Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Mayo  
9
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

InternacionalBrown descarta dimitir a pesar del fracaso de su partido en las locales
Redacción (NJ) (Jun 06, 2009) Internacional
El primer ministro británico insiste en que él es "la persona idónea" con "el equipo adecuado" para servir al país y ayudarlo a superar la crisis económica y parlamentaria, a pesar del descalabro electoral de su partido en las elecciones locales, el resultado de su historia.

El Partido Conservador se perfila como ganador de las elecciones locales parciales de Inglaterra, mientras que el gobernante Partido Laborista quedaba relegado a la tercera posición, por detrás de los Liberal Demócratas, cuando se llevan escrutados una cuarta parte de los votos.

Según una proyección de la BBC, si los resultados registrados hasta ahora en los comicios celebrados el jueves se extrapolaran a unas elecciones generales, los "tories" obtendrían un 38 por ciento de los votos, frente al 23% de los laboristas y un 28% de los liberales.

Hasta ahora, los conservadores han ganado seis gobiernos locales, entre ellos el feudo laborista de Derbyshire, donde llevaban 28 años en el poder, mientras que los liberal demócratas se ha hecho con la municipalidad de Bristol.

Los "tories" también han conquistado Staffordshire y Lancashire, donde el Partido Laborista gobernaba desde los 80, hasta un total de 22 autoridades municipales que ahora están bajo su control.

Los liberal demócratas pierden un municipio y ganan otro, mientras que los laboristas pierden cuatro de los que estaban en liza y se quedan sin ninguno, de acuerdo con los últimos datos de la cadena pública.

La derrota laborista, cuyas dimensión aún está por determinar, no supone ninguna sorpresa.

El Partido Laborista del primer ministro, Gordon Brown, ha sido el más perjudicado por el escándalo del abuso de las dietas parlamentarias, además de por su gestión de la crisis económica.

Asediado desde dentro y fuera de su partido, Brown ha acometido una remodelación gubernamental para hacer frente al descalabro en las urnas y a la cadena de dimisiones que no cesan dentro de su Gabinete.

  
BUSCAR EN NJ: