, pero no a la solución ni a la respuesta, regular nuestra situación depende del Estado y parece ser que no están por la labor. También haría falta fomentar y mucho los conocimientos de informática en el ciudadano de a pie, algo que en parte es lo que pretendemos, ya que hay extendida una idea bastante errónea de la profesión de informático: Un titulado superior en informática no aprende a montar y configurar un ordenador, ni a manejar Windows, ni a crear documentos con Office, eso ya se da por supuesto. También otros conocimientos más avanzados como el diseño gráfico o el desarrollo de webs, con suerte, son asignaturas optativas que no tienen mayor importancia dentro de la titulación, son los mínimos por así decirlo para ser informático hoy en día.

Nos enseñan a diseñar software, a crear las aplicaciones que mucha gente utiliza a diario y permiten localizar un dato en milésimas de segundo, o resolver una gestión pulsando un par de teclas. ¿De dónde han salido dichas aplicaciones? Nosotros las creamos. Grandes equipos de programadores desarrollan proyectos de ingeniería del software que conllevan un esfuerzo similar a cualquier otro gran proyecto de ingeniería. Un videojuego toma dos años de trabajo intensivo para un equipo de unas 30 personas... De la misma forma también nos enseñan a diseñar hardware. Vemos cómo cada dos años se duplica la potencia, la velocidad, la capacidad de almacenamiento, la calidad gráfica en los ordenadores. Detrás hay mucho más esfuerzo y muchas más personas trabajando de lo que se podría imaginar en un principio.

Pero desgraciadamente la imagen social más extendida de un informático es simplemente la de alguien que trabaja sentado y navega por internet. Por esa razón no nos dedicamos a ofrecer cursos habituales de informática. Ya existen multitud de empresas dedicadas a la formación en ofimática, en Windows o en el manejo de internet. Y aunque también damos formación en ese sentido a algunos grupos sociales como pueden ser las Asociaciones de Padres de Alumnos, nos interesa más enseñar a los jóvenes en qué consiste la inteligencia artificial, cómo se crea un programa, cómo funciona por dentro un ordenador, cómo se aloja una página web en internet o cómo se puede trabajar con un sistema operativo libre, gratuito e inmune a virus como Ubuntu Linux.

¿Qué proyectos han realizado desde la Asociación de los que se sientan más orgullosos?

Tenemos un objetivo mucho más acercado a lo social que a lo técnico. Aunque en algunas ocasiones hemos colaborado con salas de informática de uso público para eliminar los virus y garantizar una seguridad y un mantenimiento óptimo, no nos dedicamos a desarrollar software que mejore la gestión administrativa del Ayuntamiento o implantamos hardware más rápido o más eficiente, de eso ya se ocupan otras empresas. Lo que más orgullosos nos hace sentir son los cientos de jóvenes que gracias a nuestras actividades han descubierto que es posible hacer un uso educativo de la informática, que existe un mundo mucho más allá de Minijuegos y Youtube, que les ha gustado este mundo y que siguen trabajando con entusiasmo en sus proyectos.

Realizan actividades como Noches de CiberOcio, dentro del programa ’12 Lunas’ del Ayuntamiento de Zaragoza. ¿Qué beneficios han sacado de esta iniciativa?

Es el primer año que realizamos la actividad Noches de CiberOcio y el éxito ha sido rotundo, muy por encima de la asistencia esperada. Hemos encontrado una excelente forma de agrupar a los alumnos más interesados de todos los centros de Zaragoza en los que trabajamos y reunirlos para que intercambien ideas, puedan exponer sus proyectos y pasar un buen rato en un ambiente sano, lejos del ocio nocturno que suele ofrecer la ciudad durante las noches de los fines de semana. Por otro lado nos ha abierto las puertas a otro tipo de público. Este año han asistido inmigrantes que tenían interés en aprender determinadas cosas relacionadas con la informática y han contado con nuestra ayuda, también hemos trabajado por primera vez con personas con discapacidades físicas que habían oído hablar de nuestras actividadess pero no habían tenido ocasión de asistir a ellas. En general público con el que no habríamos tomado contacto de otro modo, y es que la difusión que logra el Ayuntamiento de Zaragoza es mucha en comparación con lo que estamos acostumbrados. También me gustaría destacar que el éxito de asistencia ha requerido la contratación de monitores adicionales para cooperar en algunas tareas organizativas y de gestión del acto. Para ello hemos realizado nuestro primer contrato de colaboración a un joven que es ya veterano en nuestras actividades, ya que nos sigue con gran entusiasmo desde nuestro primer taller y mantenemos contacto habitual con él desde hace tiempo.

Por último, ¿cómo colaboran con el Consejo de la Juventud de Zaragoza y qué opinan de su labor?

Apenas llevamos un año como miembros observadores del Consejo de la Juventud de Zaragoza , y realmente espero que nuestra colaboración mutua se vea incrementada con el tiempo. Este año por falta de tiempo y de planificación no nos resultó posible asistir a la Feria del Asociacionismo, aunque de cara al año próximo lo tendremos todo mejor controlado y esperamos poder realizar alguna actividad interesante. Mantenemos contacto habitual a través de sus listas de correo, y además de informarnos de toda iniciativa de interés juvenil que sucede en la localidad también difundimos en sus listas de correo todas las actividades de entrada libre y gratuita que realizamos.

El Consejo de la Juventud de Zaragoza está realizando un excelente trabajo de impulso, promoción y asesoramiento a las iniciativas juveniles de la ciudad. Creo que las ideas y la labor de los jóvenes son algo fundamental para el desarrollo de cualquier ciudad. Si tenemos en cuenta que los jóvenes que van a acceder este año al instituto se jubilarán en el año 2060, para entonces es seguro que muchos de los que estamos aquí ahora mismo nos hayamos ido. Es en esos jóvenes donde va a recaer toda la responsabilidad que tenemos entre manos. Nadie sabe cómo va a ser ese 2060, pero los jóvenes son quienes van a construirlo, así que sus ideas y toda la labor que puedan hacer son importantes y el Consejo de la Juventud de Zaragoza confía en ellos y hace que puedan hacerse realidad.

  
BUSCAR EN NJ: