Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Febrero  
24
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

ReportajesJóvenes ahogados por la hipoteca
Héctor Mendal (Jun 13, 2009) Reportajes
En sólo tres años los jóvenes aragoneses han pasado de destinar un 52’6% de su sueldo para acceder a la compra de una vivienda al 79’1%, según datos del Observatorio Joven de Vivienda elaborado por los Consejos de la Juventud de España y de Aragón. La media en nuestra Comunidad para un hogar joven ha subido, en los últimos tres años, del 47’6% al 48’6% de sus ingresos.

“¿Cómo emanciparse si no se puede, ni siquiera, acceder a una vivienda digna? ¿Cómo hacerlo con menos de mil euros al mes? ¿Conseguiré una hipoteca con este sueldo?...” Son muchas las preguntas que se hacen los jóvenes que quieren acceder a su primera vivienda. Los efectos de la explosión de la burbuja inmobiliaria todavía no se dejan notar entre nuestra juventud. Así lo asegura el Observatorio de Vivienda Joven , elaborado por los Consejos de la Juventud de España y de Aragón , y que ha contado con la colaboración de la CAI y el Instituto Aragonés de la Juventud. Un estudio que refleja fielmente los datos referentes al esfuerzo financiero de los jóvenes aragoneses cuando se trata de adquirir una vivienda.

Según los datos pertenecientes al último cuatrimestre de 2008, un hogar joven formado por dos o más personas, el conjunto del mismo debe destinar de media en Aragón un 48,6 % del total de salarios que se perciban en dicha vivienda. Es decir, un 10,31 % más que hace un año. Si hablamos de una persona joven, la tasa de acceso media a una vivienda se sitúa en un 79,1%, un 2,10% más durante el año 2008. El esfuerzo financiero realizado por nuestros jóvenes durante 2007 se situaba, ‘únicamente’, en el 65’7%, cifra similar al 65’6% de 2006, pero ya muy superior al 52’6% de 2005. En definitiva, en sólo un trienio, el sueldo a destinar ha aumentado alrededor de un 50%.

Zaragoza, la peor parada

Si estas cifras se desgranan por provincias, Zaragoza sale la peor parada en este cuarto trimestre del 2008, pues el porcentaje de un hogar joven en su conjunto subiría hasta un 51,3 % y una persona joven dedicaría un 83,3 % de su salario en la compra de una vivienda. Por tramos de edades, un joven de entre 18 y 24 años tendría que dedicar el 100,0 % exacto de su sueldo solo para pagar la vivienda. Por provincias el precio medio de la vivienda libre en Aragón es de 101.690 euros en Teruel, 162.300 en Huesca, y 200.030 en Zaragoza.

Pese a que desde hace varios meses están bajando los precios de los pisos, la evolución negativa se acelera en el coste de acceso. En este sentido, el Consejo de la Juventud de Aragón considera que “sobrepasar el destinar un 30% de los ingresos ya sean de un hogar joven o de un joven individualmente, crea exclusión, en Aragón nos encontramos en una situación crítica, en la que el joven aragonés debe hipotecar no sólo su piso, sino su ocio, su tiempo libre, sus aportaciones solidarias... hasta extremos insospechados para poder emanciparse”. “El afortunado joven, aunque logre emanciparse, luego va a encontrar verdaderas dificultades para poder desarrollarse social y personalmente”, se asegura desde el Consejo.

Los ingresos mínimos, aquellos que deberían ingresarse para que no se tenga que destinar más del 30% de los ingresos, están en 3.213,51 euros mensuales netos, es decir, 38.562’10 euros al año. Una cantidad muy alejada de la realidad, ya que suponen un 62,17% más de lo que ingresa un hogar joven aragonés, y un 163,69% más de lo que ingresa mensualmente un joven en solitario. La capacidad adquisitiva neta anual de un joven aragonés asciende, únicamente, a 14.623’77 euros.

Asimismo, es muy importante analizar las cifras en comparación con las precedentes y en el contexto del periodo analizado, el cuarto trimestre del año 2008. Si bien el precio medio de la vivienda libre en Aragón ha descendido en un trimestre de tal manera que, en medio año, la disminución acumulada es ya cercana al 3,43%, esto no se ha traducido en una mejora de las condiciones para adquirir una vivienda libre debido al endurecimiento en la concesión de préstamos hipotecarios y la continua subida de los tipos de interés durante ese trimestre. Así, nunca en la historia reciente el coste de acceso al mercado de la vivienda en propiedad para la población joven en Aragón había alcanzado esas cotas tan elevadas.

“No es un problema de fácil solución”

Según reconoció a Noticias Jóvenes el presidente del Consejo de la Juventud de Aragón, Daniel Ezquerra , los problemas que tienen muchos jóvenes para acceder a una vivienda no tienen “fácil solución, puesto que estamos hablando de una situación muy complicada. No hemos dado con la fórmula mágica y no creemos que sea fácil conseguirla. Es cierto que la situación del mercado inmobiliario ha cambiado, pero también lo ha hecho la del empleo porque hay más precariedad y más temporalidad”, lamenta.

Es por esto que el Consejo de la Juventud de Aragón, a través de su Documento de Bases, propone una serie de actuaciones, como la “promoción de auténticos planes integrales de emancipación juvenil para menores de 35 años, elaborados desde los organismos autonómicos y estatales competentes en materia de juventud que tenga como objetivo adecuar los precios de la vivienda en compra y alquiler al salario medio que perciban los y las jóvenes y preste una atención especial a quienes tengan mayores dificultades para emanciparse”.

Para Ezquerra también sería necesario replantearse el concepto de mercado inmobiliario libre, puesto que hay que explotar más las vías de financiación y es necesario “mejorar los programas de viviendas de protección oficial, de vivienda pública, de alquiler y de compra. En este sentido nos parece muy acertado el modelo de alquiler con opción a compra a los cinco años, puesto que prácticamente se descuenta el precio de la entrada del piso y entonces sólo nos quedaríamos con la hipoteca, con lo cual el precio se quedaría muy parecido al de un alquiler”.

No obstante, el presidente del Consejo reconoce que esta situación “no sólo atañe a los jóvenes, puesto que estamos sufriendo una crisis global en materia de empleo. Es una situación financiera muy complicada. Es difícil conseguir hipotecas y, aunque parece que ahora es más sencillo por el descenso del valor de muchas viviendas, la realidad es que no lo es”. Y es que la presión hipotecaria está comenzando a ahogar muchas economías. Especialmente las de los más jóvenes.

  
BUSCAR EN NJ: