Espacio disponible para su publicidadNoticias Jóvenes  

  Septiembre  
24
  Sábado  
   

Consejo de la Juventud de Zaragoza

MisMontes.com

AupaZaragoza.com

Iglesia en Zaragoza (Hoja Diocesana)

Espacio Disponible para su PUBLICIDAD 976 274426

  
Colonias de Verano Ánade en el Pirineo Aragonés para chicos y chicas de 7 a 17 años - ABIERTA LA INSCRIPCIÓN VERANO 2021

AragónVivir de campin, una opción al alza
Redacción (NJ) (Jun 02, 2009) Aragón
Con el precio de los pisos y alquileres por las nubes, residir en un campin puede convertirse en una buena opción, al menos de forma temporal. Uno de los grandes atractivos de estos recintos se encuentra en los bungalós. Trabajadores desplazados de otras zonas aprovechan que aquí no tienen que presentar avales, ni firmar un contrato, ni compromerse por un tiempo. Los que atraviesan una mala racha económica pueden capear la crisis.

Un buen ejemplo de esta tendencia son los bungalós del campin municipal Ciudad de Zaragoza. De los 70 alojamientos de este tipo de que dispone, la mitad se destinan a largas estancias que, eso sí, solo pueden prolongarse un máximo de once meses. "Desde que lanzamos la oferta después de las fiestas del Pilar han estado llenos, no hay lista de espera porque no apuntamos a nadie, pero a diario alguien nos pregunta por ellos", reconoce la directora del establecimiento, Leticia Funes.

En menos de 30 metros cuadrados, los bungalós ofrecen una o dos habitaciones, cocina-salón con todo detalle y baño. Completamente equipados, incluso vajillas. Lo único de que no disponen es de lavadora, pero sí de televisiones de plasma. En el modelo pequeño se permiten cuatro personas y en el grande hasta cinco.

Los precios resultan competitivos. Si se garantiza una estancia mínima de tres meses salen por 500 o 550 euros mensuales, y si no el precio se eleva a 600 o 650 euros. Nada que ver con los que rigen en los bungalós de cortas estancias. En el modelo más pequeña la noche cuesta 57,78 euros en temporada baja y 96,30 en alta. Frente a las mensualidades por anticipado que se suelen requerir cuando se alquila una vivienda, aquí basta con 100 euros de fianza.

Aquí han encontrado una solución a su problema Carlos (nombre ficticio) y su familia, que desde hace unos día ocupa uno de estos mini apartamentos junto a su mujer y sus dos hijos. "Todo se nos ha complicado y estamos en un compás de espera, en el que no sabemos si seguir en Zaragoza o, cuando los niños acaben las clases, volvernos al pueblo, donde tenemos una casa", explica.

Él sigue trabajando en un hotel por un sueldo de 1.300 euros, pero su esposa se quedó hace ocho meses en paro y ya se le ha agotado el subsidio. "Con un alquiler de 750 euros, que además teníamos que renovar, nos encontramos con que los ingresos se nos quedaban cortos, no podíamos hacer frente a los avales que nos pedían", se lamenta este padre de familia. "Por mucho que se diga los alquileres tampoco bajan tanto como dicen o como se esperaba por la crisis", continúa en tono de queja.

Aquí pagamos 550 euros y de momento no tenemos más gastos derivados de la vivienda, lo que supone un respiro", dice sin necesidad de tener que cuadrar números. Además, les ha coincidido con la llegada del calor y apetece aprovechar los espacios verdes y pistas al aire libre.

Esta alternativa también ha resultado perfecta para tres estudiantes francesas que comparten bungaló. Cada una paga 200 euros al mes. "Pensamos en alquilar un piso en la ciudad, pero nos pedían dos meses por adelantado y para el tiempo que vamos a estar no valía la pena complicarnos", comentan Elodie y Nadia. Cursan comercio internacional en el instituto Victor Hugo de Poitiers y van a estar dos meses haciendo una prospección comercial en Kiabi.

A últimas horas de la tarde llegan en coche la mayoría de los inquilinos de los bungalós. Muchos son trabajadores, como los que están en el desmontaje de la Expo. El ambiente irá a más en unas semanas. A ello contribuirá también la piscina, para la que se han vendido 80 abonos.

  
BUSCAR EN NJ: